FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
BOOM BOOM KID
22/04/2007 - The Roxy Club

Por: Pedro Antoniassi (cronista invitado) - cronicas@recis.com.ar

Domingo horrible en Buenos Aires, llovía y hacia frió, mucho frió.
Pero no todo era mala noticia en esta jornada dominical. A partir de las 19 horas (y por segundo domingo consecutivo) se presentaría BOOM BOOM KID en el (casi) nuevo Roxy Club. La excusa: presentar el nuevo trabajo discográfico. Wasabi, 7 nuevas canciones registradas en Oakland luego de un extenso tour de casi dos meses por la nación del norte.

Nos sacamos la modorra dominguera y partimos rumbo hacia nuestro destino: un Roxy Club, ex Teatro Colegiales, que ha sufrido algunos cambios. Mucho más cool que antes, cuenta con dos barras a sus costados que ocupan el largo de la sala, un mejorado “VIP” y nuevo sistema de sonido entre otras pequeñas cosas. El lugar ya tenía una cantidad más que considerable de público, en su mayoría niños de vestimenta inclasificable. En las 9 pantallas (si nueve), 3 por lado en lo que es el balcón de la sala, estaban pasando un documental sobre los primeros anarquistas en la Argentina, chicos de la misma edad miraban atentamente.

Minutos apenas terminado el documental se corre el telón. Nos inunda la sorpresa, dos muchachos con look onda sado-masoquista tocaban sus teclados y un personaje bien andrógino sale a escena, es PETER PANK. Una estética dark con mucha piel al aire y canciones con una base electrónica y dudosa melodía bordean el absurdo y bizarro. Tres bailarines que rozaban y toqueteaban al cantante jugando histéricamente. Una impronta gay demasiado sobre actuada que no es el reflejo de la comunidad homosexual en general, pero bueno, es mi opinión.

Se prenden las pantallas, empieza un sonidito, unos dibujitos extraños asoman por las pantallas, la tensión crece. Lleno total, de bote a bote. Lleno de adolescentes raros, y ahí en medio del escenario el Rey de la adolescencia tardía, el perpetuo niño, el gran provocador, ¿el más under del Rock nacional?. Nekro hace presencia con toda su poderosa actitud, vestido de cowboy espacial. Los primeros temas avanzan uno a uno como disparos de ametralladoras, sin respiro, sin pausa, sin poder tomar aliento. El Roxy es una gran fiesta, el pogo y el mosh más grosos de la escena. El sonido fuerte y furioso, ¿como si no?, no hay otra manera.
Con un gran dominio del escenario... ¿escenario nada más?: al mejor estilo Iggy Pop se metió entre el público para cantar “¿A Quién Le Importa La Vida De Los Obreros?”, después saltó hacia la barra para cantarnos a los del fondo, surfeó sobre la gente (con tabla y todo), presto por un ratito su osito más preciado e hizo cantar a todo el mundo (a nuestra fotógrafa también). Nekro, o como se llame, nos tenia en sus manos y ahí nos regalo los infaltables de Fun People; primero tres: “Run Away”, “Bad Influence” y la trágica “Anabelle” y más tarde, y en una versión un poco más veloz, “Masticar” y “Everybody Hurts”. Como una hora y media nos estuvo haciendo bailar, los más festejados: “I Do”, “Donde?”, “Jenny”, “Meet The Fresh” entre otras tantas. Agotadísimos pero bien felices, volvimos llenos de color en un domingo tan gris.

Ahora a esperar, vaya a saber cuando lo tenemos de vuelta al niño más raro del rock.

Fotos: Gimena Herrera



Mail del fotografo: gimena@recis.com.ar