El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
NARANJOS - RISAS PILLAS
24/06/2006 - Club Bomberitos - Ramos Mejía

Por: Kike Bianchi - kike@recis.com.ar

En el oeste se agitan las masas desplazadas. En el oeste todavía se encuentra parte de aquello que se cree enterrado por las tragedias de vivir en Argentina. En el oeste Vibra el rock.

Este sábado 24 se presentó el segundo disco de la agrupación de Haedo Naranjos. Escapando a las nubes de la debacle capitalina subí a mi siempre confiable navío y me dirigí hacia el occidente en busca de un poco de luz en una noche tan sombría. El trayecto fue corto pues mi escondite se encuentra en las malezas que bordean el final de la Capital y eso me dio un pasaje veloz hacia el oeste. Una vez encontrado el club Bomberitos, en el que la banda presentaba el disco, comprendí que la hora a la que me citaba el volante era un cálculo demasiado estimado. Me guarecí de la lluvia en mi recientemente violentado vehículo y esperé.

Un poco harto por el húmedo clima y la espera no deseada se hicieron las 2330 y así llego la hora de la banda invitada. RISAS PILLAS era el nombre y a pesar de mi completo desconocimiento de ellos hicieron un más que digno e interesante papel. RP es una agrupación cuya sección de caños logra ponerle variedad a la propuesta y bajar el tono hard rockero para llevarlo a melodías mas descansadas y bailables. Se despacharon con temas propios así como algunos covers que ayudaron a la aceptación del modesto público que Naranjos atrajo. El Ojo Blindado, Iron lion Zion y Break on Through(To the Other Side) fueron los covers gratamente elegidos. A las 1220 se despidieron y dieron paso a más espera. Si, ya estaba un poco hastiado de esperar, sin contar el principio de resfrió que asomaba, por la banda de la noche.

A la una la espera tuvo su fin. NARANJOS sale a escena para mostrar su nuevo material que pertenece a Vivrai, su segunda placa. Desde el arranque la banda dispara metralla de rock duro, del país y con un mensaje claro –hacemos canciones argentinas- y efectivamente eso es lo que escucho. Sonidos rockeros, compactos y efectivos, que casi de inmediato elevan mis cejas.

La presentación incluye temas de su primer disco, Morirai, que calientan el ambiente lo suficiente como para secarnos y levantarnos los ánimos que luego recibirán con intriga y gratitud los temas del nuevo disco. Quietud, Polito, Hawaiano y La Lata son algunos de las nuevas canciones que escuchamos en esta noche. La banda es poderosa y brinda una actuación eléctrica gracias a su compacto sonido, temas bien ejecutados y una personalidad descollante de parte de su frontman, El Árabe, que supera las carencias vocales con histrionismo y gran categoría. Los temas se hacen carne y la prueba, o mejor dicho la presentación, es altamente gratificante. Las referencias a la búsqueda de dignidad en la lucha diaria, el mundial, y la tragedia mas reciente de nuestra historia nos ponen en tema. La banda hace canciones rockeras, filosas, que incluso intercalan métricas fuera de lo común con sólidos resultados. Las mismas (canciones) son de un discurso actual, bien nacional, pero, por suerte, no remanido, gastado o demagógico. El discurso musical de Naranjos utiliza también climas más densos, que aminoran la marcha pero no la detienen, la preparan para nuevos momentos de adrenalina.

El set va llegando a su fin y yo emprendo la retirada ya un poco afiebrado. Afiebrado por el clima pero animado por el espectáculo presenciado. Ciertamente lo de Naranjos valió cada moco.