El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
TODOS TUS MUERTOS
20/05/2006 - El Teatro

Por: Martin Debaser - debaser@recis.com.ar

Sin su carismático vocalista Fidel Nadal, la leyenda del punk nacional volvió a la carga atestando el recinto de Colegiales, con un repertorio orientado a una rítmica reggae dub.

Los Muertos ya no son lo que eran. Fidel Nadal (devenido solista con una prolífica carrera musical a cuestas) desistió de brindar su voz y mensaje en este proyecto relanzamiento de la banda. Más allá de eso, el combo tiene la vibra y la experiencia que la trayectoria reclama. Gamexane tiene la potencia en la guitarra, mientras Pablo Molina (portando remera jamaiquina, sin desentonar) practica saltos elásticos cuando entona “Mate” o “Trece” donde la audiencia es una alfombra en movimiento. Félix encara una escala en su bajo y arenga al inicio del relax. Tempos lentos, juegos en la percusión y atmósferas. La gente se hunde en ese ejercicio de perplejidad que generan “El camino real” y “Bad card” (con aroma dub).

La “oportuna similitud vocal” de Molina, le resta personalidad, aunque su timbre es distinto que el de su otrora ex compañero. “Pablito” no tendrá la impronta que tenía Nadal, pero sí su resistencia frente a un público entregado, al que no le importa la ausencia y llena el lugar.

El momento punk y de mayor efusión es cuando llegan los clásicos como “Demasiado revueltos” y el cierre con el obligado (y reconocido “himno”) “Gente que no” a puro festejo. Todos Tus Muertos posee la esencia del rock primitivo furioso y de tres acordes, aunque avocados con intención de producir músicas tropicales como el reggae. Su inclinación amorosa hacia la tierra jamaiquina tal vez no produzca tanto asombro, sino expectativa en lo que será su próximo álbum a editarse este año.