El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
CHARLY GARCÍA
27/12/2003 - Luna Park, Cap.Fed.

Por: Pit Casanello - pituhosen@hotmail.com

En el ticket para campo (que tenía un precio de $30) decía que el recital era a las 21.30. Sabiendo la rígida puntualidad de los recitales en el Luna Park se me llegó a cruzar por mi mente que el Sr. Say No
More saldría unos minutos después de lo impreso en el ticket.
Por eso a las 21.15 estaba en la esquina del Luna Park encontrándome con dos amiguitas y se nos ocurrió ir en busca de una cerveza bien fría. Otra vez putée a Ibarra por su nueva ley seca por unos
segundos, pero luego me dí cuenta de que enfrente, cruzando Alem había un kiosco con mesas atrás.* Entramos al kiosquito y compramos una Quilmes, luego otra, se había pasado la hora, pero toda la gente estaba afuera, había tres cuadras de cola, no podía empezar aunque estuviera totalmente lúcido. No daba, había muchísima gente afuera.
Terminamos la cerveza y enfilamos pal estadio. Ni revisaban la mochila, podría haber entrado una de litro si quería... Entramos y después de un rato de espera se apagaron del todo las luces, salió el humito también y bueno, estaba todo listo. El escenario estaba ubicado a lo largo del estadio, con pantallas en ambos bordes.
La gente hacía el aguante, eso sí que fue "el aguante" como este gran virtuoso nos enseñó. El 80% del campo estaba lleno, y las plateas casi completas. Uds. deberán imaginarse un público estilo teatro, pero no, fue el recital de Charly donde ví gente realmente gritar y aplaudir con toda pasión, como si
estuvieran en la cancha gritando por su equipo preferido. Un gran telón negro tapaba el escenario, con los logos de Say No More en blanco que giraban pausadamente. Se produjo una especie de toque de queda, un silencio sepulcral, ese momento que querés que salga tu banda y que empiece de una vez la música pero a la vez no, porque es único a nivel adrenalina.
A las 23.05, una hora y media después, salió nomás. Me pidieron mi única lapicera prestada por una emergencia, asi que voy a contar los temas desordenadamente. El segundo tema de la lista fue el Himno Nacional Argentino, en su fresca versión, impresionante.
Los invitados de la noche fueron: Gustavo Cerati, Celeste Cid (que actúa en el nuevo videoclip de "Asesíname") y Fabian "Zorrito" Von Quintiero (antiguo tecladista y violero de Charly, quien ahora toca en los Ratones Paranoicos y está más fuerte que eructo de mortadela).
El público masculino habrá estado feliz de la vida cuando se abrió una misteriosa puerta de madera rodeada de humo (que parecía la entrada a una tercera dimensión por el contexto del lugar) y salió la
mediática Celeste Cid, quien permaneció pintada al óleo mientras Charly le cantaba y le hacía chistes, así como entró dos temas después salió por la puerta ubicada en el medio del escenario. Seguro que la ex Chiquititas y Verano del 98 jamás vio tanta gente junta. (No sabía ni una canción la pendeja, fue a hacer face seguro, juaaa). A todo esto, que sociedad machista ! Porque no fue Pablo Echarri también ? (Pongo esto solamente para irritar a los hombres, la verdad que no me gusta ese muchacho.. Juaaaaa)
Ahora vuelvo a ponerme seria y les cuento que el momento más emocionante de la noche fue cuando tocó el tema "Seminare" y todas las voces se unieron en una sola, realmente vibró todo el Luna y encima Charly se lo dedicó a María Gabriela Epumer, quien tocaba y cantaba en su banda que lamentablemente falleció este año. Para quienes no la registran también tocó en Viudas e Hijas, y tiene trabajos solistas además. Maria Gabriela poseía una talentosa voz y un carisma de la puta madre. Una de las únicas que pudo bancar varios años las locuras lindas (y no tanto de Charly) y bancarlo en las buenas y en las malas. De alguna manera se podría decir que era como su ángel de la guarda. Estoy segura que desde arriba habrá visto lo que fue eso. Todos con la piel erizada casi se quedan sin voz de la emoción, fue un simple homenaje muy sentido por todos. No puedo dejar de contarles que a más de uno se le piantó un lagrimón. Juro que por momentos me parecía escuchar la voz de ella en los coros de los temas. Ahora no hay ninguna mujer haciendo coros y la verdad que aunque mejoraría muchísimo el rendimiento de García, no me imagino a otra ahí arriba, su lugar nunca lo ocupará nadie. Tuve la suerte de verla en bastantes oportunidades. Gracias María Gabriela. Pero, más allá de eso, el show debe continuar. No ?
Vuelvo a mi intento de gracia habitual: Tocó una hora y 20, se tomó 10 minutos de recreo, tocó 40 minutos más y la gente esperó media hora para la última parte del recital que fue un comienzo de unplugged para terminar con todo.
Creo que después de la noche de anoche no me quedan más melodías por escuchar, fue uno de los shows más grossos que ví a lo largo de este año (que no fueron pocos, otro MUY destacable fueron los Die Toten Hosen en el Quilmes Rock)
La interacción de Charly con el público fue de lo mejor. Instalaron un pasillo que recorría a lo largo por el medio del campo con una cinta transportadora incluida por donde Charly se paraba y recorría desde arriba lo largo del campo. También salió corriendo para ambos costados empuñando su viola y mostrando a todos su enorme talento. Hizo magia con el teclado, improvisando melodías y refrescando clásicos viejos como "Rap de las Hormigas", "Rezo por vos" y muchos más. Mezcló canciones viejas con nuevas, clásicos del rock internacional como Los Beatles y Los Rolling Stones (a mi los Rolandos no me gustan, pero tengo que reconocer que reversionó tan bien el tema "Satisfaction" que salté como pulga que se muda de un Gran Danés de 5 ambientes a un Chihuahua monoambiente, que limada, juaaa)
La versión acelerada de "Los Dinosaurios" me rompió la cabeza, porque es una canción en homenaje a los desaparecidos de la última dictadura militar y la gente la cantó con toda la bronca y descargó sus energías en un pogo feroz (sí, pogo de Charly García, existe !) Otro de los covers fue de Los Beatles, el tema "Daytripper", muy grosso también. Realmente de puta madre el toque que le mete este maestro a los rocanrolles para que no suenen tipo vejestorios y/o oxidados. También bromeó con una improvisada canción que incluía palos para Duhalde ("sacate el balde", Shakira y Antonito (con el ritmo de Mr. Jones cantó "Antonio abrió la puerta/vio a Shakira recién muerta"), Conzi ("quién te
cononzi?", El Padre Grassi, Marta me tenés harta (supongo que dedicado a María Marta Belsunce) de quien dijo "vayan a saber lo que le pasó a esta piba". Juajaja. A veces salta con cada limadura que no lo podés creer.
El público era variado y de todas las edades, vi muchos chicos que no superaban los 15 años, cantidades de adolescentes también y varios pelados cincuentañeros saltando como si tuvieran solamente 20. Llegué a ver chicos con remeras de Ramones también y de otras bandas de rock. Tocó en total más de dos horas, una hora y media de entrada, un recreito de 10 minutos (mientras pasaron un video tipo documental de Los Beatles, que no duró mucho porque cuando lo repitieron llovieron los chiflidos y lo
sacaron de las pantallas) 45 minutos más de música, un intervalo de 30 minutos más, durante el cual no se movió nadie de su lugar (mientras pasaron la peli de Pink Floyd) y oooootra media hora adicional
para terminar a las 2.20 a.m un gran concierto.

Lo bueno: Todo lo que hizo el virtuoso-multitalentoso de Carlos García, agotó todas las melodías habidas y por haber, improvisó, estaba re pilas y tocó en cantidad. El aguante del público que esperó media hora por reloj para que siguiera tocando.

Lo malo: Algunos episodios de robo en el campo (La verdad eso sí que fue MUY patético y vergonzoso).

Lo feo: El intensísisisisisisisisisimo calor que hacía adentro y el contraste con el frescor que había afuera, encima ahí cerquita del río. Argh. Se le escarcharon las partes a todos los que salían del
estadio.

* Atención kiosqueros: inviertan un poquito en sus localcitos y agreguen mesas y sillas, es la nueva movida para poder vender alcohol. Una data para los gustosos del alcohol (después de las 23 hs.): al lado del Salón Pueyrredón hay un kiosco de estas características, y en Corrientes y Callao otro. En realidad se consigue en bares, pero estamos hablando de precios populares, no como en el caso de Plaza Serrano que cobran la Heineken de litro a $6,50 (horror!).

(Guarda las retinas ! Y va mi agradecimiento a los que se bancaron leer todo...)

(La redactora no se responsabiliza por cualquier indicio de subjetividad, se crió escuchando a Charly García y en este caso prefiere ser totalmente parcial. Ante ladridos, críticas constructivas-destructivas y/o reclamos dirijase al guestbook de la página)