FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
SUPERHEROES
17/09/2005 - Teatro IFT

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

En su segunda fecha “propia” del año, los Superhéroes (también conocidos como “La Banda que está a 4500 personas de llenar Obras”) esta vez intentaban demostrar que “todas las bandas son iguales, todas menos Superhéroes” (sic) haciendo la “Fecha Más Común de Mundo”. Personalmente no necesitaba saber más, por lo que el sábado estuve en el teatro a eso de las 21, momento en el cual, los menores que no pudieron entrar al Condado en la fecha anterior estaban canjeando sus entradas por una exclusiva remera (blanca, de las de Superhéroes, No Hit Yet).


Un rato después, haciendo las veces de plomos (y una especie de acomodadores) de Superhéroes, los chicos de Shudder (Sebastián y Ezequiel, y por ahí también andaba Rodolfo) me hicieron pasar al pullman, donde estaba el sector “prensa & familiares”. Al estar prácticamente yo solo, me dediqué a: leer el clásico volante que tenía el decálogo para ser una banda común (el mejor, en referencia a que una de las cosas que funcionan son los invitados, decía: “Una recomendación para no destacarte seria invitar a León Gieco. No seas la única banda que no lo invito.”), colgar la bandera esa que decía Lanús que me tiró su dueño desde abajo, y a hacer sociales con el otro plomo de Superhéroes (no se su nombre), que estaba tan embolado como yo, hasta que arrancara el show.


Pisando las 22:20, salió el pibe que iba a hacer las veces de presentador (trajeado y todo para la ocasión…), además de ser gastado permanentemente por el locuaz publico loco de Superhéroes…
En fin, la cosa era que para ser una banda común (recordemos la temática de la fecha…) toda banda debe hacer una entrada “original”, por lo cual ellos iban a usar el “originalísimo” recurso del humo…así que con algo que sonaba como un órgano de iglesia de fondo, se levanto el telón del extenso escenario del muy coqueto (que feo termino) teatro para dar paso al primer tema de la velada: La Bicicleta de Saturno (vaya paradoja, en esos momentos esa maquina de fútbol total que es el Huracán del Turco Mohamed, estaba venciendo a su par de Tres Arroyos por 2-0 y agarrando la punta de la B Nacional… algo que le debe importar a nadie mas que a mi, pero bueno…). Seguidamente, todos nos encontramos coreando Voy A Matar Al Peluquero, y si no me equivoco hasta la segunda irrupción del presentador, pasaron también Fans Club y La Preparatoria. En esta ocasión, el vapuleado individuo se refirió a que las bandas comunes deben demostrar una evolución con el paso de los años (“no solo tres acordes, digamos ahora cuatro”), por lo que esta banda común iba a hacer una reversión de un tema: El Suegro, en una versión más “poderosa” (más guitarras distorsionadas, un poco más rápida, etc), que les quedó mejor que la original.


A esta altura del partido mi memoria cronológica empieza a hacer agua, así que me voy a disponer a seguir comentado, pero no esperen que sea en el orden adecuado (bastante que me acuerdo como una hora y cuarenta largas de show sin anotar absolutamente nada… miren si fuera periodista de verdad…). Habiendo aclarado esto, llegaba el momento “innovador” del show típico de Superhéroes: en alusión a otro lugar común clásico de banda común, se vino el solo de batería de Ezequiel (¡?), coronado con la toma del micrófono y revoleo de palillos a sus 6 fans femeninas con cartel y todo (ante esto, Fernando declaró estar anonadado y dijo que “iban a echarlo y hacer como Divididos que cambia de batero cada 2 meses…”). Más adelante, el presentador ingresó para resaltar que las bandas comunes deben comprometerse con la sociedad, con causas como la de las Madres de Plaza de Mayo (ni debería hacer falta decir que es hyper justa, el punto al que se referían es a levantar esa bandera sistemáticamente y cuando no tiene nada que ver…otro ejemplo serían las bandas que cuando estaba “de moda” defendían los derechos de los indios y ahora bien gracias… en fin…), tocando Las Ovejitas de la Agronomía (tema de unos 30 segundos, el cual NO TIENE NI MEDIA ALUSION A NADA SERIO, para cerrar el concepto del chiste…).


Aproximadamente por esa sección del show pasaron temas como Vendedor, De Boliche en Boliche (“un tema de las épocas en las que nos iba mal con la mujeres…es decir, las épocas actuales… un tema que no pierde vigencia…”), Leticia Bredicce Dijo, No Gracia’ A Vo’, algunos de estos con los habituales saxos como invitados.


Hablando de invitados, como ya fue dicho, un ítem fundamental para las bandas comunes es tener alguno. Según el presentador, hay invitados famosos (como León Gieco), invitados semi famosos (como Carca…) e invitados totalmente desconocidos (como Rodo de Shudder). Este último “casualmente” estaba ahí cerca, y efectivamente toco la guitarra en Testigo de Jehová. Siguiendo la colección de clichés de banda común, otro infalible es el cover, y más si “ocasionalmente” el intérprete original murió recientemente, lo cual hace que el público entone algún cántico reivindicatorio y al mismo tiempo gratuitamente ofensivo hacia “la contra” (de esos tan lindos que solo los cantan en masa y solos ni en pedo). Este fue el caso de “Joey No Se Murió, Joey No Se Murió, que se muera Mick Jagger la p*** madre que lo parió” (porque, como todos sabemos, El Barba dijo, “bueno, que sea Joey o Mick el que se muere”, y eligió a Joey nomás…). El cover de Ramones en cuestión fue una linda versión de I Wanna Be Your Boyfriend.


Más temas, como los hits Santa Teresita, Chico Fatal y Estoy Out, hasta llegar al presunto cierre con Padel!. En estos momentos todo el orden y la pulcritud se fueron al diablo y muchos se pararon y se fueron para adelante a hacer pogo (incluso un temerario se mandó un par de stage divings…). Abajo el telón y se apagan las luces, para dar paso a la enésima entrada del presentador, ahora para comentar el clásico tema unplugged sensiblero de toda banda común, en este caso El Arbolito del Amor, solo con guitarra acústica y una melódica (esa cruza extraña de teclado y flauta). Cerrada ovación y nuevamente caída del telón (para hacer los bises rigurosos de… toda banda común). Ahora con Ezequiel de Shudder en bajo, pasaron Feliz Domingo y Mi Novia es Fea (con la presentación de la banda entre medio), para cerrar un muy extenso y entretenido show, técnicamente impecable (teniendo el cuenta lo que se le puede pedir a la banda en este aspecto).


Debo reconocer que son más graciosos los shows audiovisuales, solo por el hecho de disparate chiste tras chiste por la pantalla… sin embargo este tuvo un par de guiños a sus shows “costeros minimalistas” y (como era de esperar) varios buenos momentos. Ejemplos?: cierto sector del público empecinado en que toquen el viejísimo tema He-Man (y les digo, si comparan los primeros temas de Superhéroes con los de ahora, es como comparar a Los Pibes Chorros con Pink Floyd…), aun ante la reiterada negativa de los músicos, siendo este momento coronado con un infalible “Me dan más vergüenza que los fans de Miranda!” por parte de Sr. Fernando Sosa. Otro: enésimo bache por algún problema con la guitarra de Pino y se produce el “dialogo” entre Fernando, Chava y Eddie (el padre de Chava, o ese señor de avanzada edad que en el pasado impersonó a Pappo, a un jugador de Paddle y quien más….), quien estaba a un metro mío en el Pullman. Solo tengo que enumerar las frases tales como “Falta tan poco para que te encontremos tirado en tu casa, tan poco!” y “el es Pederasta…”, para que se den una idea del nivel del intercambio… y así varias cosas más (el público que no era capaz de hacer “la ola”!?, etc.)


De todas formas, y como casi siempre, me encontré con una sonrisa de oreja a oreja en varias partes del show, a esta altura una verdadera garantía de cada recital de los Superhéroes, y al fin y al cabo lo que todos los que estuvimos ahí buscábamos.