El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
MASSACRE - PEZ - CIENFUEGOS
17/02/2007 - Planetario

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Tres bandas de culto, de esas que a pesar de no contar con el “éxito” a nivel masivo si tienen el respeto de la crítica y sus pares, y sobre todo, la total fidelidad de su base de seguidores. Massacre, Pez y Cienfuegos se ajustan a esas características, y paradójicamente protagonizaron la jornada con mayor convocatoria (hasta que toque Cerati, calculo) del ciclo Verano ’07 del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Los primeros en pisar las tablas fueron los uruguayos ASTROBOY, quienes estaban programados para la fecha del viernes que se suspendió por la lluvia. El quinteto de Montevideo por momentos recordaba a los primeros Blur o el lado menos pop de Oasis, y por otros a The Strokes, pasando por Turf y Juana La Loca en su faceta más rocker. Al margen de cualquier comparación, lo cierto es que en vivo suenen impecables y dan un buen show. La gente, que a esa altura de la jornada recién se comenzaba a acercar en gran número, los recibió cauta pero respetuosamente, con el nivel de aplausos sostenidamente en aumento. Una agradable sorpresa, en mi opinión.

Los CIENFUEGOS salieron pasadas las 21 hs, y luego de una breve intro largaron con “Querés Saber Lo Que Es Estar Muerto?” y con ella la gente se apiñó contra el escenario y desató un enérgico mosh. Con menos de una hora de tiempo para el set, la lista no varió mucho del disco en vivo o de lo que vienen tocando habitualmente: el cover de “Love Will Tear Us Apart”, “Soñar, Soñar”, “Hacia El Cosmos… Hacia El Infierno” y varios más. Nuevamente Sergio Rotman se despachó con un frenético “dondeestalafelicidad?, dondeestalafelicidad?” (Increíble cómo puede decirlo tan rápido y sin trabarse) en medio de casi todos los temas (¡?), siendo además su performance tan buena como siempre, al igual que la de sus compañeros.

Hace tiempo que no veía a PEZ. Ahora están como cuarteto y tienen menos protagonismo los teclados que en la época de “Folklore” que les recordaba. Varias canciones de su más reciente disco (“Hoy”) como “El Viaje”, más algunos clásicos como “Desde El Viento En La Montaña…” y “El Desengaño” (temazos ambos), ejecutados con la calidad y solvencia habitual de Ariel Minimal y sus muchachos pasaron durante unos 50 minutos. Bajaron un tanto los decibeles respecto del show de Cienfuegos, pero no la calidad… y así lo comprendió el público, que se quedó con ganas de más.

Luego del show de Pez, gracias a mi poco generosa estatura decidí irme para el fondo a buscar un lugar que me permitiese ver con una mejor perspectiva el show de MASSACRE. Error: no paraba de haber gente y no veía casi ni las pantallas. En su “último show antes de internarse en la psiquis” (sic), lo cual (espero y casi descuento) que significa que van a entrar a grabar un nuevo disco, arranaron con “Mi Mami No Lo Hará” y le pegaron un “oldie”: “Cae El Muro”. El sonido no fue su mejor aliado, ya que desde atrás se escuchaba un poco bajo y se perdían las guitarras (no así cerca del escenario, como me comentaron varios). No eran las condiciones ideales, pero uno no puede no rendirse ante perlas como ese hit llamado “Nuevo Día”, o “1984”. El resto del show no varió demasiado de lo que nos tienen acostumbrados, aunque sacaron de la manga algunas sorpresas como el cover de “Crua Chan” de Sumo, “El Hombre Normal”, “Cuasi Delictual”, “Minicubics” (Walas estuvo inspirado en la parte hablada, fue uno de los “hitos” de la noche…) y una de las secciones de “Ana”, además del cover de Creedence, “Someday Never Comes” que hace tiempo no sonaba. Este último fue parte de los bises, que también incluyeron “Try To Hide”, “Te Leo Al Reves” (con Pablo con una Flying V que rajaba la tierra en lugar de la Stratocaster), “Plan B” (con Fernando Ruiz Díaz de Catupecu Machu como invitado”) y el cierre definitivo con el clásico “Diferentes Maneras”. Casi dos horas de un show que, con los mencionados problemas de sonido y todo, fue bueno. Estos festivales deberían durar todo el año.

Para terminar me quedo con un par de frases (obviamente no son 100% textuales, si llego a acordarme perfecto, fui un niño prodigio y nadie se dio cuenta (?)):

“[…] Massacre, Pez y Cienfuegos…yo si estuviese en mi casa, vendría para acá […]” Sergio Rotman.

[…] Cuanta gente que vino […] vengan a vernos cuando tocamos cobrando la entrada… bah, cuando podemos, porque casi no hay lugares para tocar, se hace difícil.[…] Esto está bueno por hoy, pero solo por hoy […]. Ariel Minimal


Como bien dijo Ariel, estos ciclos son excelentes y el área de cultura del Gobierno de la Ciudad está haciendo un buen trabajo… pero el problema de la falta de lugares sigue latente y es bien real. Sería bueno que los gobiernos de los respectivos distritos dieran alguna solución, ya que los lugares de menos de 1000 personas se cuentan con los dedos de las manos y las bandas con menos convocatoria también tienen derecho a tocar, ¿no?

Fotos: Gimena Herrera




Mail del fotografo: gimena@recis.com.ar