El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
PEZ
06/04/2007 - Peteco's

Por: Javier Prats - cronicas@recis.com.ar

Ni discos de Bob, ni yoga, ni inciensos de anís, ni droga. Así se titula el nuevo tema de pez presentado en este ultimo show, y este es un concepto que bien podría definir a esta banda nacional de culto.

Cayó la noche en la tierra duhaldista de Lomas de Zamora. Pasadas las diez y media, a sala llena, Pez subió al escenario abriendo con un tema poco común: “Viento destino vidamar”, el sexto titulo en su quinto disco Convivencia sagrada. Uno de los discos mas raros que conforma su discografía.
Luego engancharon sin cortar con “No Mi corazón Coraza”, ”Betty” y ”Para Las Almas Sensibles”. Al terminar esta seguidilla de temas, Ariel Minimal guitarrista y líder de la banda, advirtió que descansaría 15 minutos, le pasaron un vaso de vino, e hizo alusión a que no tomaría tanto ya que en las fotos del ultimo espectáculo, había aparecido con una careta de Batman.

El recital continúo, pero esta vez con más poder. Tocaron temas clásicos de sus discos más rockeros y los más progresivos de su última placa: “Hoy”, en los cuales Pepo Limeres encargado del teclado se lucio con largos solos. También hubo una extensa zapada, muy psicodélica, a mitad de “Haciendo real el sueño imposible”.

Entre tema y tema Ariel interactuó bastante con el público como ya es habitual en los shows de Pez.

Llegada la segunda mitad del espectáculo, mostraron su nuevo tema: “Ni discos de Bob, ni yoga, ni inciensos de anís, ni droga”, que muestra un sonido muy característico de Pez, un flamenco rock con tonito melancólico porteño. Mas tarde llegó la hora de tocar “El cantor”, para lo cual hicieron subir del público a un amigo, ya casi habitual.
- ”Seguridad deje subir al señor borracho”, dijo Ariel, prometiendo que era la ultima vez que lo hacía subir a cantar, porque de no ser así ya debería empezar a pagarle.

Finalmente después de casi dos horas de una muy amplía gama de sonidos, pasando por el jazz, el folk, la psicodélia y destacando por sobre todo el rock progresivo, Pez se retiro del escenario con el tema “Maldición”, el segundo en la lista de su estridente disco “Folklore”.

Impecables. Como siempre un sonido subrayable. A pesar de la mejorable acústica del lugar, la banda del gordito de Boedo se lució una vez más, ante más de 200 espectadores, en la zona sur del Gran Buenos Aires.