CITIZEN debutará en el país el miercoles 25 de abril en GIER. - 2018 viene con todo, RADIOHEAD vuelve al pais el 14 de abril en el festival SOUNDHEARTHS - Seguimos con las visitas de 2018: PRIMAL SCREAM en Groove, el 1 de Marzo. - DEFTONES también viene, al Luna Park el 1 de junio de 2018. - FOO FIGHTERS y QUEENS OF THE STONE AGE juntos en Velez el 7 de Marzo. 2018 a pleno. contacto
Película sobre Liliana Herrero
Por: Matías Recis - matias@recis.com.ar
Se editó el documental sobre Liliana Herrero: “El hilo de una voz”

La lente sobre los embriones


Luego de que aquellas doradas musas fraguaran el último álbum de estudio de Liliana Herrero, “Igual a mi corazón” (2008), ahora, el director y guionista Sergio Stagnaro, las ensambla como fotogramas del documental “El hilo de una voz”.

Si bien, este film refleja las sesiones de grabación del onceavo disco de la solista (en el cual participan Mariano Otero, Marcelo Moguilevsky, Guido Martínez, Liliana Vitale y Lisandro Aristimuño, entre otros artistas), la cámara de Stagnaro transgrede los umbrales del estudio “Circo Beat”: los escenarios del rodaje comienzan a peregrinar, siguiendo las huellas furtivas de Liliana Herrero. Así, en una ochava de la ciudad, la protagonista y Mercedes Sosa, toman helados luego de grabar; en un banco del Parque Lezama, bosqueja Zamba del arribeño junto a la guitarra de siete cuerdas de Matías Arriazu; y se encuentra en el bar El Federal (San Telmo) con Teresa Parodi, quien le enseña su composición Canto Labriego.

Pero otras estelas ofrendan nuevos paisajes y colores, que, como testigos, se yuxtaponen al montaje de este documental: el Río Paraná (donde Liliana vislumbra esos barcos taciturnos que desconfiguran la forma de las aguas), Villaguay (ciudad entrerriana en la cual nació la cantante), Rosario (donde se radicó para estudiar filosofía y desarrollar su militancia peronista) y Río de Janeiro (región a la cual fue a grabar la canción Vidalero junto a “Itiberê Orquestra Familia”).

De este modo, “El hilo de una voz” -editado en DVD- desenrolla los bocetos del disco más elevado de esta intérprete. Aquí, la cámara, como un integrante tácito e innato, se transparenta entre los espacios naturales de inspiración compositiva. Stagnaro no interrumpe la mística que enciende cada encuentro; se infiltra como un cómplice sigiloso y privilegiado de esos embriones.