INCUBUS vuelve al pais el 28 de septiembre en el Direct TV Arena. - La segunda visita de SAMIAM será el jueves 2 de noviembre, en Gier. - Los históricos JUDGE llegan por primera vez al país el viernes 6 de octubre en Uniclub. - FACE TO FACE e IGNITE encabezarán el WE ARE ONE TOUR 2017 que llegará a Uniclub el 10 de Octubre. - El PERSONAL FEST acaba de develar su grilla, encabezada por la gran PJ HARVEY. Las fechas son 11 y 12 de noviembre en el Club Ciudad de Bs As. contacto
Ragazzas: Jueves 28 de julio en Niceto y 12 de Agosto en Avellaneda

''Al final del disco estábamos más cerca de la muerte, pero que salga fue la victoria del amor''

Por: Norman Flores - norman@recis.com.ar

Hablamos con los chicos de Ragazzas sobre su nuevo disco, Amor o Muerte. En una extensa charla con Joel Fiorire (cantante y bajista), Martín Rulli (baterísta) y Francio Ceravolo (guitarrista), recorrimos la historia de la banda, nos contaron los sentimientos que tuvieron a lo largo de la grabación del disco y qué esperan del resto del año: “Ahora hay que salir a tocar y a defender las canciones”.

Recis!: Vienen tocando desde antes del 2009, pero en todas las biografías marcan que el inicio es a partir de ese año, ¿por qué? ¿Sienten que el proyecto es totalmente diferente al que tenían antes?

Joel: Salimos a buscar otra cosa que no involucraba el cambio del nombre. El afecto por el nombre estaba y nos sentíamos identificados, pero con la música o el género no tanto. Nos identificamos de la misma manera pero con otra cosa.

Martín: Lo que se mantiene es el espíritu. Si te fijás, por ejemplo, antes también hacíamos canciones con nombres de chicas, o desde las letras hablábamos como mujer. Ese espíritu femenino se mantiene.

Joel: Hay cosas que seguimos trayendo.

Recis!: ¿Y cómo fue ese cambio? ¿Se dio de manera natural?

Martín: Si, empezamos a escuchar otras cosas. Sentíamos que manteníamos el espíritu pero haciendo otra música, con otra búsqueda.

Joel: Cuando nos quedamos solos con Martín queriendo encarar otro proyecto, entró un violero que quería tocar los teclados. La idea nos llamaba bastante la atención. Ese fue el cambio rotundo. De hecho, el primer disco que grabamos arranca con una base de teclados. También, era la música que veníamos escuchando, habíamos dejado de escuchar las bandas punks que íbamos a ver. Empezamos a escuchar otras cosas que nos llamaban la atención, como The Postal Service. Tratamos de buscar desde ese lado.

Recis!: De esa escena, además del DIY (Hazlo Tu Mismo) , ¿qué más mantienen?

Martín: Algunas relaciones.

Joel: Hubo un momento en el que ya estábamos tocando con teclado y, en un mismo año, compartimos escenarios con Entre Ríos y con Shaila. Hay gente a la que le gustó el cambio. También de esa época nos quedó la sensación de querer generar algo a través de la música.

Recis!: En 2013 ganaron un concurso de bandas ¿qué significó para ustedes?

Joel: Entramos medio sin saberlo, cuando nos dimos cuenta ya estábamos concursando y a punto de ganar la primera etapa. Entonces, le dimos rosca y vimos que garpaba tener la oportunidad de grabar en un estudio como El Pié. Sólo teníamos cuatro temas compuestos. Independientemente de la experiencia de grabar ahí, estuvo bueno ponernos a laburarlos a full. También estuvo bueno lo de salir a buscar votos. Nunca habíamos participado en un concurso así. Igual, nunca lo volveríamos a hacer.

Martín: No. No lo volveríamos a hacer, pero sí creo que eso de salir a buscar votos y que la gente se empiece a copar y a compartir, da cierta difusión. Lo que es en sí el concurso, teníamos que ir y grabar tres canciones en un día, después no teníamos como mucha elección en lo que era mezcla y el mastering. De ahí decidimos tomar las bases de batería y de bajo, y seguir nosotros grabando arriba en nuestras casas. Hasta ese momento sólo habíamos hecho grabaciones caseras, fue una buena oportunidad para aprovechar el estudio.

Recis!: Se puede decir que en cuanto al público también sirvió.

Joel: Sí, había gente de España compartiendo nuestros videos para que nos voten y quizás por nuestra cuenta capaz eso no salía. Se expandió tanto que llegó un momento en el que había gente a la par nuestra y que no pertenecía a la banda saliendo a buscar votos.

Martín: Hubo mucho aguante, nos sentimos muy apoyados.

Recis!: A fines de 2013, Lisandro Aristimuño los eligió para formar parte de su compilado, Música sin Fines de Lucro, ¿sintieron que ese momento también fue un antes y un después en cuanto a difusión?

Martín: Es público totalmente nuevo.

Joel: La llegada de Lisandro está buena; hubo comentarios de lugares a los que quizás por nuestra cuenta nunca hubiésemos llegado, Gente comentando desde México o de otros lugares. Estuvo bueno. Nos acercó a otro ámbito y a otro circuito. Otro público al que tocando con bandas como Shaila, Eterna Inocencia o 2 minutos, no teníamos acceso.

Recis!: ¿En los recis ven esa mezcla?

Martín: Sí. Hay de todo, cualquiera convive con cualquiera.

Francio: Es que también es así la música de la banda. No se entiende muy bien “qué” somos.

Joel: A mí me pasó que en un reci en Plasma, había mucha gente que quizás no es tan de recis, y venían después de laburar para ver a la banda. Hay una llegada más neutral.

Francio: Además tocamos en muchos lugares diferentes, constantemente vivimos cosas distintas.

Recis!: Se sienten cómodos con eso.

Martín: Sí, no tenemos problema.

Joel: Lo que sí, con el tiempo nos pusimos obsesivos con el punto de sonar. Creo que nos podemos bancar tocar en el piso, sin luces y sin camarín, pero la condición de sonar es sine qua non para cualquier fecha. Queremos sonar bien en cualquier show, sonar bien representa todo el laburo que hacemos tanto en la grabación del disco como ensayando. Podemos descuidar un montón de vértices menos ese que es el que lo laburamos un montón para que llegue así.

Francio: Sí, una de las cosas que más hace la banda cuando no toca o graba, es ensayar.

Martín: Con ensayos eternos, de cinco o seis horas.

Francio: Por ahí, empezamos a cantar todos y si llegamos a un lugar y no hay espacio para las cuatro voces es una mierda. Estuvimos ensayando horas y horas y que de repente no se pueda, da mucho enojo.

Recis!:(A Francio) ¿Cómo fue entrar en una banda que ya venía tocando hace tiempo? ¿Los habías visto alguna vez en vivo?

Francio: Lo más loco es que muchas veces estuve abajo viéndolos. Era fana, le contaba a Martín que por Ragazzas había dejado de escuchar lo que te pasa tu viejo, o tu vieja, o tus hermanos mayores. El día que me dijeron “Vení a tocar, tenés que aprender un par de temas (Baguala a la desesperación y 2020)” , yo ya los sabía, no tuve ni que ensayar. Tengo mucha suerte de entrar a una banda que está bastante formada, no es que tengo que empezar desde abajo. También me gusta sentir que no soy una voz menor dentro de la banda, me pone muy contento que en el disco se metieron muchas cosas que yo propuse. Crecimos todos, dimos un paso enorme.

Recis!: Tu primer show fue en La Trastienda, ¿cómo fue debutar con la banda en ese escenario?

Francio: Si me lo preguntás ahora, miro para atrás y es una locura. No sé, si crece mucho Ragazzas y se va uno de nosotros, y entra un pibe de 22 años no sé si lo dejaría tocar en esa fecha (risas). Fue una locura, ni lo sentí. Me di cuenta al otro día, cuando tuve que volver al laburo y no conocía a nadie, no pude hablar con nadie. Laburaba en un call center, había entrado a laburar un miércoles y a los días estaba tocando.

Joel: El miércoles entraste al laburo, el jueves fuimos a MuchMusic y el domingo tocamos.

Martín: Su debut de tocar delante de mucha gente fue la tele y después La Trastienda.

Francio: Es algo hermoso, no te lo olvidás más.

Recis!: Hablemos un poco de Amor o Muerte, ¿cuándo empezaron a grabarlo y por qué tomaron la decisión de hacerlo en dos partes?

Martín: El 2 y el 3 de enero del 2015 grabamos la primera batería.

Joel: Decidimos grabarlo por nuestra cuenta, con nuestros tiempos y justo se dio la oportunidad de hacer una fecha. Teníamos cinco temas listos y empezamos a entender que iba a estar bueno presentar esos cinco temas. Estamos en un tiempo donde los discos quizás pasan de largo. Presentando la mitad y después el disco entero con esos cinco temas digeridos iba a hacer la situación mucho más propicia para degustar el disco entero.

Recis!: Esa primera parte, ¿la dejaron como estaba o volvieron a grabarla de nuevo?

Joel: Lo dejamos tal cual estaba y lo remasterizamos.

Martín: Tuvimos ganas de cambiar algunas cosas pero decidimos respetar la frescura del momento. Lo que pasó en ese momento estaba bien, y listo.

Recis!: ¿Dónde lo grabaron y cómo fue esa grabación?

Martín: Las baterías las grabamos en mi casa, en el quincho, con algunos preamplificadores y mics de bandas que nos prestaron, como Roy de Eterna Inocencia. Para ayudarnos a grabar las baterías vino Diego Taccone, el colo de Smitten. Él había grabado todos nuestros discos anteriores. De ahí nos largamos a grabar también en las casas de Joel, en la casa de Tucho (Schiaffino, tecladista) y en la de su hermano. Canción por canción, terminando cada canción y produciéndola arriba. Hicimos lo que quisimos, grabamos de todo en el disco, tuvimos esa suerte.

Francio: Por ejemplo, había una canción en el disco que duraba el doble de lo que dura ahora. Grabamos todo eso, lo laburamos y en el momento final decidimos cortarlo. Tiramos un montón de laburo que fueron meses pero nos pareció mejor.

Joel: “La soledad de las rosas” tuvo como cuatro partes “C”. Estaba el estribillo y la estrofa, la parte “C” no nos cerraba y le probamos cuatro.

Martín: Había una parte de violines.

Joel: Habíamos probado un montón de cosas. Otro detalle que también me parece importante que estuvo bueno del espacio que nos dimos grabando nosotros, fue la incorporación de él (señala a Francio). Propiciamos la situación de la grabación para compartir con él y conocernos más allá de lo musical, a nivel humano. Siempre ponderamos en armar un grupo humano que dure diez años, esa fue la premisa que tiró Tucho. Sabíamos que grabar entre nosotros y darnos estos espacios iba a propiciar todo eso.

Martín: Tucho es el que más sabe de grabación, es técnico en sonido. Pero había veces que no podía estar siempre. Todos aprendimos a usar programas para grabar, todos aprendimos de ganancia, todos aprendimos de todo. Estuvo buenísimo, fue mucho tiempo juntos. Durante más de un año nos juntamos lunes, miércoles y sábados. Desde las ocho de la noche hasta las doce, los sábados todo el día. Así todas las semanas, a veces tocando, a veces no. Nos imposibilitaba tocar pero queríamos laburarlo. Por momentos no veíamos la hora de que termine. Fue una experiencia increíble. Lo pudimos sacar a flote, siempre existió la amistad y darle para adelante. Pero creo que todos en algún momento nos preguntamos “uh, loco, ¿este disco va a salir?”

Joel: Sí. Además de que nos conocimos muchísimos más de lo que ya nos conocíamos, estuvo bueno porque aprendimos a darnos tiempo. Respetando los espacios y lo programado por todo.

Recis!: Además de ustedes cuatro, ¿quién metió mano en la grabación del disco?

Martín: Pablo Barros en las mezclas, que le dio magia al disco, cuidó tanto cada audio que fue increíble. Diego Taccone, el colo, estuvo atrás de nosotros para que hiciéramos todo bien. Cuando terminábamos de grabar, le mandábamos todo a él; editaba y lo dejaba todo bien, con mucho amor. De ahí iba a la mezcla que hacía Pablo, y de ahí volvíamos a grabar en analógico tema por tema. Juntando la guita que podíamos, con la que llegábamos. Después tuvimos una gran mano de Álvaro Villagra para masterizar la primera parte, le agradecemos porque hizo un laburazo solamente por amor a la música. Franky Richars trabajó en la tapa con entrega y dedicación. Laburó hasta lo último, se mató la cabeza. Sintió qué era lo que pasaba, sintió nuestro caos. También estuvo la gente de Rock City acomodándonos, siendo una brújula.

Francio: Ni hablar de los amigos que caían con bizcochitos, mates o cervezas.

Martín: Claro, como Sebastián Barroso que estaba siempre, y que lo pusimos en la ficha técnica como asistencia y logística. Hacía que no nos cagáramos de hambre porque estábamos metidos y no podíamos salir.

Recis!: ¿Tenían a alguien a quién mostrarle los temas que estaban armando?

Martín: A Charly Gomez. Y a nuestras novias, que se la bancaron siempre.

Francio: Son las que más entienden, cuando les mostrás una maqueta, más o menos por dónde va a ir.

Martin: Amigos vinieron un montón, además de los que grabaron. Eran juntadas, pasa que a veces era el único lugar donde nos podíamos ver.

Francio: En los coros de “Llévame a dormir” están todos nuestros amigos gritando. Estábamos ahí, teníamos que grabar los coros y eran seis o siete personas gritando atrás del micrófono.

Recis!: Ya con el disco terminado, ¿qué sienten cuando se ven hace tan solo unos meses atrás con esa incertidumbre de no saber si llegaban con el disco? ¿Sintieron cierto arrepentimiento de haberlo encarado de esa forma?

Martín: Más que arrepentimiento diría que fue un miedo que tuvimos. Creo que sentí de muy cerca el fracaso, de haber laburado tanto en algo que después no saliera. Que haya salido, que lo hayamos terminado, desde lo personal, fue demostrarme a mí mismo que con mucho laburo y con mucha dedicación terminan saliendo las cosas como uno quiere. Para mí fue realmente un éxito. La primera vez que escuché el disco masterizado tuve mil momentos en la cabeza y dije “si este disco lo escucha una persona o cientos, no me interesa” , sentí que era mío y de todos los que lo habíamos hecho. De nuestras novias, de nuestras familias, fue un esfuerzo grande, posta.

Francio: A mí con el disco terminado me dan ganas de hacer otro disco.

Martín: Claro, eso pasa al toque.

Francio: Nos pasa que ya estamos escribiendo lo nuevo. Acabamos de salir de todo ese quilombo y queremos entrar de nuevo.

Joel: Lo bueno que tuvieron esos miedos es que nos ayudaron a levantar el pie del acelerador. Ya estaba re chispeante la relación entre nosotros. Bajar un cambio y darnos aire, y entrar en la incertidumbre de “quedó acá”. Cada uno pudo atender las cosas que tenía descuidadas, y reestablecidos o fortalecidos pudimos dar el envión final.

Recis!: ¿Volverían a grabar de la misma forma?

Joel: Yo te diría que no (risas).

Recis!: En cuanto al público, ¿cómo está siendo la respuesta?

Francio: Por lo que vemos por internet, en Spotify no teníamos portada. Entonces, la foto que hay de portada es la del disco más reproducido. A días de lanzarlo fue la del disco nuevo. Y los cinco temas más escuchados de la banda son de este disco.

Martín: Entendemos que un disco tiene un proceso diferente a cuando lanzamos un tema solo o un video. Todo lo que recibimos fueron buenas críticas, creemos que sorprendió. Estamos todos muy contentos, yo me siento muy realizado. Me siento muy tranquilo.

Francio: Incluso hay gente que todavía no escuchó los primeros discos.

Joel: La satisfacción no la genera sólo el disco, sino cómo evolucionó el grupo humano. Hoy el vínculo es muchísimo más fuerte, muchísimo más enlazado.

Martín: Compartimos muchas cosas.

Joel: En el medio todos tuvimos problemas de laburo, de pareja, personales.

Martín: Hubo juntadas en las que no se grababa un acorde, pero nos quedábamos todo el tiempo hablando del problema que tenía el otro. Era raro, a veces era lo que nos traía problemas pero era la misma solución.

Francio: Nos ha pasado de llegar muy mal y salir nuevos.

Martín: Sí y lo que antes era grave después dejó de serlo.

Joel: En algunas devoluciones que nos han llegado, en vez de decirnos “qué buen tema” , nos dicen “se nota el amor que le pusieron” .

Francio: Otra es “se nota que dejaron todo” .

Joel: Y es literal (risas).

Recis!: Se podría decir que el nombre del disco, Amor o muerte, quedó acorde al proceso que vivieron durante toda la grabación.

Joel: Completamente.

Francio: Fue así. Inclusive las dos caras del título, amor o muerte, se ve reflejado en el sonido de las canciones. Estábamos más cerca de la muerte al final del disco que del amor.

Martín: Pero que salga fue la victoria del amor.

Francio: Completamente. Igual es a elección del público el significado. Nosotros creemos que todo lo que no sea amor va a ser muerte siempre, pero tal vez otro tipo no lo piensa así.

Recis!: Con esto de grabar primero cinco temas y después el resto, ¿pensaron en cambiarle el nombre?

Francio: Había unos títulos dando vueltas.

Martín: Pero decidimos dejarlo así. Durante el proceso de la grabación, casi a finales del disco, terminé entendiendo el nombre en carne propia. Lo que no va a ser amor, va a ser muerte.

Francio: Nos pareció un concepto muy bueno.

Martín: A mí me sonaba a cliché, pero en un momento me pasó. Me tocó de cerca, me convenció. Fui el último en entender el nombre.

Recis!: El primer corte de difusión es “La soledad de las rosas”, tema que hace referencia a María Soledad Rosas, ¿cómo surgió hacerlo?

Joel: Ceci, la chica que toca el acordeón en el tema Quinquela Martir, estaba haciendo charango con Rolando Goldman, uno de los charanguistas más grossos del país, que dirigió una película de Simón Radowitzky. Ella se interesó en todo lo que era la anarquía, y a mí me llamaba la atención. Un día llegué a la casa, tenía la edición vieja del libro de Martín Caparrós. Le pregunto “¿qué es eso?” , “boludo, Soledad Rosas, ¿no sabés de ella?” . Me comí el libro, se los pasé a ellos. Leímos todo, las cartas, los artículos. Medio inconscientemente, quizás, nos llamaba la atención que la situación era de amor o muerte, de brindarse para el otro, de pelear por sus ideales, de dejar todo y abandonarse a la causa. Era lo que nos venía pasando, abandonamos todo para terminar este disco porque nos encanta la idea de hacer música y nos sentimos proyectados desde el arte. Quizás ella se proyectaba desde el bienestar común, con acciones políticas concretas. Nos sentimos identificados desde ese punto. Hay un montón de historias que son dignas de ser sabidas. Nos gustaba la idea de poder llevar esa historia a más gente.

Francio: La idea es contar historias.

Martín: Puede pasar que más adelante contemos otras historias que nos llamen la atención o puede ser que no.

Joel: La idea no era bajar línea, era contar su historia.

Recis!: Si escuchás el tema no pensás directamente en su historia, después cuando te interiorizás te empezás a dar cuenta.

Joel: Sí.

Recis!: En las últimas semanas hubo denuncias concretas de abuso por parte de personajes del rock, ¿cómo vivieron todo eso? ¿Creen que hay músicos que piensan que ese rol arriba del escenario les da cierto poder?

Martín: Nosotros siempre peleamos mucho por lo que hacemos, siempre estuvimos concentrados en otra cosa. Y siempre nos juntábamos con gente que estaba en la misma, haciendo la misma. Es una pregunta delicada.

Francio: La imagen del poder en el rock está tan estereotipada que da gracia. No sé si lo más importante es ser rockero o boludeces así. Hay mucha gente que se empezó a dar cuenta que el rock es un árbol de todo el bosque. En estos casos particulares, es una mierda lo que pasó.

Joel: Entendimos lo delicado del tema y preferimos no opinar desde nuestras redes sociales. Primero, por el simple hecho de que cada uno estaba tranquilo de lo que había hecho toda su vida. Además, sentíamos que si no había nada significativo que comunicar era al pedo. Obviamente resalto esto de que no queremos ser una estrella de rock. Nos abocamos a ser artistas porque lo que nos conmueve y lo que queremos hacer es conmover a través del arte. Puntualizando en estos casos, el que hace un daño lo tiene que reparar.

Martín: Claro, acá se hace, acá se paga.

Francio: Independientemente de que nos pongamos al lado de las víctimas, porque cuando uno es víctima es víctima, sea quién sea.

Recis!: El problema está en cuando se crean el personaje y se lo creen.

Martín: Claro, te creas lo que te creas si no es la realidad, algo te va a bajar. Si hablás al pedo como les pasó a otros músicos, también.

Joel: Totalmente.

Francio: Lo importante es ser lo más real que se pueda.

Martín: Lo importante es querer a alguien y cuidarlo.

Recis!: De la misma forma que hicieron muchas bandas que compartían fechas con esos músicos denunciados, ¿ustedes también se hubiesen bajado de esos recis?

Francio: Sí, no tenemos por qué comernos un garronazo por culpa de otros.

Recis!: Volviendo a la banda y al disco terminado, ¿qué sienten ahora que está el laburo hecho?

Martín: Siento que falta el doble de laburo.

Francio: Sí. A mí me pasa que me desprendí del disco, está bueno que venga alguien y te hable del disco, no romperle las bolas con que saqué un disco.

Martín: Ahora hay que salir a tocar las canciones, a mostrarlo mucho en vivo, a defender las canciones. Si hay algo que siempre nos interesó es abocarnos en el arte, aparte de la música. Pero llegar más a lo visual, por ejemplo. El laburo que viene por delante es ese y llevarlo por todos lados. Hacer eso que nos va a hacer bien.

Recis!: ¿Cómo encaran esta segunda mitad de año?

Joel: Hay muchos recis, los estamos armando.

Martín: A partir de Agosto tenemos fechas casi todos los fines de semana.

Recis!: Ustedes han girado mucho…

Joel: Sí, hicimos Rio Negro, Neuquén, dos veces la costa, Córdoba… el año pasado fuimos a Entre Ríos… el interior está bueno. Estamos acostumbrados al conurbano y a Capital, la gente del interior tiene otra vibra que te llama la atención y es súper regocijante.

Recis!: ¿Tienen fechas confirmadas?

Martín: El 28 de Julio en el Lado B de Niceto, junto a Fantasmagoria. Y el 12 de agosto tocamos en Mutar, en Avellaneda, somos locales ahí. Es un punto de encuentro nuestro. Ahí hacemos lo que queremos hacer.

Francio: Es un lugar donde fuimos perdiendo la inocencia todos.



Ragazzas se estará presentando hoy jueves 28 de Julio en el lado B de Niceto, junto a Fantasmagoria y Error Positivo en una nueva edición del ciclo Music Is My Girlfriend. La cita es a las 22 hs y toda la data la pueden encontrar haciendo click en el evento de FB del show