FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
PANZA
15/03/2008 - Centro Cultural Borges

Por: Maria de la Paz Spera - paz@recis.com.ar

Con los pasillos vacíos y guardias de seguridad custodiando las puertas, el Centro Cultural Borges dormitaba en medio de pinturas y recuadros, cada tanto interrumpida esa calma de museo por el flash de una cámara o una risa aguda del grupo que rodeaba las cuatro puertas de la Sala Astor Piazzola. Cada tanto se escuchaba un esbozo de canción que resonaba por el edificio, rebotaba por las escaleras y que luego salía a morir sobre alguna baldosa de la calle Viamonte. Y en creciente cantidad aparecían los espectadores, quienes cada tanto importunaban la tranquilidad nocturna de los guardias con sus preguntas.

Una puerta se abre, y la fila se forma casi automáticamente. Entradas pasan de mano en mano, zapatillas que recorren los escalones y butacas que crujen bajo el peso de brazos, piernas y cabezas.

“Infanticidio” abrió el recital durante el cual PANZA continuó presentando su último disco, Pequeños fracasos v2.0. Canciones en formato acústico, con ritmos menos explosivos y variaciones de tono, forma y color que permiten escuchar temas ya conocidos (“Callate nena”, “Fea”, “Nada es rosa”, entre otros) como canciones nuevas y ajenas que todavía guardan un ligero dejo de familiaridad.

Las variaciones en la formación de la banda se hicieron notar rápidamente. Mariana Bianchini (voz) y Pablo Contursi (batería) fueron los únicos que mantuvieron sus lugares, mientras que Sergio Alvarez abandonó su guitarra para mezclarla con un bajo, y Franco Barroso, luego de cederle el bajo a Sergio, se dedicó exclusivamente al piano. Y sobre el escenario también se podía ver a Martín Pantyrer (saxo barítono y clarinete bajo) aparecer y desaparecer entre canciones, borrándose tras el telón el brillo dorado que pintaba sus instrumentos.

Siguiendo con la consigna acústica de la noche, Panza dejó completamente los micrófonos para un “Nada es rosa” con tres guitarras juntas, y la voz de Mariana que, sin ningún tipo de ayuda técnica, igualmente supo llenar la sala. Luego, retomando el micrófono momentáneamente olvidado, “La conspiración”, “Panza” y “Bailarina anarquista” fueron perfilando el final del recital. Pero finalmente fue “Popstar”, con el protagonismo centrado en el juego entre el piano y las letras, que cerró una noche con mucho salto y bastante vuelo.

Fotos: María de la Paz Spera



Mail del fotografo: paz@recis.com.ar