FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
CLINCH - FUCK FACE
21/11/2003 - Unión Ferroviaria, Victoria

Por: Pablo Crema Oldie (lector) - cremaoldie@hotmail.com

Si Victoria, (Zona Norte) pudiera hablar, muy probablemente nos diría que se llevó una gran sorpresa al ver, a eso de las 22 hs., a un enorme grupo de chicos esperando a las puertas del Salón de Unidad Ferroviaria para lo que prometía ser un show bastante interesante.
Al menos para los norteños, que no solemos tener el privilegio de tener a Clinch!, Fuck Face, Three Fingered Jack y todo el plantel de las 9 (si, nueve!!!!) bandas que integraban el evento tocando a menos de 1 tren y probablemente 2 o 3 bondis de distancia.

Las puertas se abrieron a eso de una hora y media más tarde de la hora anunciada, un punto en contra considerando que la extensa lista aseguraba al menos más de 4 horas de show, aunque favoreció a Títeres de Trapo (banda que arrancaba) porque contó con gran parte del público que se presentaría esa noche (alrededor de 250 personas). El Salón es, por decribirlo de una manera que no suene muy exagerada, E-NOR-MEEE!!, pero el escenario demasiado pequeño, casi que no le hacía justicia al lugar. Había un par de ferias y una sola barra, pero igualmente la mezcolanza de gentes de distintos lugares era la principal atracción de la antesala.

Me perdí las primeras bandas por quedarme en la puerta, pero era obvio que eran prólogos para el plato fuerte de la noche: Clinch! y Fuck Face. Clinch! sobre todo, es una banda de la que no había tenido el privilegio de ver en vivo y la verdad le tenía bastanes ganas, porque según comentarios y crónicas que había recibido, era realmente algo que valía la pena. Fuer impresionante. Se tomaron su tiempo asegurándose de lograr un buen sonido, pero cuando escuché por primera vez las dos guitarras, el bajo y la bata juntos dando arranque al primer tema comprendí a qué se referían las tantas buenas cosas que me habían llegado sobre ellos. Tengo que admitir que me sorprendieron. Tuvieron que enfrentar que la mitad (o más, quizás) de la gente ya se había marchado a sus casitas (sonaban las tres de la matina, más o menos, cuando empezaron a tocar), pero ni se sintió, porque realmente se llevaron la fecha por delante. (Sentí lástima por los que se lo perdieron). Mis oídos se quedaron alucinados, ahora pasemos a mis ojos: Se veían como cuatro locos con los pies muy bien puestos sobre el escenario, pero quizás el principal atractivo de la banda sea Neeko, el cantante, porque uno se pregunta al ver sus expresiones cómo hará para estirar los músculos faciales de tal manera. Fue todo un espectáculo, casí pensé que iban a llegar del Borda intentando recapturarlo. Qué lástima que tuvieron que eliminar dos temas de la lista, (El Campeón quedó afuera, lamentablemente) pero nos permitieron disfrutar de un cierre alucinante con el clásico cover "Una Estate Italiana". (Faltó compensación poguera, pero todos estábamos bailando a full)
Acto seguido entró Fuck Face, que iría a demostrar en mi opinión que el órden estaba mal hecho y no se merecían cerrar. No me malinterpreten, son una banda muy buena y se nota que tienen muchos ensayos y escenarios encima, pero les falta ese "algo" que me hacía querer saltar y gritar que tenía Clinch!, quizás sea un efecto personal, pero creo que el pogo es contagioso, y al ver a los que me rodeaban tan quietitos me di cuenta de que no era el único que así lo sentía. El show de Fuck Face se mantuvo en esta misma línea hasta el final, cuando todo el mundo se subió al escenario para dar un cierre que la verdad me levantó mucho el ánimo.
Y quiero ahora mencionar a un personaje muy simpático que vi subir y bajar del escenario para apoderarse del micrófono en varias ocasiones, fue muy divertido y creo que representaba lo que estábamos sintiendo todos.
Se notó mucho (quizás demasiado) la complicidad entre las dos bandas, lo que me hizo pensar que es muy lindo tener bandas hermanas, pero por el otro lado, también hay que abrirse a dejar entrar a todos los que surgen día a día, porque esa, creo yo, es la insignia de esta escena que tanto amamos.