El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
PEZ
07/10/2005 - Centro Cultural Rojas

Por: Martin Debaser - debaser@recis.com.ar

Calidez, fastidio y aplausos a rabiar invadieron el Centro Cultural Rojas en un concierto sobrio. Las mil caras de la banda comandada por Ariel Minimal se desvistieron de electricidad.

El formato unplugged suele ser: Efectivo, apropiado para bajar los decibles o simplemente, un fracaso. Los ejemplos del éxito, con el envión del ciclo “desenchufado” que emite una cadena televisiva de videos, fueron desde Nirvana y Alice in chains hasta Eric Clapton y Stone Temple Pilots. A nivel masivo, el producto funcionó arrasando con las ventas para luego instaurar otra alternativa para percibir la música.

El auditorio del Rojas prepara las butacas para 200 personas predispuestas al relajo y a la apertura extra sensorial. El silencio es un órgano natural en el ambiente y el aplauso distorsiona por su calor.

Los músicos intercambian. Mutan. Ariel Minimal (voz y guitarras), Pepo (teclados), Franco (batería), Fósforo (bajo) y Toto (percusión) dejan la puerta abierta de su casa y pasean. Invitan a Flopa (ex Mata Violeta, grupo de chicas rockeras underground, en el cual también estaba Erica García). Su presencia en voces le añade un encanto que deja perplejo por el brillo de las canciones como “El almaherida” de su proyecto junto a Manza (Mariano Esaín) y Minimal.

Él advierte que Pez está terminando un ciclo musical y que a partir de ahora, el ángulo sería una sonoridad más relajada. Se muestra gracioso y con rabia hacia quien se fastidia por el precio de las localidades de la banda respecto a los shows que ofrecieron tiempo atrás en La Trastienda (15 y 20$). Respira un poco.

Ariel Minimal posee un pincel multicolor. Sus gritos eléctricos se convierten en cortinas climáticas. Se hallan deslices de spinettianos (como Invisible) en “Cae y nada pasa” y “Domando tormentas”, rayos certeros que ni el público puede detener. Anuncia la salida del próximo álbum grabado en vivo denominado “Para las almas sensibles” , mientras el concierto se diluye en “Lo que se ve no es lo real”, con las guitarras resonando en primer plano.

Introspección. Pez es el antídoto (no antidepresivo) para las almas ávidas de placer que buscan la diversidad con el paisaje como aliado estimulante. La deformidad no significa fealdad. Ellos lo demuestran en una invitación inevitable a la ciclotimia.