FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
QUEMARECUERDOS
04/10/2006 - Saint's Bar

Por: María de la Paz Spera - paz@recis.com.ar

Con una leve llovizna, más irritante que copiosa, un grupo de personas se refugiaba bajo el techo del Saint´s Bar, esperando pagar su entrada y dejar que los chorreantes abrigos empaparan las sillas y no las remeras. Un recinto alargado precedido por una danzante bola de espejos llevaba a un pequeño escenario que parecía no poder contener en su extensión todos los parlantes desparramados encima suyo.

QUEMARECUERDOS trepó al diminuto escenario y se acomodó con celeridad frente a sus instrumentos. Con un sonido bien logrado en su espacio reducido, la banda abrió con “Porque nunca”. Un par de canciones después tocaron ”Never let me down again”, un melódico cover de Depeche Mode que ganó por completo la atención del público.
Con un sonido característico que parte de un sólido rock, rozando con raíces alternativas y destacando un ritmo contundente, Quemarecuerdos tocó varios temas de su reciente disco homónimo. La banda iniciada en el 2004 cuenta con músicos experimentados que, al juntarse, forman un sonido envolvente y llamativo. Su disco es el ejemplo perfecto del rock pensado para subir el volumen y ahuyentar vecinos pudorosos.

Martín K, extrovertido y onomatopéyico frontman de la banda, abandonó el escenario en medio de “Nadie” para sentarse en una de las primeras mesas con las manos detrás de la cabeza, mientras una chica sacaba fotos a su lado. Con el cantante ausente, Yogui (bajo), Budda (guitarra) y Khaiman (batería) siguieron tocando frente al estrecho salón de húmedos espectadores.

A todo esto, los mozos deambulaban por el local, tomando pedidos, trayendo pizzas y pidiendo que se apaguen algunos rebeldes cigarrillos.

Quemarecuerdos dejó que canciones como “10 recuerdos a quemar” y “Hasta el amanecer” convencieran a su público de que su nuevo disco, recién editado, reluciente y prolijo, servía más que bien para cubrir con la dosis diaria de rock n roll.

La noche cerró con “CB”, y a pesar de que la gente reclamaba un tema más, los músicos despejaron el escenario, tal vez lamentando no poder pasar de contrabando una canción más en medio de su férreo horario.