SAVES THE DAY llega por primera vez a estas pampas el 13 de abril en el Roxy de Palermo. - JAIME SIN TIERRA nuevamente toca en Buenos Aires, pero esta vez en el Teatro Vorterix. La cita es el miercoles 12 de diciembre y las entradas ya están a la venta. - REAL FRIENDS llega al pais el próximo martes 26 de febrero en Uniclub. - MORRISSEY vuelve a Buenos Aires para tocar en el Movistar Arena el 7 de diciembre. - Otros que debutan en Buenos Aires son los TAKING BACK SUNDAY, que se presentarán en el Roxy el 16 de marzo. contacto
Roberto Pettinato editó su libro “Sumo”.
Por: Matías Recis - matias@recis.com.ar

La vigilia en las puertas del útero




Muchas de las historias que se tejen alrededor de la fugaz existencia de Sumo son hipérboles o falacias que se fueron expandiendo sobre el inconsciente colectivo. Sólo el testimonio de los integrantes del grupo puede desarticular esas quimeras. Así, el ex-saxofonista de la banda desnuda y propaga esas experiencias encriptadas en los capítulos de “SUMO”, una remezcla de “La jungla del poder” (su anterior libro, editado de manera independiente en 1993). En esta nueva publicación, lanzada por Sudamericana, Pettinato revisa aquellos escritos, mientras incorpora relatos inéditos y nuevos ángulos desde los cuales analiza –junto al resto de los integrantes de Sumo– el fenómeno de este conjunto que trastocó definitivamente la música argentina.

Aquí, el actual director de la revista “La Mano” desmenuza su vertiginosa década del '80: recuerda su acercamiento al grupo desde “Expreso Imaginario”; el mítico under en “Einstein”, “Zero bar”, “La esquina del Sol” y “Cemento”; los ensayos en los sótanos de Hurlingham y Palomar; las drogas y las mujeres; y la muerte de su líder Luca Prodan. El autor desgrana sus anécdotas apoyándose circularmente sobre la tríada sexo, drogas y rock & roll (un enfoque tan trillado como oportunista para este género musical). Pero la reverberación que en sus músicos dejó el turbión es inmune al paso del tiempo: a más de veinte años de la muerte de Luca (que desencadenó en la separación del grupo), Pettinato afirma que aún sueña con él.

Naturalmente, la mayoría de las anécdotas se desplazan en línea recta hacia la singular personalidad de su cantante. Los recuerdos se abren y se agitan sobre la pluma de Pettinato. Éste se entusiasma al repasar la grabación de “Corpiños en la madrugada”, perjura el cambio sonoro en “Divididos por la felicidad” y repara sobre las profundas fragmentaciones internas del grupo en “Alter chabón” –disco que un día antes de comenzar a grabarse, no tenía ni una sola composición.

No obstante, el autor analiza el fenómeno desde un sólo hemisferio; y a las injurias públicas que el cantante disparó sobre él, Pettinato no hace referencia en ningún párrafo de su obra. En realidad intenta exponerse, desde distintos vértices, siempre como amigo de Luca (desde las fotos de la portada y la contratapa del libro o afirmando que él era el único integrante con el que Prodan hablaba de música).

Esta publicación enciende su riqueza armiña en las conversaciones que Pettinato entrelaza con otros ex-integrantes de Sumo. En estos pasajes, Ricardo Mollo describe la insondable sensación de haber sido el integrante nuevo del grupo; el sentimiento de envidia de Germán Daffunchio (a quien relegó con su llegada a segunda guitarra); y declara que “todo el grupo tenía una carga grosa de autismo”.

Pero cuando los interlocutores reflexionan con tanta desenvoltura y sus declaraciones se tornan agudas, sus identidades se ocultan. Tras este velo del anonimato, los capítulos adquieren una profunda descarga emotiva. Las páginas son una catarsis desordenada y vertiginosa en la que el lector-voyeurista atisba cómo los músicos reorganizan entre sí las historias deshilachadas. Así, intentando suturar un rompecabezas mutilado, sus reflexiones inconclusas y disonantes cristalizan el miedo, el vacío y el orgullo de ser eternamente un miembro de Sumo.