El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
HABÍA UNA VEZ – TELEPOD
30/03/2007 - Claps

Por: Julieta Berardo - julieta@recis.com.ar

Rock en blanco y negro


Tres eran las bandas que compartían el escenario de Claps el pasado viernes coronando una semana gris y súper lluviosa en la gran urbe. Se trataba de uno de los lugares más interesantes de la actualidad (¿O del pasado?): paredes empapeladas, fotos, espejos, flores, ropa, todo originario de las primeras décadas del siglo pasado. El escenario está bien ubicado y el sonido, muy bueno: dan ganas de volver, habiendo tan pocos lugares con estas características.

Abrió la noche un solista apodado CHARLIE DESIDNEY que luego de su show dejó ganas de averiguar más acerca de él. Se trata de un músico-productor Australiano radicado en Argentina que después de otros proyectos (Actitud María Marta, Lanzas activas, etc) derivó en su banda actual que consta de un baterista, un bajista, un guitarrista y él (en guitarra y voces). Tocaron en total siete temas: un par de su último disco llamado “Limones”, versionados, y varios otros nuevos. Su estilo es puro rock-pop ajustado (mucho coro tarareado, silbado, o con “uu uu uu” ). El disco nuevo saldrá a mediados de mayo; a tenerlo en cuenta.

La segunda banda fue TELEPOD cuyos integrantes, vestidos exclusivamente de blanco y negro, eran como una continuación con la decoración del lugar. Como es habitual Mauro Ruda (guitarrista) apareció lookeado del personaje de La naranja mecánica y el Chino (cantante) esta vez tuvo como protección facial un antifaz al estilo del Zorro y una remera con la cara de Scream… mucho cine encima. No hubo tiempo para sacar la atención del escenario en ningún momento ya que a cada tema se sucedía otro sin pausas, y las pocas veces que el Chino decía algo (loco) se interrumpía a sí mismo precipitadamente con el principio de la canción próxima. El inquieto cantante se manifestó muy bien en su rol de rocker (su lado-b es como cantor de tango en la Orquesta Típica Fernandez Fierro y por lo que dicen, lo hace igual de bien). La banda interpretó varios temas de su disco homónimo más varios nuevos que mostraron su prometedor futuro. Este es un claro ejemplo de las bandas que superan el vivo a la grabación. Quizás esto cambie con su próximo disco, pero para comprobarlo habrá que esperar.

La tercer banda fue HABÍA UNA VEZ. Tuve la oportunidad de conocerlos en una de las ediciones del Late Bs. As. del año pasado y la impresión fue la misma: no suenan mal pero no tienen algo en particular que llame mi atención. Tampoco ayudó el orden: después del delirio que implicó Telepod no era tarea fácil remontar. Pero esto no fue motivo suficiente para que ellos dejaran de dar lo mejor de sí ante la oportunidad de tocar en este lugar. Su estilo es básicamente el rock, mechado con toques de funk y un tecladista en algunos temas. La banda, aún estando muy alejada del carisma de la anterior, cumplió sus set musical correctamente.

Ya quedaba poca gente y la noche continuó puertas afuera, subiendo la escalera como si fuera un viaje al presente por las coloridas calles de la ciudad.