El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
BRIAN STORMING
13/05/2005 - Centro Cultural San Martín

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

En el marco del Ciclo Nuevo del Centro Cultural San Martín, al igual que Doris e Intima la semana pasada, esta vez fue el turno de la orquesta psicodélica (así se autocalificaban en la gacetilla de prensa relativa a este show) Brian Storming. Luego de encontrarnos y saludar al responsable de la imagen de Recis (el mismísimo señor Mike), nos acomodamos en una de las butacas a aguardar el show, el cual comenzó a eso de las 21:15.

Con un EP autotitulado en su haber, y a punto de sacar su primer larga duración (“The Extraordinaires Voyages of Brian Storming”), un calificativo tan amplio como “orquesta psicodélica” daba mucho que pensar acerca de lo que podían llegar a hacer. Finalmente nos encontrábamos en el muy prolijamente ambientado escenario (a nivel decoración, iluminación y proyecciones, todo esto de una calidad notable) con una banda integrada por guitarra, bajo, batería, percusión y tabla india (¿?), flauta traversa, trompetas y decks, más un cantante. La música que hacían de acuerdo a mis referencias musicales (algo limitadas en este estilo, debo reconocer…), era una especie de Trip Hop, con Portishead siendo el punto de comparación más cercano que puedo encontrar (aunque el cantante Duncan Toth no se parecía mucho que digamos a Beth Gibbons….). Una mención especial merece este tipo, quien cantaba íntegramente en inglés, calzado siempre con auriculares y en un estrado como los que se usan para dar discursos (¡?).

Escénicamente hablando, lo suyo era bastante distante con el público, un par de “gracias” después de cada tema por parte de Toth y eso era toda la comunicación, aunque imagino que este tipo de shows no pasa tanto por ese lado. En lo que respecta a la ejecución, nada que objetar. Muy buen sonido (la acústica de la sala AB del centro cultural es un lujo), con la particularidad que con el efecto en la voz del cantante te daba la impresión de estar escuchando un vinilo. En relación con lo que toca al sonido y la composición, para mi sorpresa resultaba muy importante el aporte de la flauta y las trompetas, logrando la banda integrar tanta diversidad instrumental de una forma muy lógica.

El público no digamos que estaba enloquecido, pero si que aplaudió gustosamente después de cada uno de los 18 temas (aproximadamente , uno atrás del otro sin pausas) de un set interesante, y si bien reconozco que en mi caso particular no es lo que mas me gusta, la gran mayoría de la gente la paso bien y no queda más que recomendarles el Ciclo Nuevo en si, por $1 no se puede pedir más.