El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
FESTIVAL CAMPO KONEX dia 2
19/02/2005 - Carlos Keen, Pcia. de Bs.As.

Por: Marina Fages - marina_fages@hotmail.com

La segunda jornada arrancó demasiado calurosa adentro de mi carpa prestada parcialmente rota (mi jornada, claro está). Luego de desayunar en el comedor del camping salimos para el predio y empezamos a armar todas las instalaciones. A eso de las 2 (hora de apertura y de inicio de las actividades del evento) todo comenzó a desarrollarse tranquilamente. La convocatoria de gente para el sábado fue muchísimo mayor, estando de por sí ya completamente dentro del fin de semana, el plato fuerte de los recitales de esa noche y casi casi del festival lo provocaba: el mismísimo Charly García estaría tocando en la mismísima suerte de pueblo de Carlos Keen (sin desmerecer la localidad de 500 habitantes).

Durante la tarde hubo talleres de circo, cabalgatas, charlas y se sucedieron las proyecciones programadas por la revista Kane en el galpón audiovisual: varios videoclips y cortos, y especialmente el film 24 hour party people que lograron que la gente a pesar del calor que había en el galpón se quedara cómodamente tirada en los puffs y silloncitos provistos por “Amo mi Living”, sin hacer caso tampoco al polvo que flotaba en la instancia.

Por casi las mismas cuestiones de la noche anterior no pude escuchar los shows anteriores a Charly García. En el ínterin también realizamos un viaje en colectivo con uno de los grupos murgueros que paraban en el camping, haciendo temblar el micro a plena batucada.

Y después de una jornada agotadora, viendo que eran las 2 de la mañana y el personaje en cuestión aún no aparecía (siendo que la presentación estaba programada a las 11 de la noche), ya había decidido que iba a volverme al camping cuando desde lejos vimos que las luces del escenario se prendían y salía (no tarde, sino cuando “quiso”) el principal convocante de la segunda fecha del festi konex, ataviado con sombrero de cowboy (para estar acorde al paraje? Jjaja). “Me gusta la pichicata, ai, no. A ver si me pasa como Andrés... Qué linda noche para chuparse una pija” fue una de los comentarios increíbles de muchos que hizo el Líder Say No More, desbordando personalidad y egocentrismo. Particularmente nunca había presenciado un show de este tipo, y debo confesar que quedé impresionada. No soy gran fan de sus temas, admito que aún así tiene algunos increíbles, pero en vivo (y aparentemente si está de buen humor como pudimos escuchar que decía una pareja madura seguidora del cantautor) tiene una presencia arrolladora. También increíble son los climas a los que te lleva: venís al palo escuchando temas, en mi caso de infancia, clásicos indiscutibles a todo volumen (oh salve bendito sonido copado del konex), de repente te tira una frase como: “Viale y Rial tienen la culpa de lo que pasó en Cromañón”, automáticamente la gente se desanimó, pocos siguieron haciendo pogo, nadie entiende una declaración así. Pero Charly arranca nuevamente con otro hit con toda la fuerza y no podés decir menos que: este chabon es DIOS. O sea: un tipo al que amás o odiás, pero nunca vas a poder pasarlo por alto. Y así como es la cualidad de la verdadera estrella de rock, Charly García encarna este papel perfectamente.

Entre muchísimos temas tocó: Rezo por vos (dedicada a “los muertos de mi banda” aludiendo a lo sucedido en Cromañón), Rock & Roll Yo, Tu Vicio, Los Dinosaurios, Yendo de la cama al living, Pasajera en trance, Dejalo que suba, El fantasma de Canterville, Correte Bethoven, Asesíname (que tema sarpado), Cinema Verita. Algo así como 6000 personas vivieron el show dividido en dos partes que duró casi 3 horas. Yo me retiré sintiendo que había presenciado uno de los mejores recitales que he visto, a hacer la lenta fila para subir los micros que llevaban gente al camping (Daniel jefe de producción a la cabeza como loco tratando de organizar a las masas deseosas de ir a dormir a sus carpas). Una vez ya en “Huellas de la Naturaleza”, esta vez decidimos disfrutar del fogón y de los desparejos cantos a Baco. Pero era evidente que el día anterior habían estado mas inspirados.