FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
FRANCISCO BOCHATÓN
23/09/2005 - Teatro ND Ateneo

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

La Tranquilidad Después de La Paliza, probablemente uno de mis discos del año, se presentaba en el lujoso marco del ND Ateneo. En un climatológicamente (y en otros aspectos también…) olvidable viernes, ahí estuve para verlo desde la comodidad de mi butaca número once de la quinta fila.


Casi a las 00:20 se apagaron por completo las luces del teatro, para volver a prenderse de inmediato, ya con Francisco solo con la guitarra acústica en el escenario, dando el puntapié inicial para un show que quizás no fue todo lo que me había imaginado previamente (aunque no por eso menos disfrutable). Mi frágil memoria no me permite estar completamente seguro de los temas, pero creería que el comienzo fue con Vida de Sueños, y seguidamente empezaron a caer las canciones del disco que se estaba presentando (como Recuerdo La Noche, Antena, Gaviota, etc.), ya con uno de los dos bateros que se iban a alternar el puesto durante la noche (creo que este se llamaba Martín Garza, y el otro es el que grabó el disco, Christian Fabrizio) y Fernando Kabusacki en la guitarra, pasando Bochatón al bajo. Para esta oportunidad la formación era de trío, a diferencia de la vez anterior del Ciclo Nuevo!, donde era un cuarteto, sumando a Maria Eva Albistur en guitarra/bajo. Particularmente creo que esta última era un poco mejor a la hora de recrear las canciones en vivo… como que ahora faltaba una guitarra en algunos temas (y también algún que otro coro).. De todas maneras esto no impidió momentos realmente memorables… digamos que hay canciones tan buenas que es casi imposible arruinarlas, siendo claros ejemplos de esto Sábado, A Través de Todo o Vida Simple (no es que uno espera escucharlas exactamente igual al disco, pero chocaba un poco la disparidad de las versiones).


Durante la primera parte del show se agruparon la mayoría de los temas de La Tranquilidad Después de la Paliza, y en la segunda hora llegó el momento de la recorrida por el resto de la discografía del cantautor platense. Pasaron entre varios otros Hojas de Alcaucil, Pinamar, 22:33, Estacas, El Gorila, Canto Familiar, Maratón de Torturas, Caja De Zapatos, e incluso varias de los Peligrosos Gorriones, como Amo El Jardín y Siempre Acampa.


Musicalmente, a excepción de lo mencionado acerca de la formación de la banda, no hay mucho que objetar: el lugar suena perfecto y la banda estuvo bien. A lo largo de las casi dos horas de show se puede resaltar las versiones de Las Almas y Libera solo con voz y vibráfono (una especie de xilofón que tocaba Martin Garza); Pastillas Celestes, Flor de Locos (excelente) y algunas otras a cargo de Bochatón y su guitarra acústica, y los hits indiscutibles como Sábado, A Través de Todo, Vida Simple, Luces, Mundo de Acción y Cosas Viejas.


El cierre “programado” llegó después de terminar bien arriba con Mundo de Acción, ante lo cual (y siendo una constante a lo largo del show y después de cada tema) bajó una cerrada ovación del público (en este aspecto la gente que va a ver a Bochatón es bastante extraña: no se los escuchaba cantar mucho, pero aplauden como pocos…). Un minuto después volvieron para una tanda de unos 6 temas más, y finalmente se fueron y retornaron para hacer (esta ves si) el cierre definitivo. Fue el cover de Peligrosos Gorriones, Por Tres Monedas, siendo este el broche de oro para un set prácticamente irreprochable (haciendo memori,a solo me quedé con ganas de escuchar Canto Al Fuego Fatuo…).


Las caras tanto arriba como abajo del escenario (satisfacción más que nada, Bochatón y Kabusacki mirando unos segundos al público que no paraba de aplaudir es la imagen que me quedó grabada…) luego de finalizado el show, no me dejan margen para decir más que la presentación fue un éxito (y si hubiese escuchado una versión más fiel de Sábado, le daba el calificativo de show del año).