El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
CAUTIVA - EL OJO DE SANCHEZ
05/05/2007 - Hotel Bauen

Por: Maria De La Paz Spera - paz@recis.com.ar

Luces rojizas rebotaban en las paredes de espejos del Hotel Bauen, intermitentes rectángulos magnificados sobre copas de martinis. Cada tanto un insospechado destello cegaba a uno de los presentes, apuntando con cuidado y precisión a un iris distraído.
Maraña de parlantes y cables, el escenario se mantenía en pie al fondo del recinto. A sus costados, conversaciones se sucedían con la facilidad que las despreocupadas noches de sábado suelen tener. Tal vez interrumpiendo una frase a medio decir, EL OJO DE SÁNCHEZ salió al escenario y, sin preámbulos ni introducciones, dejó que “Versace” hiciera de tarjeta de presentación. Lentamente, las personas migraron de sus cómodos asientos para formar un semicírculo de cabezas que se movían de un lado a otro, acompasados como un reloj suizo.
En su tercer tema, una invitación se extendió a los presentes. “Almuertos”, canción definida por la banda como una mala mañana y un coro final anti-odio necesitaba precisamente que ese coro final fuera coreado a través del recinto, tal vez para potenciar su mensaje. Y luego de la canción, Felipe Guntern (voz y guitarras) agradeció a quienes cantaron. “Y los que no, se perdieron de cantarlo. Exorciza”, dijo, a modo de recomendación.
Despidiéndose con “Serpientes”, primer tema de su nuevo disco (“Podés”), el Ojo de Sánchez dio por terminada una presentación enérgica y dinámica muy acorde a su nuevo disco.

Las conversaciones de sábado siguieron su curso, ahora alcoholizadas y ligeramente incoherentes. Sería más cercano a la verdad denominarlas como balbuceos intercalados con irreverentes conclusiones. Igualmente, sea como hayan sido las charlas de los espectadores, CAUTIVA se hizo presente entre medio de los parlantes para dar su opinión en la discusión.
Hablando de amores desencontrados y enamorados olvidados, el tono reflexivo y melódico de la banda hizo la gente se sentara de a poco en el piso. Un homogéneo conjunto de piernas, brazos y vasos aglutinados unos sobre otros.
Noche de presentaciones como resultó ser, Cautiva se encargó de hacer las introducciones a su DDD: Doble Disco Debut. “Adivina” y “Amarillo” llamaron especialmente la atención, cargados de letras expresivas y la progresiva construcción de un clima de nostalgia teñida de optimismo.
Luego de trece canciones, la banda se despidió con un “Feliz Día Del Inmigrante”. Pero ese mismo público apelotonado sobre el piso hizo escuchar sus demandas y logró que los cuatro integrantes de Cautiva salieran del exilio de su camarín para dar a la noche una última canción de amores desfasados.

Fotos: Lucila Paturzo



Mail del fotografo: lulypaturzo@yahoo.com