El paro general suspendió el show de los suecos NO FUN AT ALL del jueves 6 de abril. Se puede pedir el reintegro en el lugar de compra del ticket. - SILVERSTEIN volverá a Buenos Aires el 31 de Mayo en Uniclub, junto a THE WORLD ALIVE y FOR THE FALLEN DREAM - TIGER ARMY estará tocando por primera vez en el país el próximo 30 de abril en M.O.D de San Telmo. - Finalmente las plegarias del publico punk rock local fueron escuchadas y los RANCID tendrán sideshow en Flores, el 30 de marzo. - RISE AGAINST vuelve por tercera vez al pais y se presenta el domingo 7 de Mayo en el Teatro Flores. contacto
BIOGRAFÍA SOBRE EL CANTANTE DE 'LA TABARÉ'
Por: Matías Recis - matias@recis.com.ar

Hubo una vez un señor al revés



Si bien, en la última década varios grupos y solistas uruguayos han tomado una importante popularidad en Argentina, no es el caso de "La Tabaré". La responsabilidad de la escasa presencia de este grupo en los grandes escenarios y medios de música locales, tal vez nos conduzcan hacia su creador y cantante: Tabaré Rivero -híbrido de hippie y punk de 55 años que siempre fue a contramano del último grito de la moda musical-. Sin embargo, con su conjunto ha cautivado a cientos de seguidores en estas tierras, a bordo de sus letras lascivas, indecentes y anárquicas.

Este singular artista montevideano es el protagonista de "La culpa es mía", biografía escrita por Federico Ivanier (y publicada por ahora únicamente en Uruguay a través de "Ediciones Santillana").

El libro recrea la conversación que Ivanier mantuvo con Tabaré Rivero en su casa de Palermo (Uruguay).

Aquí, grabador mediante, el escritor adquiere un testimonio único sobre la vida personal y artística de este paladín de la contracultura uruguaya.

En este recorrido cronológico, la columna vertebral de cada capítulo es "La Tabaré", su proyecto más apasionado. Desde aquí los relatos se ramifican hacia su arista como director y actor de teatro; su familia; su acercamiento al yoga; y su rol como compositor y cantante de "Euterpe" y "Los Kafkarudos". Cada uno de estos momentos que recorrió Tabaré Rivero es acompañado por fotografías, en su mayoría, poco difundidas (como las de su infancia o las de su viaje a Abbey Road en 1996).

"La Culpa es mía" no hace hincapié en estadísticas ni en anécdotas de otras personas; el eje se sitúa en aquellas "historias bien contadas" por el protagonista, a partir de las cuales afloran los distintos giros culturales y políticos por los que atravesó: la dictadura brasilera (que conoció como mochilero) y uruguaya, el menemismo y la irrupción del canal de música MTVy el consiguiente cambio estético en los jóvenes (que reflejó exquisitamente en la letra de “La Canción del Ganso”).

La aclaración que como apéndice lleva el título de este libro ("Biografía inconclusa de Tabaré Rivero") tal vez explique la ausencia de un análisis profundo sobre la importancia en su obra de la música popular rioplatense, la literatura y la política (tres aspectos esenciales para comprender toda la producción de este compositor).

Por otro lado, varios párrafos de "La Culpa es mía" desdibujan la frontera que divide la biografía y la autobiografía: a pesar de que Ivanier se refiere a Tabaré en tercera persona, se percibe claramente que hay pasajes del libro que poseen reflexiones personales del artista (aunque sin incluirse como citas). Tabaré parece expresarse a través de la pluma de Federico Ivanier (quien no esconde su admiración por aquel). Esta sinergia por momentos no permite distinguir quién de los dos está escribiendo.

Pero lejos de ajar este libro, la participación tácita (y concreta) de Tabaré ofrece al lector una frondosa cantidad de historias narradas desde su propio útero que actúan como una dorada catarsis personal y artística que fluyen sin reservas (una característica propia de Tabaré Rivero). Así, "La Culpa es mía" se presenta como una lectura atrapante, guiada por la intensidad de un sinfín de relatos y sentimientos que revelan el hemisferio desconocido de este gran icono del rock uruguayo.