FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
LA VELA PUERCA
10/08/2007 - La Vieja Usina, Cordoba

Por: Facundo Miño - facundo@recis.com.ar

La Vela Puerca pasó por Córdoba para presentar oficialmente El Impulso, el disco más arriesgado y valiente de su carrera. Pese a la popularidad que tienen, los orientales tenían una parada difícil en las instalaciones de la Vieja Usina porque su última producción no es particularmente amable para su público habitual. De cualquier manera, La Vela había estudiado su lección y diseñó a la perfección su set.
Arranque al palo con sexteto de canciones contagiosas que hace rato tienen el sello de aprobado de parte de la gente (“Doble filo”, “Haciéndose pasar por luz” y “De atar” fueron las primeras), apenas un buenas noches y el agradecimiento de rigor ante el acompañamiento recibido en palmas y voces.

Con la seguridad obtenida del arrasador comienzo, Sebastián Teysera habló por fin para anticipar el disco que venían a mostrar y del cual dijo están muy orgullosos. Comenzó la parte más espesa del playlist programado, aunque por supuesto que tampoco allí había puntada sin hilo: sonó “Frágil” (no casualmente el primer corte de difusión) seguida de aquellos temas más entradores para que el bajón no fuera abrupto (“Neutro”, “Su ración” y “Colabore”).

Alejados de manera ¿definitiva? del ska-rock que tantas satisfacciones les dio, los uruguayos decidieron centrarse en las guitarras, relegar los vientos y componer canciones más complejas. Los estribillos no son tan accesibles, las letras priorizan demonios y miedos personales y los climas oscuros parecen haber tomado el poder puerco. Si bien aplaudidos, esos temas nuevos no despertaron en la gente la algarabía y el contagio que si asegura su obra previa.

Para que la intensidad no decaiga en exceso, empezaron a alternar clásicos con temas nuevos y luego de un pequeño parate que ofició de separador para un nuevo bloque, el final del show se desarrolló a puro hit con “Mi semilla”, “Llenos de magia”, “El viejo” y “Zafar” (todas muy festejadas). De paso Sebastián le dedicó un mimo a los fans de la primera hora que siguen estando más allá de la masividad actual mediante un "queremos agradecer a la gente que nos acompaña desde hace varios años y crece junto con nosotros".

¿Faltaron temas? Seguro pero las grandes bandas que pueblan su discografía de enormes canciones por cuestiones de tiempo y duración deben archivar momentáneamente algunos de sus clásicos y darle lugar a nuevas gemas que exigen respeto. Por ello, “José sabía” o “Vuelan palos” (dos imbatibles de antaño) han quedado relegados.
Una gran duda se plantea de cara al futuro no tan próximo, probablemente develada con el transcurso de su maratón de recitales y sus próximas producciones discográficas: ¿se animarán a profundizar la veta de El impulso o retomarán su senda fiestera-combativa? A juzgar por el tibio recibimiento del público a las canciones nuevas (decididamente más apagado que en cualquiera de los shows anteriores de La Vela en Córdoba), el ahondar en los sonidos y temáticas más noveles puede restarles popularidad. Pero también les puede otorgar destinos más interesantes que la fórmula del éxito ya testeada y absolutamente merecida.

Hasta el momento, sus caballitos de batalla siguen desatando el festejo de la gente y les permiten llevarse un aprobado con creces en la libreta de calificaciones. Ojalá no pierdan el riesgo artístico y la valentía como motores de su obra artística aunque los caminos sean más intrincados y no tan festejados.