INCUBUS vuelve al pais el 28 de septiembre en el Direct TV Arena. - La segunda visita de SAMIAM será el jueves 2 de noviembre, en Gier. - Los históricos JUDGE llegan por primera vez al país el viernes 6 de octubre en Uniclub. - FACE TO FACE e IGNITE encabezarán el WE ARE ONE TOUR 2017 que llegará a Uniclub el 10 de Octubre. - El PERSONAL FEST acaba de develar su grilla, encabezada por la gran PJ HARVEY. Las fechas son 11 y 12 de noviembre en el Club Ciudad de Bs As. contacto
FIESTA CLANDESTINA: MASSACRE - CADENA PERPETUA
23/01/2015 - Groove

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Verano en Buenos Aires y al mejor estilo programación televisiva, sabemos que el año comienza en marzo. Lo que suele salvar a aquellos ávidos de recitales son los ciclos como Verano Negro o bien las ya tradicionales Fiestas Clandestinas. Estas últimas presentaban un cartel deluxe como Massacre y Cadena Perpetua y era muy difícil resistirse a semejante oferta.

Luego de que los payasos del Circo Clandestino entretuvieran al público cerca del escenario, CADENA PERPETUA largó un rato después de la una con el lugar bastante concurrido (cosa que no debe sorprender, ya que llenaron Groove varias veces solos) y se mandaron un set de diecinueve temas con una selección casi impecable, uno atrás del otro y casi sin hablar, aprovechando el formato de la fecha al máximo (para los desprevenidos, las clandestinas plantean shows de poco más de una hora, en el marco de una fiesta).

Con más de veinte años de carrera encima, sacando que los encuentres en uno de esos días en los que parece que se alinean los planetas para que salga todo mal, resulta imposible que uno de sus shows te defraude. Tal fue así que el del sábado no admitió queja alguna: suenan bien, la lista dejó poco y nada que desear (“Sobrevivir”, “Te Quiero Mal”, “Que Mundo”, “Delincuentes”, “Panorama”, “¿Como Poder? ”, “Violencia”, “El Angelito Grassioso”, “Buscando Salidas”, “Vivirás”, “No Mires El Cielo”, “Everybody Knows” (cover de Leonard Cohen), “Dispara”, “Algo Personal”, “Culpables”, “Desde el Infierno”, el hitazo “Si Me ves”, “Malas Costumbres” y “Sigo Acá”) y la gente acompañó. Todo redondito, sacando algún que otro inconveniente ínfimo de sonido, para que el Vala, Edu y el Chino (acompañados por un segundo guitarrista en algunas canciones) dejaran la impresión una vez más de que, por actualidad y trayectoria, se los podría ubicar en un (hipotético) podio histórico del punk rock local (tampoco es que sea un ranking o concurso, pero personalmente, después de los Violadores y Attaque, creo que por ahí andan…). Pisábamos las dos de la madrugada y mientras Edu se tomaba unos minutos para mostrar un par de banderas que les habían tirado al escenario, volvía el Circo Clandestino y los plomos trabajaban para dejar todo listo para el cierre de la noche.

Se ve que las vacaciones y bajar un poco el ritmo les sentó bien a Walas, Pablo M y cia (primer show del año, después de un Vorterix el 20 de diciembre) para recuperar cierta frescura que el trajín pueda haber llegado a minar. Porque debe haber sido uno de los mejores shows de MASSACRE que recuerde en los últimos tiempos (y es la banda que más veces vio quien escribe, por lejos). Esto es aun más relevante, porque por más que toquen en este tipo de fiestas o en cualquier festival, la “verdad” de Massacre en vivo se ve en sus shows en lugares como el Teatro Vorterix y especialmente La Trastienda, donde hay un nivel de intimidad mayor y otros tiempos. Habiendo dicho esto, desde la lista muy atinada con varias canciones de Aerial (“Angélica”, “La Respuesta es Fácil”, “Llena de Fe”, “Te Arrepiento”, “Te Le Al Revés” y hasta una no tan habitual como “Laika se Va”), más las de siempre y alguna que otra (pocas, tres para ser exacto) de sus últimos dos discos, hasta la ajustadísima ejecución (cuando las versiones de temas como “Nuevo Día” salen muy fieles a lo que vos tenés en tu cabeza de escucharlos mil veces, el puntaje se acerca al diez), todo hizo que la hora y monedas que tocaron pasara casi sin darnos cuenta.

El siempre extrovertido Walas estuvo más contenido por razones de tiempo, pero no pudo con su genio y regaló un par de intervenciones muy divertidas: la primera cuando un zapatillazo le voló su clásico casco de soldado (!) y el cantante le dijo (con justa razón) a quienquiera que fuera el dueño que se volvía en patas por pelotudo (sic) y la segunda al recomendar street art (!), mencionando un mural pintado en un edificio en Scalabrini Ortiz y Gascón (nota: la curiosidad pudo más y cronista + fotógrafa + estrella invitada (?) fueron a comprobarlo in situ a la salida. Y si, la verdad es que estaba bastante bien. Acá está ).

Ya pasadas las cuatro de la mañana sonaba “Tanto Amor” y sin mayores preámbulos, la máquina de la espuma (era fiesta de la espuma, si) empezó a descargar su contenido en el medio de la pista, al tiempo que los Massacre le daban el broche de oro a su actuación con su versión de “Rape Me” de Nirvana, con la letra un tanto chamuyada pero no por eso menos temazo. Aplausos finales y a buscar aire sobre la avenida Santa Fe en la madrugada de un caluroso domingo, tras una velada rockera por demás satisfactoria.

Fotos: Priscart