El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
BRUJERIA - KRISIUN - CLAUSTROFOBIA
07/12/2007 - El Teatro de Flores

Por: Federico Ruiz - federico@recis.com.ar

A machetazo limpio

El festival metalero anti-Navidad, que pudo colmar el Teatro de Flores al 70% de su capacidad, arrancó tempranito, en un insólito horario –al menos para un día laborable- más apto para el té con escones que para una larga jornada de metal extremo. Luego de los breves shows (en rigor, casi ensayos con algo de gente) de las bandas locales llegó el turno de la primera visita de la noche, CLAUSTROFOBIA.

Los brasileros terminaron siendo lo mejor de la jornada, sustentados en un profesionalismo al 100%, buena predisposición con la gente (pese a no hablar castellano) y una actitud que resumió perfectamente su cantante y guitarrista rítmico promediando el show: "No somos mucho de hablar, nosotros preferimos tocar". Fueron 30 minutos de un set potente donde bajista y batero mostraron velocidad y precisión sobrehumanas. La cosa venía bien, pero... el dicho quien mal anda mal acaba encontró una excepción en la noche del viernes: todo llegó a su fin gracias a un *oportunísimo* corte de energía que dejó a oscuras a todo el lugar. Claustrofobia se quedó en el escenario pese a la ausencia de sonido, y gracias a esa perseverancia pudo terminar su set como corresponde.

Se nota que KRISIUN, banda brasilera de abundante proyección internacional, ha estado tocando mucho durante este 2007. Encararon su show de 50 minutos como un equipo de fútbol que afronta un partido definitorio: concentrados, seguros del papel que les tocaba cumplir (en este caso, preparar a la multitud para el número principal) y sin regalar nada. Veloces y aguerridos, aunque a la vez también toscos y lineales, se las arreglaron sin embargo para ser muy efectivos.

Demostraron tener una interesante base de público en Argentina (a esta altura de la noche había ya bastante gente, y 400 personas siguieron atenta y activamente su show) y seguramente de eso se agarraron para apelar constantemente al "orgullo latino" y la hermandad argentino-brasilera. La probada fórmula dio resultado y se retiraron victoriosos y muy aplaudidos por las juveniles hordas que paralelamente aclamaban que los piqueteros del metal (?) asomen la cara pronto. Nos despedimos de Krisiun con un dato para su hombre tras los parches: los solos de batería pasaron de moda hace más o menos 15 años. Gracias.

BRUJERÍA, el número central de esta noche de metal grind/death/extremo, fue a lo seguro: en menos 80 minutos de show tocaron 10 de los 13 temas de Brujerizmo, complementados además con las descargas más reconocibles del resto de sus discos ("El patrón", "Echando chingazos", y una seguidilla infernal para los bises con "La migra", "Pito Wilson" y "Matando güeros").

Brujería es un gigantesco paso de comedia -que de tan poco sutil a veces lleva al engaño- con la apoyatura de música extrema. Quien así no lo entienda corre el riesgo de sobreinterpretar mucho de lo que ocurre sobre el escenario y suena en los discos, que es nada más y nada menos que una excusa para descargar energías y pasar un buen rato. En palabras del único ausente en la formación de la banda en esta visita argentina 2007: "si lo entiendes lo entiendes, si no te vas a asustar".

El mayor mérito de la banda es ofrecer un show de la chingada (?) pese a sonar muy lejos de lo plasmado en los discos. Shane Embury tiene que vestirse de Superman para llenar cada hueco como mejor puede de la mano de una guitarra ultrapodrida que es puro riff y cero lucimiento personal, mientras que los dos cantantes (Juan Brujo y El Fantasma) están 100% dedicados al despliegue escénico. Con este panorama, todo recae en la gran base compuesta por Adrian Erlandsson (batería) y Jeff Walker (bajo). El sonido tenía un volumen bestial, a tono con el subgénero metalero profesado por las bandas y quizás también para tapar algunas carencias musicales de Brujería, quienes de todos modos demostraron de sobra que saben cómo transitar un escenario y ofrecieron un show potente y efectivo que contagió a la gente desde el primer blast beat.

Volviendo a la frase de Pinche Peach (apodado "Navarro Montoya" por Iorio cuando lo atendió en el Cosquín Rock 06, ¿recuerdan?) citada hace dos párrafos: cuando se "entiende" la propuesta musical y extramusical de la banda -o al menos se suspende por un rato el descreimiento- y el susto deja paso al imperio de los sentidos, obtenemos lo mejor que Brujería tiene para ofrecernos. Algo de eso pasó el viernes por la noche en Flores.

Fotos: Patricio Claisse



Mail del fotografo: cronicas@recis.com.ar