El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
NIGHTWISH - CARNARIUM - KAPEL MAISTER
27/11/2004 - Estadio Obras Sanitarias

Por: Kike Bianchi - elunicok@hotmail.com

La noche desciende, el ocaso de los dioses se acerca, tal vez la valkiria* supere el hechizo que nubla sus ojos antes de que el Valhalla* arda.
Llegó Nightwish a Obras y las huestes heavy metal se dieron reunión para abrazar el infierno de los salones de rocka.
El sábado a la tarde me encontré preparando el espíritu para la vuelta a mis épocas de metal clásico. Se acercaba la hora del metal finlandés mas fino y agudo!
Luego de atravesar la ardiente Buenos Aires, llegué al campo de batalla. Acompañado por gigantes y enanos, me adentré en los épicos salones a la espera de la venida.
Los relojes acusaban las 9 de la noche cuando ingresamos. La anteúltima banda soporte sonaba. Antes sonaron Lordivine y Dominus Inferi, pero por mi afición a llegar tarde sus crónicas quedaran en deuda. Kapel Maister es el nombre de esta banda conformada por batería, teclado, bajo, guitarra y dos voces femeninas, que hicieron arder los corazones de los enanos nibelungos*. La horda acalorada aclamó la presentación de la banda y hasta se atrevió a pedir un “a ver a ver como mueve la colita” para las dos beldades a cargo de las vibrantes voces de este digno soporte. Con un estilo muy influenciado por Malmsteem sobre todo en las andanzas veloces del guitarrista dejaron un set interesante y digno de atención para sus próximas presentaciones.
Como prólogo para la banda principal se esperaba un plato fuerte. Fuerte fué, aunque no precisamente en el buen sentido. La indigestión general se presentó a penas empezado el set de Carnarium: banda de un metal gótico y voces podridas raspando el death metal. Alineados con guitarra, bajo, teclado, voz femenina y voz putrefacta salieron a enfrentarse a una audiencia que no asimiló el estilo con el de la fecha. Sobre todo luego de que el cantante hastiado del descontento general gritara “Esta es para ustedes maracas”. ¿Para qué? Las nubes oscurecieron el recinto y una lluvia de puteadas opacó el desprolijo pero poderoso sonido de la banda. Solamente la presencia de uno de los gigantes (literalmente el tipo medía 2 metros mas o menos) del metal local en la voz y una veloz guitarra a cargo del señor Soler acallaron la tormenta. Pues junto con estos invitados la banda hizo cover de Manowar y hubo paz, calma antes de la llegada de los dioses.
La introducción orquestal del show de Nightwish ya anticipaba una presentación de una calidad musical superior. Calidad que se agradece dejando oídos sedientos por doquier. Al compás de excelentes arreglos de iluminación, que hicieron de esta una excelsa ópera heavy metal, salió la banda con "Dark Chest of Wonders”. Casi como si el martillo de Wotan* hubiera sacudido la tierra empezó todo. ¡ONCE...THERE...WAS! ¡A... CHILD´S...DREAM! Los ejércitos gritaron los coros profundos y la valkiria descendió sobre nosotros...Tarja Turunen. La voz principal de Nightwish fue sin duda más de lo que este cronista esperaba. Sin pretensiones, más que las de entretenernos con calidad, pasión y técnica brutal se reveló ante nosotros. Siempre ataviada con negros y rojos vestidos, la diosa nórdica revoleó sus cabellos, arengó a las huestes, corrió y dejó caer su fuerza artística sobre nosotros como un delicado velo. Mientras, a sus lados la banda no tuvo fisuras. Profesión: artistas y músicos brutales. Los teclados que traían orquestas magnánimas a nuestra experiencia estuvieron a cargo del compositor de la banda. Tuomas Holopainen. Apoyado sobre el pedestal que parecían sus teclados, el hechicero, el hacedor de la banda conjuró sus mas altas creaciones. Protegiendo los flancos de la doncella guerrera se encontraban Marco Hietala y Emppu Vuorinen, bajista y voz, y Guitarra respectivamente. Marco, un vikingo de los viejos días, es una presencia imponente sobre el escenario, sin fallas en su técnica como el resto de la banda, se demostró también un eximio cantante, dejando al metal MTV de Evanesence como una vil y patética copia de la dupla que él hace con Tarja. Las seis cuerdas estuvieron dominadas por una gran presencia. Emppu es sin duda alguna una guitarra que abraza todas las influencias del buen metal, los mezcla y sin obviedades ni cliches despliega solos y riffs que hacen palidecer hasta al más duro de los gigantes del metal. El único problema fue la lamentable labor del sonidista dejando a este guitarrista en las sombras con la escasez de volumen y la serie de problemas de equipamiento que lo alejaron de algunos temas. En la base de este equipo se encuentran los tambores de Jukka Nevalainen. Una banda de estas características no se puede presentar sin una batería perfectamente calibrada, obviamente no hubo errores de su parte y el estadio tembló ante sus golpes.
Nightwish tocó temas de toda su carrera. La lista fue:
Planet Hell, Deep Silence, Phantom of the Opera, Symphony of Destruction (Megadeth cover) momento por demas emotivo ante un homenaje tan bien ejecutado, Sleeping Sun, Bless the Child, Ever Dream, Kinslayer, Wishmaster, Dead Boy´s Poem / Slaying the Dreamer, Nemo, Ghost Love Score, Over the Hills and Far Away (Gary Moore cover), Wish I had an Angel..
Una presentación así no puede ser olvidada. Ya queda en mi recuerdo, en los salones de mi Valhalla, junto a tantos dioses cuyo pasar he presenciado. El andar de Nightwish no se detiene y este humilde campesino su firme paso sigue. Por las frías y brumosas montañas hacia la noche, bajo el hechizo de un canto ancestral camino; sin temor ni pena que oscurezca mi pasar. Todavía se puede hacer algo, no todo está perdido.

*Valkiria: Doncella guerrera, hija de Wotan.
*Wotan: Dios supremo.
*Valhalla: Fortaleza de los Dioses. Símbolo del poder de Wotan. Paraíso de los guerreros caídos en combate.
*Nibelungos: "Hijos de la Niebla". Enanos herreros y orfebres.