El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
SHAILA – NIÑOS ENFERMOS – JOHN DOE - BROKEN
13/05/2006 - Acero (Adrogue)

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Con la premisa de despejar un poco mi quemada mente, bajé del querido 501 puntualmente a las 20 hs, horario de apertura, pensando que seguramente iba a tener que esperar un rato (como habitualmente ocurre). Ya a esa hora había cierta cantidad de gente en la puerta de Acero, lo cual no me sorprendió siendo Shaila la banda que tocaba. Pero, resulta que por un problema con el sonido (hubo que conseguir otro medio de emergencia), la cosa se retraso “un poquito”… unas TRES HORAS…durante las cuales este cronista se la paso: muriéndose de frió, durmiéndose parado, y primordialmente puteando por lo bajo…

Gracias al cielo a eso de las 23 hs comenzó a entrar la gente y largaron los chicos de BROKEN, quienes junto a JOHN DOE se encargaron de abrir el fuego. A los primeros pude verlos en sus últimos dos temas, aunque escuche de afuera claramente todo el show (covers de Millencolin y The Police incluidos) y a los segundos si ya los vi todo el set. Ambas bandas estaban emparentadas en cuanto al estilo: hardcore melódico, a tono con la banda para la que abrían. Sonaron aceptablemente bien y tuvieron un buen recibimiento por parte de las casi 300 personas que estaban dando vueltas por el recinto.

Siendo para muchos la revelación de la noche (pero no para mi, quien ya los tenia desde hace años), los NIÑOS ENFERMOS se despacharon con un corto pero contundente set de unas 12 canciones a puro punk rock a’la Social Distortion (comparación un tanto facilista, e incluso actualmente no tan exacta, pero bueno…), basado en su más reciente disco Esconder Cicatrices (más un par del primero, Adictos A La Autodestrucción). Pese a un micrófono que pateaba, y a un cable que metía ruido, lo de Eleazar y los suyos fue de menor a mayor, logrando un interesante pogo promediando el show y alcanzando su pico máximo al final con Demonio Humanizado, el tema que abre Esconder Cicatrices. Cabe destacar la respuesta de la gente tomando en consideración que no es un tipo de música muy similar al de la banda principal… si bien había amigos, muchos chicos con remeras de Shaila andaban a los saltos durante el show de Niños.

Acercándonos a las 2 de la mañana el plato fuerte de la noche subió a las tablas y hay decir que a esta altura lo de estos pibes es cosa seria. Tanto en lugares como el Teatro como en otros como Acero, con sonido bueno y a veces no tanto (como en esta oportunidad), la calidad de sus shows no baja. Centrando el repertorio en su último disco Mañanas, pero sumando una buena cuota de clásicos de sus 2 discos anteriores (más alguno que otro de los reeditados en Congelando el Tiempo), tienen material de sobra para tocar hora y media tranquilamente sin llegar ni remotamente a aburrir. Musicalmente hablando, con temas como Mañanas, Cuando No Quieras Sentir, Somos, Festejen Existir, El Engaño, A La Derecha de La Cruz, Bajo El Agua o Yo hay para todos los gustos, y con respecto a la gente, es realmente impresionante la relación que tienen con el público. Joaquín se la pasa repartiendo el micrófono a diestra y siniestra con total naturalidad, mientras ves chicos cantando, saltando y volando sobre las cabezas de otros durante todo el show…(y sin el más mínimo problema)

La intensidad no bajó durante la hora y media larga que duró el set, que incluyó como particularidades el cover de Skyscraper de Bad Religión, el rescate del arcón de los recuerdos del viejo tema Viva América!? y por sobre todo un estreno del nuevo disco que estaría saliendo en Agosto. Luego de la descarga final con 1000 Ilusiones y el clásico Yo, llegó el final y a decir verdad, ya no me importaba tanto la espera, el frió y el sueño.



Fotos: Augusto



Mail del fotografo: rolybass81@hotmail.com