Con LINKIN PARK, SLAYER, HATEBREED y varios más, el MAXIMUS 2017 ya definió horarios para el festival del 6 de mayo. - SILVERSTEIN volverá a Buenos Aires el 31 de Mayo en Uniclub, junto a THE WORLD ALIVE y FOR THE FALLEN DREAM - TIGER ARMY estará tocando por primera vez en el país el próximo 30 de abril en M.O.D de San Telmo. - FACE TO FACE e IGNITE encabezarán el WE ARE ONE TOUR 2017 que llegará a Uniclub el 10 de Octubre. - RISE AGAINST vuelve por tercera vez al pais y se presenta el domingo 7 de Mayo en el Teatro Flores. contacto
BESTIA BEBÉ - SRTA TRUENO NEGRO - RUIDAS
11/02/2017 - Niceto Club

Por: Rodrigo Capeans - rodrigo@recis.com.ar

Hace tiempo que una buena parte del under local se volcó hacia cierto rock cancionero y de guitarra, de sonido y actitud joven: tres minutos, un riff pegadizo, un buen estribillo, letras que piden a gritos cantar a coro. Pero por sobre todas las cosas, las ganas de resumir en unas líneas esas experiencias y sensaciones que no solo pertenecen a la banda, sino también a todos los espíritus afines que las siguen. El cariño por el amigo de fierro que está en todas. Las tardes de embole en el barrio. La ansiedad por el verano y lo que está por venir.

El pasado sábado tuvimos la suerte de asistir a una nueva presentación en vivo de Bestia Bebé, una de las bandas que más ha crecido últimamente en LAPTRA, sello insignia en la movida indie y uno de los puntos de referencia de la corriente previamente mencionada. Ya habíamos tenido la chance de verlos en acción a fines del año pasado como parte del Festi Laptra, pero lejos de caer en la redundancia, la noche fue especial: 22 temas, adelanto de material, y la misma energía de siempre.


Esta vez la cita se daba en Niceto y la cosa arrancaba a eso de las nueve con la presentación de RUIDAS. Para muchos probablemente fuese la primera vez viéndolas tocar, y no es difícil entender por qué estaban invitadas. Además de la coincidencia geográfica (La Plata) con gran parte de las nuevas bandas, también el sonido encaja en el marco del pop que viene haciendo ruido: algo de surf/indie a lo Best Coast, melodías pegadizas y estribillos con gancho. Las chicas por ahora sólo tienen editado un EP de tres canciones, pero para la presentación se trajeron varias más, y en media hora nos dieron a entender de qué va la propuesta. También destacable fue el apartado visual, con ilustraciones a cargo del grupo Niñonautas.

A los pocos minutos, SRTA. TRUENO NEGRO tomaban el escenario para seguir musicalizando la noche. El grupo editó a fines del año pasado su segunda placa, Sonido Donosti, y aprovechando lo todavía fresco de las canciones, incluyeron varias en la lista: la relajada “Infinitesimal” (apenas instrumentos, toda voz) y la bajonera “Las Noticias” (aunque sin sacrificar lo pegadizo) fueron algunas de las elegidas para la velada. El sonido melancólico, de verano no como punto de celebración sino de reflexión e introspección (o como lo llaman en una canción, “falso verano”), de estar acá pero querer estar allá, sigue intacto. De fondo, videos de vacaciones perdidas en blanco y negro ofrecían un acertado refuerzo de lo que pasaba en la música.

Luego de un breve receso, aprovechable para ir a chusmear los discos en venta, el turno de BESTIA BEBÉ se anunciaba de una forma ya clásica en sus presentaciones en vivo: el instrumental de “It’s a Heartache” de Bonnie Tyler, aquel que el mundo del fútbol corrompió para siempre y que ahora funciona de base para uno de los cánticos más célebres en la cancha: “jugadores / la concha de su madre / a ver si ponen huevos / que no juegan con nadie” . Imposible no notar como, ahora sí, Niceto estaba lleno. Docenas de voces cantando a coro lo confirmaban.

Terminada la introducción, el arranque se daba con “Antártida Argentina” y “El Más Grande de Todos”, dos canciones de Jungla de Metal 2, segundo álbum del grupo: al hilo, sin descanso y rápidas, al igual que muchas de las que vendrían después. Canciones que no serían pocas: por ahí pasaban algunas de las de su trabajo homónimo, como las muy coreadas “Wagen del Pueblo” u “Omar”, además de varias del ya mencionado segundo disco. Algunos números más lentos como “El Gran Balboa”, intercalados de a ratos para bajar un cambio, pero el pogo en el resto de los temas indicaba que el público tenía ganas de saltar.

Luego de la enorme “Fiesta en el Barrio”, con un ritmo hiperactivo que remite un poco a Vampire Weekend, el grupo anunciaba un tema nuevo… O no tanto: “en realidad es una canción que quedó afuera antes, pero ahora que no tenemos nuevas hay que grabar las viejas, para robar unos años más” . Una muestra del humor y personalidad distendida de la banda, la misma que los llevaba a invitar a un amigo cercano a cantar, Ronnie, ya conocido por el público que los viene siguiendo. Cayó con una remera negra con la icónica lengua de los Rolling Stones, y luego de aprovechar la ocasión para un comentario político ( “veo mucha gente ofendida por un tetazo, pero no por los millones que nos roban” ) agarraba el micrófono. La canción iba con dedicatoria: contra los fachos, “de los que todos conocemos al menos uno” .

Acercándose el final, los Bestia nos aseguraban que no iba a ver bises: “lo teníamos todo medio profesional, marcado en bloques. Se suponía que teníamos que ir y volver… Pero no. Nadie se fue” . Así que cuando anunciaban la despedida, la cosa iba en serio. Y qué mejor manera de hacerlo que con “Lo Quiero Mucho a ese Muchacho”, quizás el himno por excelencia de la banda. El que mejor resume por dónde va la banda: la amistad, las ganas de pelearla, de bancársela en las buenas y en las malas. Todo eso, y mucho más, condensado en unos cuatro minutos de pura emoción y energía rockera. Enorme.

Las fotos son de Candela Gallo (a quién le agradecemos por enésima vez)