El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
EMIR KUSTURICA & THE NO SMOKING ORCHESTRA (2)
03/03/2005 - Luna Park, Cap.Fed.

Por: Christian Schmiegelow - christian@recis.com.ar

A la hora que estaba anunciado el comienzo la cola todavía daba una vuelta entera al Luna Park y se enroscaba sobre si misma. Media hora más tarde con ya todo el público adentro comenzaron los usuales e insoportables amagues de luces y media hora después, apagándose ya todas las luces del recinto, entro la banda acompañada el himno nacional de Yugoslavia.

El escenario estaba puesto sobre unos de los costados largos del estadio y todo el centro había sido designado para campo; atrás y a los dos costados: plateas. El lugar estaba repleto y cuando la banda empezó a sonar el campo íntegro comenzó a bailar. Los primeros dos temas fueron instrumentales y más cercanos a la calidez de la música balcánica que a la agresividad del rock que propone la banda. La aparición de Nelle Karadjic, (cantante principal, entretenedor y fundador original de la banda que precedió a EK&NSO – Sabranjeno Pusenje) fue lo que trajo el rock.

A pesar de lo que el nombre “Emir Kusturica & The no Smoking Orquestra” pueda sugerir en el escenario se hace evidente que su nombre ahí no es mas que un truquito de marketing. No me parece reprochable, sin embargo, el laburo que pueda haber realizado el cineasta en llevar a la banda al reconocimiento mundial.
La banda entera es una fiesta que no solo se preocupa por tocar bien la música que grabó sino en dar un show lleno de condimentos. Desde la euforia que le rebalsa a Nelle, pasando por Dejan Sparavalo que alternando su vestuario en escena cura/papa – niña de vestido floreado y algo más que me perdí juega con su violín como Hendrix hacía con su guitarra (digo… tocar con los dientes, atrás de la cabeza, con un arco de tres metros de largo... etc). Nenad Gajin Coce y su guitarra giratoria rodeada de lucecitas al mejor estilo las vegas, por ejemplo, jugaba duelos a muerte al estilo cowboy con Aleksandar Balaban y su tuba. El resto, batería, percusión, acordeón, saxo, bajo y Emir (segunda guitarra), también con lo suyo, pero nada tan mencionable; todo partecitas de una gran banda que, a pesar de que su show no cambió sustancialmente desde la última vez que vinieron hace tres años, preservan el entusiasmo y la capacidad de crear un clima inigualable.

La noche se paso a puro baile desde el escenario hasta los baños. En el campo se armaban grandes pogos en los que la gente quería hacerse lugar para bailar más que pegarse y un trencito… o más bien gusanote… que se armó rodeando todo el campo, en el que di dos vueltas enteras.
Tocando temas de las pelis de Kusturica “Life is a Miracle” y “Gato Negro, Gato Blanco” y temas de el disco “Unza Unza Time” (faltando, sin embargo, aquel homónimo) la banda dio pocos respiros para recuperar el aliento y después de la ya instrumentadísima “me voy no me voy” la banda se retiró como había entrado: con el himno nacional de su país natal.