FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto

CEBRA


Los Jacqueline Trash
2007
Por: Maria de la Paz Spera
Después del ya lejano Just Four Escences Dances In Their Own Smoke Circles, Los Jacqueline Trash regresan con Cebra; un disco que además de contener diversas canciones, viene plagado de diminutos juegos interactivos perfectos para la recreación musical y, como yapa, una copia original para regalar al amigo más próximo.

Integrados por Nicolás Valdés (guitarra), Juan Manuel Ruiz Suníco (Voz), Pablo Di Peco (bajo), Nicolás Esperante (guitarra) y Matías Vázquez (batería), los Jacqueline Trash son un pentágono que combina la psicodelia con algunos momentos stoner, tal como se puede observar en “The Dance Floor”, “Femme Fatale” y “Electro Bloody Kisses”. Flashbacks setentistas en su estética y con un sonido a la vez moderno y experimental, Cebra hace un recorrido de diversas alturas, mirando ocasionalmente el velocímetro y pisando el acelerador a fondo. Agregando una pizca de glam y un ligero toque de rock, la banda logra sostener e incrementar el interés del oyente, terminando con la canción más requerida en sus presentaciones en vivo: “Tu Boca De Vidrio”.

A lo largo de sus nueve temas, Cebra va creando diversas imágenes coloreadas por letras casi cinematográficas, atravesadas por ritmos acelerados, obsesivos y, en más de una ocasión, eléctricos. Desde sus estribillos pegadizos hasta sus súbitos arranques de improvisación sonora, se puede decir que el recorrido trazado en Cebra está pensado con la intención de movilizar las extremidades del individuo ubicado detrás del parlante. La dirección que tales movimientos tomen queda en manos del receptor de turno.