SAVES THE DAY llega por primera vez a estas pampas el 13 de abril en el Roxy de Palermo. - SUAREZ presenta su formación 2019 el 16 de Marzo en el Xirgu. - REAL FRIENDS llega al pais el próximo martes 26 de febrero en Uniclub. - Los JORDAN estarán haciendo su show reunión el sábado 9 de marzo en Groove. - Otros que debutan en Buenos Aires son los TAKING BACK SUNDAY, que se presentarán en el Roxy el 16 de marzo. contacto
ASADO VIOLENTO
16/10/2004 - Marquee, Cap.Fed.

Por: Kike Bianchi - elunicok@hotmail.com

El día en que cierto recital de inmensas dimensiones hacia mescolanzas de los más agrios sabores, yo elegí otro camino. Algo radicalmente distinto. Asado Violento!
Así es, convocado por hobbits de la comarca de Bolson me encontré en vertiginoso viaje hacia la bizarra, divertida y excelsa mezcla de carnes que pone al asador esta súper banda.
Luego de aspirarme una línea de polvo de angel Sanchez me subí ya intrigado y con las pupilas dilatadas al Recis 03. Mi viaje hacia la cueva de mis singulares acompañantes resultó rápido y antes de decir “Scioli” estaba sentado ante mis bolsones amigos. Hora después, estábamos ya en camino para el Marquee.
Una vez en el recinto principal observamos durante un rato la muchedumbre. Esta era tan heterogénea que parecía una mezcla de yakuzas con rockeros de caricatura gauchesca. Las luces y la música se apagaron y nos comenzamos a sumergir en el extraño mundo de Asado Violento.

En la pantalla se proyectaron los anunciantes y sponsors de la banda. Directamente salidos de una mente retorcida como la que podrían esbozar Alfredo Casero y la gente de Todo x 2 Pesos, los clips de productos tan bizarros como un tender para hacer ejercicios abdominales, anunciaron que el show iba a tener un condimento extra: la comedia. Enfundados en disfraces varios se subieron al escenario para descargar sobre nosotros toda una artillería de estilos. Acosados por el fantasma del Quilmes rock le hicieron la gran canterville a la fecha del ya mencionado festival. O sea, lo desmitificaron, lo maltrataron y terminaron borrando, a puro oficio, la sombra de este formidable rival. Es que ni Charly Garcia faltó a la invitación. El nerviosismo los invadió ante la presencia de Say No More pero luego de una pequeña zapada por los excéntricos caminos de la mente del astro la banda volvió a lo suyo.
Fue tan variada la propuesta que no se extrañó ni un segundo al megaencuentro de bandas. Cubrieron estilos tan disímiles con bizarras fusiones como una zamba/heavy metal con letra de los Pimpinela, un intento de hit charanguístico por pedido telefónico de Santaolalla, y sin dejar afuera al rock stone con letra de Luke Skywalker. Versiones engripadas de Nirvana y hits playeros que saludan a cierto miembro de cierto miembro de la vicepresidencia de la nación hicieron del encuentro un disfrute absoluto.

La batuta estuvo a cargo de Rafael Walger, quien se encargo, aparte de mostrar su singular rango vocal, de desvariar hasta el hartazgo sosteniendo grandes espacios no musicales con sus irrefrenables dotes histriónicos y borroneando la línea entre la realidad bizarra y el espectáculo real. A su lado un pequeño jugador de metegol se encargaba del bajo con una destreza y un gusto musical que lo posicionaban como el primer jugador de mesa, listo para salir a la primera del Calcio. Sus pulgares dobles hicieron de este cronista el próximo acosador de aquel gran instrumentista. A los lados del escenario la mamá de Milhouse, Gaspar Venegas, guitarrista y tecladista esporádico a la altura de las circunstancias, derrochó rock, , folclore, tango, jazz y demás estilos tomando un vuelo propio. Se eleva este muchacho del Bolsón en vuelo estratosférico, muy lejos del barro de los guitarristas actuales argentinos. Las legiones de amantes de Pappo y sus estones normalmente mirarían a este extranjero como a un alien, una raza extinta, un guitarrista de verdad. Pues sí, asado violento por encima de su espectáculo de humor singular cuenta con instrumentistas de calidad poco vista en el rock actual. Músicos de verdad, artistas y no simples tocadores de instrumentos. La formación se completa con varios saxos en las nada improvisadas manos de Pablo Berenstein (lo que no quita su capacidad de improvisador), una guitarra bajo los dedos del estilo único y personal de Eduardo Walger, y un cocinero de cocción controlada por reloj, el baterista de cualidades cronométricas, Ramiro Naguil. Ninguno de estos tres músicos son sólo agregados. Sino que por suerte para esta selección de estrellas, que dejaría al real Madrid en ridículo como lo hacen los equipos que juegan en conjunto, son piezas irreemplazables en un esquema ya por demás singular.

La noche de la parrillada salvaje se extendió, tuvo una sobremesa, una bajo mesa y toda clase de entremeses que hicieron de “el espectáculo” de la banda un momento que hace olvidar cualquier pena. O sea nos lleva a un estado de transe como el que generalmente logran los artistas. Transe que por cierto nos deja con sabor de chimichurri celeste y nos pasea por la posibilidades de presenciar un verdadero acto artístico. Situación cada vez mas complicada ante la decadencia reinante en el ámbito musical.
Terminado el show, emprendimos viaje de retorno hacia nuestra comarca. Nos escondimos en nuestros agujeros hobbit y terminamos hablando de tertulias inesperadas, asados y desapariciones de imperios musicales con vista a la vuelta de la simple y querida música.
-Música? Qué es eso?-
-Nada, es solo una mezcolanza o rejunte de sonidos-
-Ahhhh, como un estofado o un asado tal vez?-
-Si, pero más fuerte, más...violento-

http://www.asado-violento.com.ar/