FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
MOFA – MY WISH - AURA
13/08/2006 - Remember Pub

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Finalmente, y después de varias idas, venidas y complicaciones, se produjo la vuelta de Mofa a los escenarios capitalinos (una semana atrás había sido el retorno “oficial” en Villa Ballester), con la particularidad de contar para esta nueva etapa con su primer formación. Tanto para los seguidores de siempre como para aquellos que descubrimos la banda post-mortem y obviamente no la habíamos visto en vivo, la oportunidad de hacerlo este domingo en Remember no era para dejarla pasar.

Los chicos de AURA fueron los encargados de abrir el fuego allá por las cinco de la tarde. Los ex Días Tristes hicieron un corto set de 4 temas en la vena emopunk (según dijeron, comenzaron hace poco), con las guitarras distorsionadas, voz limpia y los coros “gritados” consabidos. Breve pero interesante lo suyo, veremos hasta dónde pueden llegar con un poco más de tiempo como banda.

Con el tiempo siempre tirano en Remember, rápidamente y a continuación fue el turno de MY WISH, quienes hicieron un set más extenso que sus predecesores. El cuarteto hacia un emopunk más tirado al pop punk (a juzgar por las letras, al que las escribe le deben haber roto el corazón como cuarenta veces... estos pibes son de los míos…), marcadamente más melódico que Aura, a pesar de la destacada tarea del batero aniquilando esos parches. Con el lugar casi lleno y con el público ansioso por el plato fuerte de la tarde, se despidieron luego de unos quince temas logrando una buena recepción y habiendo redondeando una performance más que correcta.

Allá por fines de 2005, en la entrevista que hicimos con Seba anticipando la vuelta de MOFA (que dicho sea de paso, y acorde con su historia, si se quiere caótica, no se produjo de la manera que la había planeado), si había algo que se percibía era la necesidad que tenía de volver a tocar esas canciones y de seguir haciendo música. Salvada la limitación de la escasez de lugares para hacer recitales, y las dificultades de encontrar una formación más estable, Agosto de 2006 encuentra a la formación de Mofa de 1995 reunida en un escenario. Sebastián, Tato (actual bajista de Minoría Activa) y Fernando en guitarras, Lucas en bajo y Alejo (también integrante de Minoría Activa) largaron con “El Espejo y El Asombro” y durante casi una hora repasaron lo mejor de su discografía. Mi memoria permite recordar también a “Los Días y Su Belleza”, “Pronta Entrega” (el cover de Virus en versión punk rock), “Fin De Los Momentos”, “Fuertes Golpes” y “Sumergiéndose En Miedo”, entre los temas que pasaron esa tarde.

Las versiones resisten al paso del tiempo (y en mi caso, a la comparación con los discos), sonando la banda impecablemente bien y por ahí un poco más agresiva por el estilo de Alejo, quien si bien no toca lo mismo que en Minoría Activa, se hace notar. Por otra parte, resalta la labor de Sebastián sacándose de adentro sus letras (impresiona como canta las partes gritadas sin necesidad de usar el micrófono) y también como frontman manejando con soltura los tiempos del show y tratando de sacudir la modorra de un público que se dedicó en su mayoría más a disfrutar de las canciones que a agitar. A pesar de esto último, sí hubo momentos calientes y emotivos, como en “45 Minutos Hacia Donde Los Edificios Crecen”, “Ese Lugar No Tan Mío” y sobre todo “Aspirinas”, con Seba cantando y gritando entre la gente.

Justamente “Aspirinas” marcó el final del show, habiéndose anunciando antes de arrancar que esto no era más que una reunión de cinco amigos que lo hacían por el gusto de tocar, y que en un tiempo se volvería a repetir. Podrá parecer algo trivial, pero tal declaración pareciera estar significando para quienes disfrutamos de su música que después de más de diez años las cosas para Mofa están poniéndose en su lugar, lo cual no es poco.



Mail del fotografo: fernando@recis.com.ar