El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
INDIE ROCK FEST
16/12/2004 - Cemento, CapFed

Por: Martin Debaser - youremotionszine@yahoo.com.ar

Cuando se anuncia un festival , en este caso el Indie Rock Fest, se suscitan infinidad de preguntas con o sin respuestas. También el cuerpo se alista para una cuasi maratónica jornada con muchas performances, englobando siempre el concepto del "rock independiente".

Un día mucho más utilizable que antes (imaginar un concierto el día jueves, años atrás seria demencial) para llevar a cabo un show, más la interrogativa y expectativa que uno se genera al encontrarse con este evento, se apagan paulatinamente al arribar al lugar.

Cemento, (¿el segundo templo del rock?) acobija a seis bandas con estilos similares, como para no sufrir ese "descalibre" que le provoca a cierta gente, abrir su percepción a distintos géneros.

Lamentablemente, me pierdo la primera banda: El mató a un policía motorizado. Apenas entro al recinto, escucho unas baterías resonándome como martillos. Todo un estruendo minimizado en seis músicos on-stage. Coleco sube al escenario, con tres guitarras (la vocalista con acústica, y los otros dos con eléctricas) al frente, lo que presumo en ese entonces es que debería escucharse no tan perfectamente pero de una forma clara. Más rock con alguna suma de pop-punk en la voz de Shamile más una tecladista invitada dan vida a la banda. Observo apaciblemente. La escasa cantidad de público (unos cien aproximadamente y con mucha suerte) calienta sus manos dándole su apoyo. Una buena señal, una recepción extrañamente poco vista en el ambiente under. Desperfectos técnicos (culpable el sistema eléctrico del lugar y propio también de Coleco, con cables rotos) perjudican demasiado ya que en un momento deseaba escuchar un solo de guitarra, porque lo veía tan apasionado a su guitarrista... pero no se dio.


Infinito Paraíso propone mucha más música punk también con una señorita afilando la garganta y peinar la cara al público. Siguen en la línea pop, con más energía en sus canciones y alientan a sacudir un poco el cuerpo. Quitemos de lado el pobre sonido que tienen estas bandas en Cemento (¿todavía no se avivan los operadores de sonido que se olvidan de las voces?). En el ambiente "rock" casi nadie tiene en cuenta eso. Como si la voz no fuera un instrumento. Lineal, un estilo sin mucha sorpresa pero bien para mantenerse atento y pasar el rato.

La siguiente es Sub, en el cual hay destellos rock n roll punk al estilo Clash tuvo su tiempo para abofetear a la audiencia pero no lo logró. Un trío clásico, un vocalista cantando en inglés, con buena onda arriba del escenario, no contagió mucho ni se hizo notar. "Midnight radio" (perteneciente a homónimo cd) me cautivó tanto así como "Tarantela" (nada que ver con la tradicional canción italiana)

A esta altura pensaba que sería imposible, que las bandas restantes generarán un shock a los presentes. Y para contradecirme, arremetió Billordo. Tanto se ha dicho, escrito y hablado de Diego Billordo (porque al fin y al cabo es SU banda sin desmerecer a los integrantes, por algo se titula como su apellido) que detuve mis sentidos en la performance.
Flanqueado por dos chicas (No es ningun tonto eh!) en bajo y batería. La primera cumpliendo no con tantos creces pero a la medida de lo que el estilo de la banda pedía y la segunda en cuestión se la vio con furia reventando los tachos. La banda es un mix de rock puro, grunge, punk. En fin, nada novedoso pero con la performance de Mr.Billordo en escena mostrando su actitud de "rock", la cosa cambió.

Se avecina el final y Ubika, banda marplatense ultra conocida por estos lares, sale a romper cabezas. Este año editaron "Antigristurbios" y así presentaron las canciones de dicho disco entremezclados con un cover que nunca escapa de su playlist ("Better day" de los españoles Dover). Esa es la intención. Romper el molde que nos aquieta. Agitarse. Consiguen esto pero de una forma minimizada aunque son escuchados perplejamente.

Lo más insatisfactorio de estos conciertos es lo que nombré antes. Un lugar inmenso para la cantidad de personas que puedan atraer estas bandas, sonido detestable etc. ¿Por qué no realizar esta movida en lugares, digamos,. "más acordes" o mas pequeños y no sufrir el vació gigante que se vio en este recital? Se puede llegar a pensar en buscar cierta chapa que tiene Cemento quizás, pero aquella la deben obtener las bandas por su calidad musical e interpretativa entre otros tantos detalles.