No hay agenda que alcance este 2018, viene NICK CAVE & THE BAD SEEDS también, el miercoles 10 de octubre en el Malvinas. - Vuelve MIKE PATTON, esta vez con su proyecto MONDO CANE. El show es el jueves 6 de Septiembre en el Gran Rex. - THRICE debutará en Buenos Aires el 28 de agosto en Uniclub. - MORRISSEY vuelve a Buenos Aires para tocar en el Movistar Arena el 7 de diciembre. - CIRCA SURVIVE se presentará en UNICLUB el sábado 8 de Septiembre. contacto
PEPSI MUSIC 2006: día 4 #2
24/09/2006 - Club Ciudad de Buenos Aires

Por: Santiago Achiary (Cronista Invitado) - kurco40@hotmail.com

El día 4 del festival Pepsi Music se presentaba como una ocasión especial principalmente por el hecho de que Catupecu Machu encabezaba el line up sin poder contar con Gabriel Ruiz Diaz. A esa expectativa se sumaba el recital “apto para todo público” de Árbol. Pero lo cierto es que los platos fuertes de la tarde/noche comenzaron con la presencia de ESTELARES en el escenario principal. Allí presentaron los temas de su más reciente álbum: ‘Sistema Nervioso Central’ que promete invadir radios y cortinas musicales de tv a fuerza de estribillos pegadizos de muy buenas canciones. Cerraron con “Ardimos” (curiosamente su disco anterior se llamaba así pero el tema recién fue incluido en la placa del 2006) y Manuel Moretti se despidió deseándole una pronta recuperación a Gabriel Ruiz Díaz, hecho que se repitió en todos los sets de los artistas que se presentaron en el escenario Pepsi.

Ahí nomás, y sin aviso oficial, LOS LÁTIGOS ocuparon su espacio en el escenario Pop Art (segundo en importancia del festival) y se lucieron con su dancing- rock que abarcó material de sus 3 discos. Así desfilaron “Aproximación”, “Luces Sensacional” y “¿Cuál Es Tu Rock?” que sonó casi combativa con el “Nos Obligan A Verte/Nos Obligan a Oir Tu voz/en la maratón de la única estación de rock” tocada a unos 100 metros de los camiones de La Mega y Rock & Pop. De todas maneras este no fue el único guiño: antes de irse el cantante Marcelo Zeoli dejó una de las grandes frases del festival hasta el momento: ‘‘Chicos no se olviden que el rock es cultura, y esto es un shopping’’

Con el set terminado se dio pie a que la actividad del escenario principal fuera retomada por JUANA LA LOCA, con un Rodrigo Martín “gordo de ideas”, como él explicó ante el constante comentario del público acerca de su figura. Lo que no quedó muy en claro fueron esas ideas, ya que su performance resultó ser bastante deslucida a diferencia de lo que suelen ser sus shows. Aunque lleno de entusiasmo, el cantante se mostró falto de timing para cantar y con un registro un poco disminuido, algo similar a lo que le ocurrió a Joaquin Levinton el día anterior. De todas maneras desfilaron “Vida Modelo”, “Sábado A La Noche”, “Perdí La Fe” y se fueron con “Viernes a la Noche” con Martín lanzándose al público y perdiendo sus lentes oscuros. Mientras, en el escenario CTI COKI AND THE KILLER BURRITOS pasearon su rock a un volumen más que interesante.

Hubo que esperar un rato para LOS AUTÉNTICOS DECADENTES aparecieran en escena y desplegaran una batería de éxitos más que efectivos. Con su habitual buena onda y a fuerza de temas que todos ya conocemos, no les costó absolutamente nada meterse a todo el público en el bolsillo para cantar y bailar. Entre los temas más festejados estuvieron los bailables “Los Piratas” y “Como Me Voy A Olvidar”, la cumbia con “Corazón”, el ska-raggamufin de ‘Gente que no’ y hits como ‘Un osito de peluche de Taiwan’, ‘Vení Raquel’, ‘El murguero’ y ‘La guitarra’ entre otros. Con sus 20 años a cuestas, los Decadentes mostraron una vez más que no solo saben arengar, sino también tocar y hacer grandes canciones. Sin mucha actividad en los otros escenarios solo restaba que Árbol comenzara con su show, cosa que sucedió alrededor de las 20hrs.

Los de Haedo, esta vez vestido de civiles, hicieron un show tan ecléctico como sus temas, tocando principalmente los temas de su último disco de estudio ‘Guau!’ (de los cuales solo quedaron afuera ‘Canciones’ y el cover coral de ‘Jijiji’). Arrancaron con ‘Trenes, camiones y tractores’ y siguiendo el tracklist del disco, continuaron con ‘Suerte!’. Como para mostrar la versatilidad de la banda, todos los integrantes, excepto el guitarrista Pablo Bruckner, tomaron la posta del micrófono para cantar un tema. Así el bajista Sebastián Bianchini puso sus cuerdas vocales al servicio de ‘Prejuicios’ (donde Edu Schmidt se acordó de Etchecolatz y su madre) y el baterista Martín Millán se encargó de ‘Lloro’ a la vuelta para los bises cuando gran parte del público pensaba que el show había finalizado. De todas maneras también hicieron temas de sus otros discos como el reggae ‘Cuatro cuervos’ y ‘Rosita’ de su primer disco con una multinacional. De ‘Chapusongs’ desfilaron ‘Cosacuosa’, ‘Ya lo sabemos’ dedicada a Gaby Ruiz Diaz, ‘La nena monstruo’, ‘Vomitando flores’, ‘Enes’ y cerrando con ‘La vida’. A fuerza de la arenga constante de Pablito Romero y su hardcore-cumbia-punk-etc mezclado con covers (‘En el país de la libertad’, ‘Alta suciedad’, ‘Himno de mi corazón’) ÁRBOL se retiró triunfante del escenario principal dejando el terreno libre para Catupecu Machu. Durante la espera sonó TONY 70 con su funk en el escenario Pop Art.

Casi puntualmente a las 22 horas salió a escena la primera versión de CATUPECU MACHU en la noche: Herrlein en batería, Macabre en teclados y Fernando Ruiz Diaz tomando el bajo y alternando con la guitarra. De esta manera hicieron ‘Sonando’, ‘Le di sol’, ‘Origen extremo’, ‘En los sueños’ y ‘Cuadros dentro de cuadros’. Por supuesto que durante toda la noche hubo cantos sobre la vuelta de Gabriel y un apoyo constante para la banda, aunque este show no haya sido tan emotivo como el que brindaron en abril en Obras, cuando el accidente era muy reciente. Luego versionaron ‘Grandes esperanzas’ con violín y flauta invitados, y para ‘Acaba el fin’ subió ‘Pichu’ de Cabezones, banda de la que no solo hicieron un tema (‘Pasajero en extinción’) sino que también hubo referencias a ‘Mi pequeña infinidad’. Y finalmente al décimo tema subió ‘la última letra del abecedario’: Zeta Bosio, para hacerse cargo de las 4 cuerdas, fue con ‘Perfectos cromosomas’ y se quedó ocupando ese puesto hasta el final del recital. Hubo un momento más que emotivo con ‘Refugio’ originalmente dedicada a Rubens, el padre de los hermanos Ruiz Diaz que falleció antes de que editaran ‘El número imperfecto’, pero que en este momento ha cobrado otro significado. De todas maneras los Catupecu no bajaron la guardia, todo lo contrario: ejecutaron una seguidilla de temas que sonaron a catársis. ‘Héroes Anónimos’ dedicada a los trabajadores del Hospital Fernandez, el cover de Massacre ‘Plan B’ y los hits ‘Y lo que quiero es que pises sin el suelo’ y ‘Magia veneno’. Para el final, el pogo de ‘Dale!’, con el estribillo cambiado a ‘Gaby!’ y que se cantaba especialmente fuerte en la parte de ‘Despértate no estás muerto’; y ‘A veces vuelvo’ coreada por todo el público, que se despidió de la banda cantando y deseando que Gabriel, efectivamente, vuelva pronto.