FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
EL MATÓ A UN POLICIA MOTORIZADO
16/12/2007 - El Marquee

Por: María de la Paz Spera - paz@recis.com.ar

Dos columnas griegas con forma humana hacían de pilares para sostener la infraestructura del Marquee, fluorescentes de a momentos, cuando las luces se confabulaban para hacerlos brillar. Mesas y sillas por doquier, y el escenario encerrado en una esquina, contenido por barras metálicas especialmente diseñadas para mantener lejos del público la maraña de cables y parlantes que se multiplicaba lentamente.

PRIETTO VIAJA AL COSMOS CON MARIANO comenzó a tocar sin preámbulos, solo una densidad de sonidos que llenaron lentamente la sala, fluyendo por los recovecos y deteniéndose a saludar a las dos columnas hechas hombre. “La Carretera De Los Incendios” y “Verano Fatal” fueron algunas de las canciones que pasaron antes de que el proyector se encendiera y las primeras imágenes de El Acorazado Potemkin empezaran a dibujarse sobre las siluetas de Prietto y Mariano. Y mientras los soldados rusos se debatían en medio de la revolución, “El Ojo de El” y “Av Corrientes” iban cerrando una presentación que culminó con el grito desaforado de Prietto pidiendo fuego.

El proyector guardó sus luces, y el escenario quedó sumido en medio de un cálido resplandor violeta. POSEIDÓTICA se camufló entre las sombras y llegó hasta sus instrumentos, dejando que sus canciones se sucedieran una tras otra con orgánica facilidad, como si estuvieran respirando, escondidas, detrás de los platillos de la batería.

Desde un principio, la banda sumergió de cabeza a los espectadores en las profundidades de su Intramundo, donde indescriptibles imágenes de seres de iguales características se abrían paso en las cabezas de los oyentes. Un paseo siempre cambiante y nunca tranquilo entre medio de tonos obsesivos, inquietantes y a un paso del abismo, bailando con los pies descalzos al borde de un volcán.

Con un agradecimiento por parte de Martín Rodríguez (bajo), Poseidotica se retiró del escenario. Los equipos cambiaban rápidamente de mano, preparándose para una última presentación, mientras el escenario parecía cada vez más diminuto entre medio de individuos que se acercaban cada vez más a las barras metálicas que servían para marcar la distancia existente entre intérprete y público.

EL MATO A UN POLICIA MOTORIZADO abrió su show con un set de tres canciones de Navidad de Reserva, dándole pie al proyector para que comenzara a pasar imágenes de un documental en portugués que relataba las proezas de diversos equipos de motocross. Tal vez imitando los movimientos de las motos, el público empezó a saltar, bailar, gritar, y recorrer el recinto sobre las manos de otros espectadores. Finalizando “Viejo Ebrio Y Perdido”, ese movimiento exaltado de la audiencia hizo que las barras que contenían el escenario se salieran de sus engranajes, obviamente aturdidas ante tanto ímpetu. Así comenzó un ida y vuelta de personas que, entre tema y tema, trepaba hasta el micrófono y coreaba las letras a la par de Santiago Motorizado (voz y bajo).

“Chica Rutera”, “Amigo Piedra” y “Sábado” pasaron en medio de volteretas por parte de los motociclistas y de los presentes. Y luego de que Santiago anunciara el cumpleaños de Niño Elefante (guitarra), los primeros acordes de “Prenderte Fuego” dieron por terminada la noche.

Pero, antes de que los espectadores resignaran sus esperanzas de escuchar un tema más, El Mato dejó como regalo navideño un breve cover de “Verano Fatal” de Prietto. Sólo unos gorros rojos y barbas blancas hubiesen hecho ese momento más festivo de lo que fue.

Fotos: Maria de la Paz Spera y Lucila Paturzo



Mail del fotografo: paz@recis.com.ar