FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto
RIDDIM
30/07/2011 - Casa Babylon (Córdoba)

Por: Facundo Miño (Para Recis! desde Córdoba) - facundo@recis.com.ar

Sonrisas De Madrugada

Formado a mediados de los años '90, Riddim pertenece a la vieja guardia del reggae argentino. Integra la camada que ayudó a conformar la escena tal como se la conoce hoy. Por aquellos años no abundaban lugares, ciclos ni radios para difundir su propuesta purista de ritmos jamaiquinos. A fines de la década pasada, la situación comenzó a cambiar para el grupo. La edición de Donde brilla el sol (2009, séptimo disco oficial) a través de un sello mainstream le trajo la anhelada difusión que antes se le negaba. Cortes como “Hey bredda” y “Tu amor” se convirtieron en hits de alta rotación en todas las radios del país, acompañados por los correspondientes videoclips que completaron la estrategia de dar a conocer la banda a nivel masivo.

Como consecuencia de ese nuevo status, la agrupación trasladó sus visitas cordobesas a boliches de la zona del Chateau Carreras. Sus participaciones en esos espacios están dirigidas a un público específico que rara vez coincide con el habitual seguidor del reggae que los conocía en la etapa previa a su explosión mediática.

El párrafo anterior no debe sonar como un reproche. Riddim viene llevando a cabo la saludable y necesaria tarea de saltar el cerco del ghetto reggae con el respaldo y las implicancias que trae aparejadas el fichaje con una discográfica multinacional.

En la noche del sábado se produjo su retorno a la ciudad de Córdoba en una geografía que el grupo conoce por haberla transitado con frecuencia aún cuando sus incursiones allí no hayan sido moneda corriente en los últimos años. Ante un buen marco de público, RUT NYA ofició como apertura. En media hora dejaron clara la influencia de Los Cafres en su estilo, anticiparon la grabación de su disco debut y entretuvieron a los presentes con canciones como “No dejemos de intentar” y “Un destino”. Suenan bien aunque para mi gusto les falta algo de empuje.

Posteriormente, Pety y sus muchachos dieron uno de esos shows que el público del ghetto sale a celebrar. El comienzo con el cover “Legalize it” fue un anticipo, el homenaje a Aswad una confirmación. En medio, viejas perlas como “Remando” y “De nuevo”. Los presentes, extasiados. El tema más festejado fue otro bien añejo: “La máscara”, con sólo de trombón incluido, coreado y cantado con efervescencia por los asistentes.

Aún cuando uno tenga disensos con las opiniones de Pety respecto de ciertas cuestiones vinculadas al reggae (particularmente su posición algo fundamentalista en el respeto de los patrones del género y su visión purista del mismo), es innegable su impresionante aporte a la difusión de los ritmos jamaiquinos sin quedarse en la estampita de Marley. Sobre el escenario, el tipo la descose.

Acompañado por músicos eficaces y muy solventes, el vocalista se pasea divertido y de entrecasa en las tablas. Pero ese rol relajado que el líder refleja no da lugar a errores o imperfecciones en su performance: canta cuando hay que cantar, habla cuando tiene que hacerlo, agita en los momentos exactos y recurre al humor para evitar la solemnidad. En sus actos todo parece espontáneo.

Con semejante despliegue de virtudes individuales y grupales, la elección de un setlist tan apropiado, y el reencuentro con parte de su público de siempre, el corolario de la actuación de RIDDIM es un show impecable en todas sus facetas. No dejaron margen para quejas de ninguna índole: la madrugada del sábado se consumió a pura sonrisa.