FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
ACORDES PERDIDOS
06/05/2005 - La Fábrica

Por: Christian Schmiegelow - christian@recis.com.ar

Muchos han tenido sus momentos en la fábrica. Tardes de porro y pintura, noches de alcohol, días enteros pánico-locura y drogas, exquisitos asados, debates acalorados, armado de esculturas, stencileadas, tela... Los más habitués han sufrido y sacado gran provecho de la soledad que solo la ex fabrica de papas fritas Bum puede brindar.

Todos los que por ahí pasamos soñamos con grandes fiestas... reuniones de todo tipo color y especie... noches de Whisky... atardeceres de action art... recitales... "Y... ¿que si todos nos venimos a vivir aca?"... "y que si...". Pero en la fábrica no hay ni luz eléctrica ni agua corriente. Escaleras oxidadas, viejas máquinas devastadas por las lluvias, hierros tirados, pedazos de pared y techo que ya no son mas pared ni techo podrían ser trampas mortales para un curioso desprevenido. Todo esto sin mencionar que el baño es la glicina del fondo. Pero las paredes están tan llenas de arte que en el momento que se pone pié sobre la fábrica uno se da cuenta que está frente a un lugar único. Un lugar olvidado entre tramiteríos y las usuales idas y venidas que la venta de toda gran empresa suele dejar de lado.

"Miércoles de acordes abandonados" fue el nombre que se eligió para abrir las puertas de la fábrica y la IMPROVISADA CELEBRACIÓN A LA MUSICA, que no de debe confundir con CELEBRACION A LA MUSICA IMPROVISADA, a la que concurrieron casi 40 personas esa noche, fue el piloto perfecto que demostró que con racionalidad y organización la fábrica puede transformarse en un lugar clandestino de reunión, ocio, apreciación y participación.

Cuando llegue a las 12 de la noche, cuatro horas más tarde de la hora a la que estábamos sido citados, por suerte, la sesión de tangachos por cuenta del dúo Panchi “PECTORAL” Milne en guitarra y Pablo “EL MAGO” Hopen en violín no había empezado. El camino de entrada lo iluminaban una fila de velas que llevaban a la sala que se había elegido y ambientado para la fecha. Se escuchaban guitarras, caja y saxo tocados por quienes decidieron acepar la invitación "Serán especialmente bienvenidas personas que traigan auriculares rotos, pintura (en cualquier envase) bebidas e instrumentos." Si de traer bebidas te habías olvidado también había una barra que venida cervezas de litro, whiskies, frenés y vasos grandes de vino; cualquiera a tres pesos. Aquello que parecía convertirse más en una "Celebración a la música improvisada" versionando The Doors con violín saxo y el resto que ya mencioné no fue un tributo sino una resignificación: los temas adoptaron nuevos espíritus y se pasearon gozosos y un tanto esquizofrénicos por la templada noche otoñal.

Sin interrumpir demasiado lo que estaba pasando empezaron a tocar Panchi y Pablo que deleitaron con clásico porteños como "Por una cabeza", "Adiós Nonio" y "Volver" dotados de gran virtuosismo y, aun mas importante, sensibilidad.

Rato después confundido por las drogas y el alcohol me atrapó la guitarra de Piwi que conectaba viejos temas que había escrito en los últimos años con improvisaciones llenas de melancolismo y sarcasmo que me produjeron una profunda nostalgia y tranquilidad comparable solo con la que me genera escuchar a La Velvet (Underground).

Lo último que recuerdo de la noche, antes de que me despierten para volver a casa bajo la lluvia, era un francés que recién llegado al país, vaya uno a saber como llegó hasta La Fabrica, improvisaba bailando un cántico hiphopero en francés al que con Piwi le hacíamos la percusión y decía algo así como ca ce ta tete, ouvre ma bragete, il a un baguette, on alle a la mesonette.

A la salida de la fiesta... ¡Habia bolista! Si, si, si señores. Tal cual visita a una fabrica con el colegio nos llevamos una bolsa de Bum de recuerdo con unos sombreros que dicen "Si hacen crack son Bum" y un cacharro recolectado de por ahí.




Mail del fotografo: gwerner@intermedia.com.ar