El paro general suspendió el show de los suecos NO FUN AT ALL del jueves 6 de abril. Se puede pedir el reintegro en el lugar de compra del ticket. - SILVERSTEIN volverá a Buenos Aires el 31 de Mayo en Uniclub, junto a THE WORLD ALIVE y FOR THE FALLEN DREAM - TIGER ARMY estará tocando por primera vez en el país el próximo 30 de abril en M.O.D de San Telmo. - Finalmente las plegarias del publico punk rock local fueron escuchadas y los RANCID tendrán sideshow en Flores, el 30 de marzo. - RISE AGAINST vuelve por tercera vez al pais y se presenta el domingo 7 de Mayo en el Teatro Flores. contacto
ETERNA INOCENCIA - AVERNAL
03/03/2017 - Teatro Vorterix

Por: Rodrigo Capeans - rodrigo@recis.com.ar

Hace bastante que Recis! no se acercaba al Teatro Vorterix. Para ser más precisos, la última vez había sido para el Noiseground Festival de agosto del año pasado, en una jornada a puro metal y ruido. Más de cinco meses: había que volver. Cuando nos enteramos que Eterna Inocencia tenía planeado arrancar el año con una presentación ahí, la cosa estaba demasiado tentadora como para dejarla pasar. Durante cerca de dos horas, el pasado sábado nos dimos el gusto, saltando y gritando a la par.

Pero antes del plato principal, la noche arrancaba temprano: todavía no eran las ocho cuando los muchachos de AVERNAL se subían al escenario para derretirnos los oídos con su potente y pesado sonido. La banda de death metal lleva más de 20 años de brutalidad (así lo dicen ellos mismos) tocando lo que saben, y lejos de parar el año pasado sacaron disco, La Quimera de la Perfección. De ese trabajo es que vendrían varios de los temas de la noche: “Prometeo”, “Arquetipo de Saturno” y otros que nos hicieron headbangear hasta que doliera el cuello. Para el que se preguntara por la conexión metal (Avernal) / hardcore punk (Eterna Inocencia), una pista venía de la mano de su canción “Habitante de Cadáveres”, para la cual invitaron a subir al escenario a Guille (voz) y Roy (guitarra) de Eterna. Antes de tocarla, nos contaban sobre la estrecha relación de ambos grupos, conocidos hace años, del barrio y de ensayos en común. Eso sin contar que ambas comparten el mismo baterista, Germán Rodriguez, que entre ambos shows terminó tocando más de tres horas.

Luego de una media hora de descanso, aprovechable para tratar de recomponernos del asalto sonoro al que nos habíamos expuesto (realmente los tapones se extrañan un poco en los shows de música pesada), se subía, ahora sí, la gente de ETERNA INOCENCIA al escenario. El puntapié inicial lo daban con “A los que se han Apagado”, del disco de mismo nombre del año 2001, y las bases del show se asentaban desde temprano: todos bien cerca del escenario, a saltar, zambullirse entre la masa de gente y cantar (gritar) a coro mientras el pogo se hacía sentir en todo el cuerpo y la ropa transpirada. Y nada de quedarse muy cómodos entre canción y canción, porque todavía quedaba mucho por delante: 31 temas, todos sentidos como si fueran el primero y el cansancio no existiera.

“Voy a tratar de hablar mirando hacia adelante, porque me dijeron que suelo hacerlo de espaldas” , decía Guille en un punto medio entre risas, antes de presentar uno de los temas. Presentaciones de las que habría varias, dándole lugar a la banda de contarnos lo que significan para ellos las canciones que forman parte de su extenso catálogo: “esta es la favorita de mi sobrino” (“Cassiopeia”), “encontramos cassetes con viejas canciones como esta” (“Paren Esta Guerra”), o la dedicatoria a Chary de la mítica banda punk Loquero, actualmente alejado de los escenarios por un problema en la columna (“Cuando Pasan las Madrugadas”).

También hubo una devuelta de gentilezas con la gente de Avernal invitados para “Cártago”, haciendo el sonido hardcore de Eterna un poco más pesado que de costumbre, algo que recibimos con los brazos abiertos. Con la misma aceptación luego nos preparábamos para “Vientos del Amanecer”, en el polo opuesto. El pogo se paraba momentáneamente para darle espacio al lado más melódico y sentimental de la banda, y todo el teatro se convertía en una sola voz.

Como suele ser el caso de una banda comprometida como Eterna, la música no sólo se queda en el tocar canciones sino que también es utilizada como plataforma para dar un mensaje que supere lo musical. De ahí que a mitad del show el grupo hiciera una pausa para contarnos el caso de la gente detrás de El Playón, único skatepark público de La Matanza, autogestionado y organizado por amigos de la patineta ante la poca colaboración del municipio. Para festejar lo alcanzado hasta la fecha (y por muchas conquistas más), el 18 de marzo habrá una fecha con fines benéficos que contará tanto con la presencia de Eterna Inocencia como los también punks de De Crooked: una nueva chance de ver a la banda en vivo, con el agregado especial de colaborar con algo mayor en el proceso.

Para cuando el grupo cerraba la presentación a eso de las 11 de la noche con “Puente de Piedra”, difícil era que alguien no se hubiera quedado satisfecho. La banda había repasado temas de toda su discografía y cada vez que pensábamos que la cosa estaba por terminar escuchábamos los acordes de otro clásico más que nos llamaba a saltar y transpirar la camiseta. La música se terminaba, pero la sonrisa no se borraba: Eterna sigue tan vital como siempre.

Fotos: Fernando Stefanelli

Más fotos:

Eterna Inocencia @ Teatro Vorterix