SAVES THE DAY llega por primera vez a estas pampas el 13 de abril en el Roxy de Palermo. - JAIME SIN TIERRA nuevamente toca en Buenos Aires, pero esta vez en el Teatro Vorterix. La cita es el miercoles 12 de diciembre y las entradas ya están a la venta. - REAL FRIENDS llega al pais el próximo martes 26 de febrero en Uniclub. - MORRISSEY vuelve a Buenos Aires para tocar en el Movistar Arena el 7 de diciembre. - Otros que debutan en Buenos Aires son los TAKING BACK SUNDAY, que se presentarán en el Roxy el 16 de marzo. contacto
DANCING MOOD
15/10/2006 - Niceto

Por: Gabriel Kirchuk - Gabriel@recis.com.ar

Una de las mejores bandas de la escena reggae-ska de nuestro país se hace presente, una vez más, en su casa… Niceto, palacio musical y bailable ubicado en Palermo Viejo al lado de las vías.

En esta ocasión la razón de un nuevo ciclo que durará todos los domingos primaverales de octubre y noviembre, es Groovin’ High , el último disco de DANCING MOODlanzado a fines de septiembre del corriente, donde una vez más su fusión de ska jamaiquino con reggae roots, funk, jazz acarician los oídos y mueven los pies.

Las tradicionales depresiones dominicales son olvidadas una vez que los muchachos del viento se adueñan del escenario y provocan sonrisas por doquier, con siete instrumentos de viento al frente: Hugo Lobo, el frontman y líder de la banda en trompeta y flugelhorn, Sergio Colombo (El Natty Combo) en saxo tenor, Rubén Mederson en saxo alto, Gustavo Aidilenia en flauta traversa y coros, en armónica Ezequiel Peri Rodríguez, y Martino Gesualdi y un trombonista que por ser nuevo no sé su nombre. Sosteniendo los solos y los jugueteos de los bronces una banda funcionando de base durante todo el concierto: dos guitarristas manteniendo el riff ska, Ariel Villanueva y Marcelo Carreras, el tecladista Mariano Gallegos, un contrabajo eléctrico a cargo de Diego González, y el gran personaje y más ovacionado del grupo, Walter “Araña” Arricau en la batería. Resulta agotador quizás leer tantos nombres propios, pero es necesario mencionar a cada uno de ellos por su importancia y desempeño individuales a lo largo de la noche, logrando ser una bomba sonora y de ritmos todos juntos.

Un espacio ambientado como la tapa del disco, con luces y banderines de colores, una larga demora de dos horas, y el lugar lleno de espectadores para el comienzo del show. Un show que fue de menor a mayor: comenzó tranquilo mechando canciones nuevas y canciones de los tres discos anteriores, un contagio de sabores del escenario hacia el público que evoluciona lentamente, y luego sin darse cuenta, uno ya tiene el sabor en la boca y en el resto del cuerpo, el baile es inevitable.

Aidilenia encanta con su flauta mágica y sus jocosos pasos de danza, mientras que Hugo Lobo actúa de anfitrión y anima a la gente a través del pedido de aplausos, los saxofonista demuestran cuánta longitud de tiempo pueden estar tocando una nota, y no dejan de sorprender. Buscar equivocaciones en lo musical a esta altura es en vano, estamos frente a músicos de primer nivel, con un proyecto original y grandes versiones de temas históricos de Jamaica y otros lados, como covers de Earth, Wind anf Fire, o Charlie Parker, y el tema de él que la da el nombre el disco, entre otros.

Como es usual también en Dancing Mood, al ser una banda instrumental, tienen varios invitados siempre acompañándolos en voz principal, y al llegar el turno de los cantantes, pasaron Mariano Castro, ex Mensajeros, más conocido como Dread Mar I, cantando “Love Don´t Nobody” y “You Baby”, quizás el mejor tema del cd nuevo, también estuvo Johnny, llamado por el público porque estaba entre ellos, poniéndole voz a “Chatti Chatti”, momento más poguero del concierto, y Peti de Riddim, brindando fiesta con “Enjoy Yourself”, y “You are the one”. Además hubo un invitado muy especial, y nuevo en este ciclo, Maikel de Kapanga, tocando la guitarra en dos temas, uno de ellos “Skafrica”, una joyita del nuevo álbum.

Los picos más altos estuvieron en “Perdido”, “Police Woman”, “You´re so delightfull” y los largos solos de cada uno de ellos, como mencionaba anteriormente.
Da gusto tener una orquesta de felicidad como ésta en nuestro país. Cada nota, cada tema, cada recital es una fiesta. Y así defino esta noche, como tantas que dan, una gran FIESTA.