FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
CLINCH! – ALL THE HATS – NIÑOS ENFERMOS
26/08/2005 - Speed King

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

La presentación del disco homónimo de Clinch! (el segundo en sus 4 años de historia) más la curiosidad de escuchar a los All The Hats y por sobre todo el condimento especial que constituía volver a ver a los siempre efectivos Niños Enfermos fueron suficiente motivo para desechar el partido de fútbol 5 de los viernes y enfilar directo desde el trabajo hacia Speed King.


La cita era a las 19 hs puntual, pero como todo recital que se precie de serlo, dieron puerta a eso de las 20:15 impuntual, por lo que los NIÑOS ENFERMOS arrancaron su set tipo 20:30. Debe ser la cuarta vez que los veo en vivo (la ultima fue en aquel show de los 15 años de Restos Fósiles en Arlequines…) y realmente tenia ganas de chequear como estaban después de tanto tiempo. Basando la lista en su único disco editado (Adictos A La Autodestrucción) más alguno del segundo aun no editado (según el flyer que todavía guardo se iba a llamar Ocultando Cicatrices…) y temas más nuevos, se pudo ver un potente show de punk rock onda Social Distortion (párrafo aparte para el batero: como le pega ese pibe!; y para el cantante y guitarrista Eleazar, quien resulta ser un buen frontman). Como siempre estaba haciéndoles el aguante su grupo de amigos (cada vez más grade…) entre los cuales se encontraban Moncho y Ariel de Minoría Activa, siendo este último invitado a cantar en un tema. A modo de cierre, solo puedo agregar que si en un momento mientras esperaba al pedo en la puerta se me cruzó por la cabeza irme a mi casa, durante el show de Niños Enfermos agradecí no haberlo hecho. Sus 40 minutos de show quedaron definitivamente cortos.


Casi a continuación llegó el turno del cuarteto rosarino ALL THE HATS, quienes deben ser junto a Bulldog y Asphix una de las bandas más grandes de la ciudad en lo que respecta al punk rock y afines. Si tengo que compararlos con algo, se me ocurre una cruza entre Green Day y Die Toten Hosen, más un bajista un poco demasiado virtuoso para lo que es el estilo. Sin conocer ni medio tema, lógicamente no disfruté del set tanto como el anterior, pero por momentos si me enganché bastante. Como particularidad presentaron su primer tema en castellano (Revolución), el cual será parte de un compilado recopilatorio de toda su historia próximo a ser editado (se llama Stand Your Underground). El recibimiento del público, a pesar de mi impresión, fue bueno, a juzgar por los aplausos y la atención que les dispensaron. Sería bueno verlos alguna otra vez y escuchar los discos para ser más categórico en el comentario.


Finalmente les llegó el turno a los anfitriones de la velada, el ahora quinteto CLINCH!, ya que sumaron un 3° guitarrista/tecladista a la formación estable de la banda. Consecuentemente con la presentación del disco, el set se basó en éste más algunos temas de su predecesor Único Round. Entre los que recuerdo pasaron Cosas Que No Entiendo, El Campeón, Tu Mal, Cáscara, Bonzo Goes To Bitzburg (cover de Ramones con Santiago de Shaila de invitado), un popurrí de temas punk rock que no logre reconocer y otro de temas heavys tipo Iron Man y Paranoid de Black Sabbath que ya les conocía. Sobre el final, desde que tocaron su hit (lo comprobé después de arriesgarlo en la critica del disco que hice hace meses…) Yoni Is Dead se armó un pequeño pogo en la parte de adelante, el cual se continuo hasta el final con el ya clásico Cover del tema del Mundial Noventa. Se los vio muy contentos arriba del escenario, dándole a la gente un show muy compacto y consistente (el lugar será caluroso e irrespirable cuando la gente fuma, pero suena bien…).


Un bastante concurrido Speed King los despidió muy aplaudidos llegando a la medianoche, y minutos después ya estaba por la calle Sarmiento, oliendo como un cenicero y tratando de encontrar la parada del 151, después de una buena noche de punk rock y afines.