FACE TO FACE vuelve a Buenos Aires el 9 de Julio en Uniclub. - Increiblemente MINERAL viene al pais y se presentarán el jueves 22 de agosto en GIER, junto a MOFA y otros créditos emocore locales. - VALLE DE MUÑECAS mete un triplete en Humboldt los ultimos jueves de junio, junto a ROSARIO BLÉFARI, NORMA Y MATAPLANTAS. - Noche a puro hardcore el 17 de mayo en Gier con la presentación de los californianos TERROR. - Los uruguayos HABLAN POR LA ESPALDA vuelven el sabado 15 de junio al Salón Pueyrredón, con su nuevo disco Afuera bajo el brazo. contacto

INFANTICIDIO


Panza
2003
Por: Martin Debaser
Pop violento, dirán ellos. Pop en toda su extensión (como una explanada) para los medios, obligados por trabajo a desmenuzar la sonoridad de la banda. Las etiquetas (odiosas por demás) son un elemento casi inevitable para críticos y periodistas pero no así para los músicos quienes la mayoría reniegan de ello. En particular, Panza dice basta y rotula su música.
Rock en estado impuro para quien suscribe. Y porqué no puro? La magnitud de la fuerza que expulsan resuena como un loop de patadas lacerantes en el centro digestivo.
Un atropello se abalanza cuando me pregunto si toda obra artística y/o de índole musical, encierra o deja traslucir un concepto detrás.

"Infanticidio" es sugestión desde el nombre propio al mismo tiempo que la angustia se diluye exagerada en mi, hasta allanarme en compases voraces, trabados y armonías vocales que se muestran abiertas. Como pétalos sometidos al castigo de una tormenta o a la adoración natural (viento leve aquel que peina la superficie). Tal es la sensación que extraigo en "Naturaleza muerta”. Vaivenes melodiosos en las entrañas del alma perforada. Gestos, ironía y demostraciones de actitudes falsas. El impresionismo dibujado en "Sonrisas de plastilina".

El segundo álbum de Panza los halla en un ardor incesante tanto musical como venéreo. !Que difícil se me hace! no observar, curado de espanto ya, las sendas transparentes de mi piel y ver cómo me recorren estos cuatro ejecutores de infinitas expresiones.
Descargo y rabia, inocencia, odio, ironía y la paranoia en "Precauciones peligrosas" se vuelcan a través de la textura camaleónica y frágil en la garganta de Mariana Bianchini.
Mutación. Posesión. La intemperie es el asilo y el descanso de nuestra esencia y el quiebre que propone Panza.
Vislumbro el costado o ángulo punk (no propiamente dicho sino en una línea rock-punk que por supuesto no significa lo mismo que alterar el orden de estas palabras), está efervescente en canciones como "Plato frío" y "21 días" en las cuales, yo, ávido entre la calma y la violencia minimizada descubro finalmente la "sacudida" corporal.

Profetizaciones de ídolos envasados, inventos de publicidad, y la histeria “teen” que se regenera ( que acrecienta el consumismo y confirma lo que finalmente los medios nocivos de comunicación lanzan al mercado como un “menú promocional del momento”, se clarifica en “Popstar” (primer single del disco).

“Y me pregunto... adónde estoy?”. Tan ausente de espejos que me acorralen, sólo la humedad del cuerpo es apenas una pretensión del acercamiento o intento fallido al describir el grado emocional del “sonido Panza”.
“Infanticidio en mi cabeza y en mis gritos...”, se potencia y tambalea. Y aún trato de impedir mis bruscos movimientos.