FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
DULCES DIABLITOS
11/08/2005 - El Condado

Por: Martin Debaser - debaser@recis.com.ar

Estos “demonios” no necesariamente dependen de una gran puesta escénica. Basta un telón negro como background, su potencia como performers (sobre todo en ambos vocalistas, Diego Sánchez y Virginia Schlesinger) y sus constantes arengas incitando a la audiencia a levantarse de sus asientos. Un puñado de personas se arriman paulatinamente frente al escenario, algunos fieles seguidores y otros “nuevos” le conceden el color apropiado al evento con su baile desenfrenado.


El pretexto de este show fue la presentación oficial de “Infierno en el trópico”, su primer larga duración, editado el año pasado y de forma independiente gracias a la colaboración en conjunto con la Uniòn de Músicos Independientes (UMI) en la producción de este compacto. Esto no sólo representa un claro despegue en la carrera del grupo, sino que los muestra como número principal de la noche. Un mote que podría ejercer cierta presión sobre ellos, pero que finalmente revela si Dulces Diablitos estrían a la altura de las consecuencias.


Adrián Alarcón da el puntapié inicial con su trompeta en el instrumental “Fuego”, tema que también abre su disco. Virginia exclama: “The war is over if you want” (“la guerra termina si vos queres”, la inteligente frase de John Lennon) en el delicioso rocksteady “Why”, enlazado con retazos de ska jamaiquino de los años 60’, enarbolando un mensaje positivo de unión, paz y amor en “Jamaican Style”.


Tiempo de sorpresas. Diego anuncia un invitado deluxe: Asoman los dreads y la presencia de Guillermo Guzmán, más conocido como Goy, cantante de Karamelo Santo, arrebatando aplausos por doquier cuando acompaña a los Diablitos en “Ruge”, un ska clásico con la sección de vientos en todo su esplendor. La lista de invitados es una historia sin fin: Markos de Radio Roots entrega su feroz garganta en “Rude like you”, hasta la aparición de una asombrante saxofonista de lujo llamada Mariela Chintalo, quien deleita al público con un estremecedor solo en “Let me tell you goodbye”.


Apenas, unos años atrás, el movimiento reggae (incluyendo al Ska y el Rocksteady entre otras corrientes) literalmente, estaba sepultado. Con el excelente momento que atraviesan bandas como Karamelo Santo y Los Cafres, más las propuestas del neo-reggae como Resistencia Suburbana y Non Palidece, la escena local adquiere la importancia masiva que se merece.


Los Dulces Diablitos se abren paso a las ligas mayores del rock. Absorbiendo al máximo sus influencias (como Laurel Aitken, artista pope del género y recientemente fallecido) tienen todo y quizás mucho más de cara al futuro, dejando bien en claro que este paso gigante los aleja del underground, aunque mantengan la esencia y la humildad que siempre los ha caracterizado en su corta pero ascendente trayectoria.