FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
CIEN REYES
09/09/2005 - Acatraz

Por: Kike Bianchi - kike@recis.com.ar

Aquí estamos, volviendo del exilio auto impuesto con ganas de descubrir que se siguen haciendo cosas en ese extraño territorio que llamamos el under.

Con la misión de ponerme nuevamente en forma encaré la tarea de hacer la crónica de una noche controlada por el efecto postcromagnon y así es que terminé en el gigantesco Acatraz.. La cita era para ver a la banda de power metal llamada Cien Reyes. Nuevamente me enfrentaba a un recital de una banda cuyo repertorio me era esquivo por lo cual este relato empezó virgen de prejuicios.

El riguroso horario de las 12 horas, que anunciaba la papeleta de la puerta, permitió el ingreso de los concurrentes una media hora antes. Esto me dio la oportunidad de chekear la banda previa pues esta presentación (la de cien Reyes) estaba enmarcada dentro de los ciclos maratónicos que organiza este local en su muy cómodo anfiteatro. Esto no fue un buen aperitivo ya que la mencionada banda previa dejaba mucho que desear, tal vez en su amateurismo se los podría perdonar por errores y desafinaciones varios que no calentaron mis oídos.

No se si cerrarles el telón en la cara cuando el tiempo apremiaba será una práctica utilizada por el recinto pero ciertamente fue bastante asombroso ver como la banda desaparecía durante su último tema detrás de una gigantesca tela roja.

Hecho el interludio de armado del set, una introducción orquestal a telón cerrado puso comienzo a la presentación de Cien Reyes. Casi rememorando el genial concierto de Nightwish pero con el acento puesto en la A de Argentina apareció de detrás de su operático telón la banda cuya alineación es bastante atípica pero siempre dentro de la experimentación dada dentro del Metal que busca influencias en la música clásica. Esta formación singular consta de una cantante (Maria Eugenia Caretti) que alterna entre la lírica y el canto natural, bajo (Ignacio Scravaglieri), batería (Federico Axelrud), guitarra (Fernando Codarin), teclados (Alberto Fernandez) y dos bellas elfas oscuras, Nadia Rodil y Bianca Paternoque, que se encargaron de empuñar violín y flauta traversa respectivamente para darle un toque romántico a la poderosa impronta de la banda. Pues si, poder sobra. Con influencias a la vista de bandas como Nightwish, Rhapsody, Blind Guardian y por supuesto Ingwie Malmsteem la banda propone una apuesta ambiciosa y muy ensayada. Una gran performance por cierto. Muchísimo poder y variaciones suficientes como para no aburrir. Lamentablemente la puesta en escena de múltiples relieves se ve opacada por el enemigo numero uno de las bandas con tan interesante propuesta. El sonidista. El sonido fue sin duda el único punto en contra de esta energética presentación pues todos los arreglos y aportes de la flauta y el violín así como también los colchones orquestales de los teclados desaparecen en la marea de sonido asomando la cabeza en los pasajes que los presentan como solistas o en momentos dentro de la avalancha sonora para dejar pocas veces su huella en los oidos de sus seguidores. No culpen a los músicos esto es solo una mas de las pruebas de que la labor del sonidista debe ser encarada con sapiencia y seriedad pues sino improntas tan ricas como esta quedan diluidas.

La presentación recorrió los temas del demo que presentaban esta misma noche y que cuenta con varios invitados que no estuvieron presentes en el acotado set. Los temas fueron Primeros Trazos, Despertar, Claroscuro, Lux Est, Cien Reyes y El Sitio de Brescia.
La banda no presenta fisuras visibles pues deja claro que sabe lo que hace, un guitarrista conocedor del manual de fraseo y velocidad metalero del ya mencionado Malmsteem, un teclado a toda orquesta, una base en extremo poderosa con baterías que redoblan como tambores de la guerra y un bajo en búsqueda de una velocidad a lo Manowar.
En esta gran agrupación de cortas edades esta muy presente la profesionalidad. Un gran trabajo de parte de una banda de noveles aspirantes a correr la carrera de los dioses del metal, con velocidad suficiente y arrolladora potencia son unos grandes contendientes en la épica disputa.