El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
DANCING MOOD
20/05/2007 - Niceto Club

Por: Pedro Antoniassi - cronicas@recis.com.ar

Como ya nos tienen acostumbrados, DANCING MOOD otra vez en Niceto, otra vez un domingo. Decir que hacía mucho frío y que estábamos envueltos cual cebollas no es muy original y hasta casi obvio. Pero era así, mucho, mucho frío en la gris Buenos Aires. Llegamos temprano. Para amenizar la espera nos entretenían con buena música y algunos extractos de películas. Había una feria bien nutrida del reggae de acá y con precios bien baratitos (lo más importante).

El ir y venir de los stages nos hacia entusiasmar, nos ponía ansiosos. Ahí nomás me puse a pensar como podía encarar esta crónica. Como ponerle palabras a algo que no lo necesita para nada, como transmitir toda esta buena vibra en unas simples oraciones.
Trece músicos arriban del escenario, de los cuales siete son instrumentos de viento. Ellos, los de “los caños”, se animaron a salir de la sombra natural a la que los relegan y se mandaron pa´ delante con el pecho bien inflado. Se hacen cargo de la melodía y son las principales voces de este gran espectáculo (salvo cuando invitan a algún cantante). La mente maestra detrás de todo esto es el genial trompetista, Hugo Lobo. Encargado de dirigir y arreglar la mayoría de los temas, viejos y nuevos “standar” de jazz, canciones jamaiquinas y alguna que otra canción popera de antaño (como por ejemplo “Yesterday Once More” de los hermanos Carpenter, de su flamante ultimo disco). Reconvirtiéndolos en clave de ska jamaiquino y reggae, llevándolos asi a un nuevo nivel musical.
Se apaga la pantalla, se acalla la música y salen a escena estos monstruos del nuevo jazz porteño. Dos guitarras, un teclado, un contrabajo, un batero, dos trombones, dos saxos, una armónica, una flauta traversa y una trompeta son las armas de estos muchachos para hacer bailar, volar y “flashear” a toda la multitud presente. La ultima incorporación es una percusión que le da ese toque tan caribeño con el que tanto amenazaban, gran adquisición. Hablar de sus cualidades musicales a esta altura es casi una obviedad. Su perfecta ejecución de los instrumentos es realmente enorme y deja disfrutar de esta música no tan masiva, a cualquier persona aunque no sea un experto en este estilo. La onda y el “groove” que emanan contagia a todos y cada uno en este recinto y nos obligan a bailar y a divertirnos como nunca.

Arrancaron con “Straight No Chaser” del magnífico pianista Thelonious Monk y le pegaron “Groovin´High” de Charlie Parker, las dos del ultimo disco. Siguieron mostrando mayoría del nuevo disco, como la logradísima “The Chicken” del grandioso Jaco Pastorius, una de las mas bonitas. Sin olvidar su basta trayectoria discográfica (4 discos) repasaron sus grandes temas: “Police Woman” “A Night In Tunisia” De Dancing Groove, “20 Minutes To Go” “Africa” y “Monkey Man” del primer disco 20 Minutos, “Take The A Train” del segundo disco VOl. 2, entre otras. Se fueron los vientos, solo quedaron Hugo Lobo y el flautista Gustavo Rindilenir en coros, e invitaron al escenario “a la mejor voz de la argentina” (sic) Debora Dixon para interpretar “Exhale” De Groovin´High y “The Look Of Love” de Dancing Groove (el en disco se encarga de las voces Mimi Maura). Volvían los caños y el baile seguía en un llenísimo Niceto.

Mientras más se nos acercaba el maldito lunes laboral la gran fiesta que es Dancing Mood se iba despidiendo, Hugo Lobo nos aviso que en octubre iban a estar haciendo un Teatro Opera con una sinfónica, casi 70 músicos en escena, y que no nos lo podíamos perder porque era una victoria de la música independiente que no se vende y no se baja los calzones ante ninguna presión comercial (mas o menos esas fueros sus palabras). Esa es su lucha y la nuestra también, en cierta medida. Nos alegramos por ellos y por la escena toda, que muestra que se puede hacer mucho prescindiendo de los grandes medios.

Fotos: Gimena Herrera



Mail del fotografo: gimena@recis.com.ar