INCUBUS vuelve al pais el 28 de septiembre en el Direct TV Arena. - ¡AL FIN!. THE GET UP KIDS vienen a Buenos Aires y el show será el viernes 1 de septiembre en Palermo Club. - El jueves 20 de julio se viene el debut de los britanicos BASEMENT, en Gier. - FACE TO FACE e IGNITE encabezarán el WE ARE ONE TOUR 2017 que llegará a Uniclub el 10 de Octubre. - LOS 2 MINUTOS festejan sus 30 AÑOS con 3 shows en Groove, los sábados 8, 15 y 22 de julio. contacto
VALLE DE MUÑECAS - FANTASMAGORIA
08/05/2015 - La Trastienda

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Dos bandas de recorridos más o menos similares se encontraban para tocar en el siempre seductor marco de La Trastienda. Una oferta demasiado buena para dejarla pasar, aun para esa fría noche de San Telmo.

La formación actual de FANTASMAGORIA es un tanto distinta respecto de la última vez que este cronista los había visto en vivo (un par de años largos): ahora Gori es acompañado por Gustavo Buchiniz en bajo, Augusto Giannoni en batería y Mariano Acosta en teclados, pero para este show contaron además con Nacho Piedrabuena (Blues Motel) en guitarra acústica de 12 cuerdas, más bronces, corista y hasta una violinista en un tema (y si la memoria no falla, estuvo en algunas canciones Gustavo Loncharich, hermano de Gori y bajista original)

A pesar de tanto cambio dieron muestras de un presente muy bueno, con una presentación un tanto corta pero mucho más que agradable, en la que adelantaron algunas canciones de su próximo disco (que se llamará El Mago Mandrax y cuya salida al parecer está a la vuelta de la esquina, a cargo de la gente de Scatter). La lista estuvo plagada de estrenos (“Las Cosas de Verdad”, “Miserere Park” y la que quien escribe les avisa que anoten, llamada “La Araucaria”, entre otras) más algunas de las viejas como “Yo nunca tengo razón”, “El Sheriff”, “Caballos Negros Atravesando el desierto”, el clásico momento a capella con “A veces” y “El Río” para finalizar. Como tantas otras veces, la interesante cantidad de público que ya estaba en el lugar (y que los recibió muy bien en general) hizo el clásico pedido de “otra” y obviamente la banda en el 99,9999% de las veces accede o bien lo tenía fríamente calculado (?): la cosa es que salió ese temazo llamado “La Laguna” a modo de bis y todos contentos. El gesto del puño apretado de Gori al recibir los aplausos finales es la imagen que retrata el resultado del show, tanto abajo como arriba del escenario.

A esta altura del partido es complicado no repetirse a la hora de describir la trayectoria de VALLE DE MUÑECAS, tal vez de esas bandas (como varias otras) que le gustan más bien al melómano, a sus colegas músicos e incluso a cierta parte de la prensa especializada, pero que el “gran” (entre millones de comillas) público solo descubrirá el día que llegue un (hipotético) shock de exposición mediática. Por supuesto dicha hipótesis no les cambia nada ni a ellos ni a sus seguidores, y es así que siguen firmes por su propio camino haciendo más de esas canciones de rock de guitarras/alternativo/largo etc., para encontrarlos en este 2015 también a punto de sacar un nuevo disco (Scatter Records a cargo de la edición nuevamente).

No tan centrados en lo estrenos como Fantasmagoria, los hermanos Esain y cia presentaron solo tres temas nuevos (“A 1000 Km de que amanezca”, “La Cura y el Dolor” y “Las Cosas Perdidas”) para un show que arrancó con “Ni un Diluvio Más” y su versión (eléctrica) de “Dejadez”, hit del disco que sacaron Flopa Manza Minimal hace algunos años. Un Manza visiblemente contento, agradeciendo la convocatoria marcó el tono de la presentación, solo perturbada durante unos segundos por un molesto acople… pero nada que perlas del calibre de “Tormentas”, “Días de Suerte” o (sobre todo, porque es EL hit de Valle de Muñecas) “La Soledad no es una Herida” no puedan hacer olvidar a fuerza de una calidad altísima.

Retomando lo dicho un par de párrafos atrás, es muy difícil no caer en conceptos usados anteriormente, siendo el más trillado (pero no por eso menos cierto) ese sobre que si te gusta este tipo de música, es altamente improbable que cualquier show normal de Valle de Muñecas no te resulte como muy mínimo agradable. Luego de darle vueltas, es lo más justo que se viene a la mente escribir.

Todo dicho, saldo positivo y lo mejor es que con el consabido empuje de toda salida de disco, seguramente veremos a ambas bandas por ahí con más frecuencia de lo normal, lo que no deja de ser buenas noticias.