FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
BIOHAZARD
20/06/2009 - El Teatro Colegiales

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

La vuelta de Biohazard (con el aditivo de hacerlo con su formación original) más un verdadero seleccionado del hardcore vernáculo de todas las épocas era el menú de esa fría tarde de sábado en Colegiales.

El largo evento se iniciaba pasadas las 17:30 hs con los ORIENTACION. La gente que recién se comenzaba a acercar pudo ver el set de estos exponentes contemporáneos del género, integrantes de la escudería Varsity Records (hogar de Reconcile, El Camino Mas Difícil, Sobre Tus Ideas y varias otras bandas): los Orientación dejaron el listón en alto, derrochando fuerza y actitud (notable lo del batero cuando metía doble maza), ganándose respetuosos (y numerosos) aplausos.

E.D.O (Existencia de Odio) es una legendaria banda de las épocas del Buenos Aires Hardcore, quienes se han reformado hace algunos años (con cambios de formación) y seguramente sentían algo muy especial al tocar en esta fecha, al ser relativamente contemporáneos con el número principal. La concurrencia ya a esta altura del partido era notable (y todavía faltaba un buen rato…), contando incluso con más de un treintañero largo nostálgico cantando los viejos temas. El set transcurrió sin mayores altibajos (su propuesta más “clásica” dentro de lo que es el género era menos aplastante que sus predecesores, pero digamos que el condimento histórico aportaba lo suyo). El clásico “Esperando La Redención” (que le da nombre a su disco del año 1996) fue el cierre de un buen show de estos sobrevivientes de aquellas primeras épocas del movimiento por estas pampas.

A continuación, una de las razones de la presencia de este cronista en el recinto. En este caso pertenecientes a una segunda oleada del BAHC, los MINORIA ACTIVA saltaban a las tablas para transpirar la camiseta de la mano de sus cantantes, Moncho y Estrella, quienes no pararon de agitar ni medio segundo de principio a fin del set. Sonaron entre las que recuerdo “La Rebelión de los Cobardes”, “Era De Piedra” y “Martir?” (Con la ayuda de varias chicas del público en el escenario). Sinceramente, el que no levanta con esta música (tanto Tato y Alejo en la base, como ambos guitarristas suenan ajustadísimos luego de tantos años de ruta) y con los dos mencionados cantantes: saltando, tirando patadas, gritando, golpeándose, tirándose al público, acercándole el micrófono a la gente y un largo etcétera, no tiene sangre (y así fue, hubo mosh e incluso ronda). El cover de ese clásico del BAHC llamado justamente “Buenos Aires Hardcore” (de D.A.J) coronó una presentación breve pero contundente.

El antepenúltimo acto fue el que si se quiere menos tenía que ver con la velada. PLAN 4, que tiene en sus filas a Javier y Gonzalo, ambos ex Raíz si bien tiene algún que otro condimento hardcore, es una banda que hace metal. Este detalle por ahí bajó un poco la respuesta del público (había gente que los fue a ver a ellos, ojo). Haciendo esta salvedad, sus treinta minutos de show recorrieron composiciones de sus dos discos y el siempre muy pero muy celebrado cover de “Walk” de Pantera (curiosamente Javier peló un look con un aire a Anselmo), sonando realmente bien en todo momento (Gonzalo Espejo debe ser de los cinco mejores bateros de la escena heavy de acá fácilmente). No aburrir cuando claramente no son lo que uno espera no hace más que hablar bien de la performance de la banda.

El cierre de los soportes locales estuvo a cargo de la esperanza hardcore nacional NUEVA ETICA. Los chicos de las X (en alusión a la filosofía Straight Edge que varios de sus integrantes adoptan) han logrado (y tengamos siempre en cuenta que estamos hablando de una banda under argentina, de un género que es todo menos amigable a cualquier oído) grabar con referentes de esta clase de música, sacar cuatro discos y girar varias veces por Sudamérica, Europa y Japón. Show corto, habrán sido siete u ocho temas (recuerdo “El Tiempo Es Ahora”, “Declaración de Guerra”, “Elite”, “Perder Jamás”, “La Familia Nunca Muere” y “Fiel”), sin contar la intro de Inquebrantable que abrió el show. Lo esperable: un despliegue y una potencia sencillamente impresionantes, con un Teatro bien lleno como marco fueron suficientes para que si bien corto, lo suyo haya sido más que bueno.

Cierre de telón y una (muy) larga espera fue lo que siguió por una larga hora, hasta que finalmente comenzó a sonar una intro y salieron los cuatro newyorkinos a patear cabezas con “Urban Discipline”. Los tres primeros temas adelante bancando a la srita fotógrafa fueron suficientes para notar que el lugar ardía, y lo trabajoso que fue ir para atrás y lo complicado que se hacía ver evidenciaban lo llenísimo mal que estaba el lugar, algo así como el evento hardcore de lo que va del año. Lo flaco que está Evan saltaba a la vista, lo mismo que la onda que le ponían los tipos (seamos honestos, estas reuniones por lo general vienen marcadas por el signo $, y la verdad que si fue así, no se les notó), sin pasarse de tribuneros tiraron alguna que otra anécdota, agradecieron, dejaron que la gente suba al escenario, pidieron ronda, invitaron en “Punishment” a Moncho de Minoría Activa, etc.

La reunión de la formación propició una lista basada en sus discos clásicos Urban Discipline y State of the World Address, con una verdadera avalancha de favoritos del público como “Shades Of Grey”, “What Makes Us Thick”, “Love Denied”, “We're Only Gonna Die” (cover de Bad Religion) o “Wrong Side Of The Tracks” . “How It Is” (temazo total!) fue el cierre oficial, y sin darnos cuenta ya había pasado un poco más de una hora. Absolutamente nadie se movió de su lugar, y un par de minutos después fue el momento de los bises, con un mini bloque que incluyó “Punishment”, “It Ain´t Going Out Like That” de Cipress Hill y nuevamente un intento de final con “Hold My Own”, con la gente echando el resto para el mosh final.

Saludos, promesa de pronto retorno con nuevo disco, luces y la gente que de a poco se comienza a retirar, salvo los más fervientes, quienes pudieron advertir que los BIOHAZARD volvieron a salir (¡!), en esta ocasión con un nuevo bis, ese temazo llamado ”Five Blocks To The Subway”… y después si, final de una maratónica jornada.

Ya camino a la pizzería oriental (si, leyeron bien) de al lado del Teatro, la sensación de algo parecido a la satisfacción que resultaba ver la convocatoria que puede tener un género que rara vez cuenta con difusión masiva no podía significar otra cosa que la jornada había valido la pena.


Fotos: Ivana Gorosito - http://ivanagorosito-photos.blogspot.com/