El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
PEZ
09/03/2007 - Niceto Club

Por: Santiago Paredes - cronicas@recis.com.ar

Por lo general, tanto para mí como para muchos otros, el acudir a un recital de Pez implica indefectiblemente someterse a un decálogo de emociones disímiles pero todas muy interesantes ya que es un paradigma de banda como pocas ha visto la Argentina.
Su carrera se remonta desde mediados de los noventas hasta el día hoy, habiendo pasado por más de cinco formaciones (con la permanencia de Ariel Minimal en guitarra /voz/letras a modo de Robert Fripp para King Crimson) dejando una discografía tan ecléctica que uno puede ir desde punk progresivo hasta el free jazz.

El recital arrancó alrededor de las diez y media en un Niceto bastante lleno. Se nota que debido a la salida del último disco de la banda, un tanto más relajado y cancionero y a las intensivas presentaciones de Ariel Minimal (ya sea con sus trabajos solistas o acompañando como instrumentista a sus compañeros del sello independiente Azione Artigianale) incentivaron la apertura a un público no tradicional.
La banda abrió muy fuerte con temas clásicos que ya son una constante en sus shows; empezaron con ‘Rompo tu piel de asno’ (canción que usualmente usan para cerrar), “Fuerza” y “No Mi Corazón Coraza”. Terminada la “sección de rock pesado” como la denominaría el cantante, la banda paso a mostrar parte de su último material discográfico del que se desprendieron “El Viaje” y “Bettie Al Desierto”.
Cabe recalcar que un agregado del recital es la peculiar elocuencia que tiene el líder de Pez a la hora de interactuar con el público, y más si corría de manera tan alevosa el vino arriba del escenario.

Siguieron sonando temas como una versión extendida y sicodélica de “Las Nubes Toman Formas Tontas” para continuar con una serie de covers, el primero fue ”El Almaherida” de autoría intelectual de Florencia Lestani, quien participó en un disco editado en el 2003 conjunto con el ex Menos que Cero, Manza, en un trío de guitarras al estilo Crosby, Stills and Nash llamado Flopa, Manza, Minimal. El segundo fue casi una exclusiva, pusieron en escena una canción de la banda Huinca de Litto Nebbia, “Nada Te Detiene” (rescatado de una grabación en vivo y no había sido presentado desde 1971) que no escapó a la descripción del vocalista como “un hito en la historia del hard rock existencialista”. La música siguió con la poderosa ‘Haciendo Real El Sueño Imposible’ a la que se le pegó otra serie de títulos nuevos, empezando por ‘Toda La Mañana’ (compuesta por Fósforo, bajista de la banda) pero no fue hasta después de un chiste introductorio sobre que la letra que “parece haber sido escrita por Laura Ingalls… pero Laura Ingalls bajo efecto de hongos alucinógenos”. Continuando con el espíritu cómico y relajado (un tanto alcoholizado también, se podría decir), haciendo una clara alusión a los movimientos de Pete Townshend en los tempranos años de los Who, a lo que el guitarrista mismo afirmó “Yo por la diferencia de precio les hago el mismo show”, dispusieron al público la coreada “Los Lados B” y el clima jazzero de “Al Espacio” (en una versión plagada de solos y buen gusto), “Rompevientos” y “La Verdad”.

Antes de llegar a la recta final del recital y la presentación de un tema nuevo, más la noticia de la grabación de un DVD, sonaron sobre las tablas otras dos canciones del último trabajo de estudio, “Difícil De Conseguir” y la telúrica “La Sin Nombre”. Para finalizar, un tanto molestos con la administración del lugar que les imponía terminar lo más rápido posible, subió al escenario directamente desde el público un amigo de la banda para cantar uno de los temas más tangueros y porteños de Pez, “El Cantor”.
Como broche de oro, la noche cerró con “Maldición”, que para el deleite de los espectadores y como señal de protesta frente a la mala predisposición de los dueños del local que exigían la retirada de la banda, mostró a un Minimal enardecido e inspirado con su guitarra extendiendo por varios minutos más el final de la canción con una larga serie de solos hasta cuando la banda ya no lo acompañaba sobre el escenario fulminando de manera decisiva con un guiño de humor tocando la introducción de “Stairway To Heaven” de Led Zeppelin.

Fotos: Santiago Paredes




Mail del fotografo: cronicas@recis.com.ar