El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
FUTBOL - GALAPAGOS - LUGAR
14/06/2007 - Auditorio del Bauen

Por: Julian Cerdeira - cerdeira.julian@gmail.com

Jueves de power tríos en el Bauen. Por suerte, los organizadores entendieron que el día en medio de la semana, y la larga jornada a cuestas, ameritaban sillas y mesas para poder disfrutar correctamente el espectáculo. Así que, el público, sentado y tranquilo se dispuso a presenciar esta jornada de rock.
Abrió la noche LUGAR, banda que sigue presentando “Lejos”, su disco debut, editado a fines del año pasado. Sus influencias son fácilmente rastreables: Beatles, Spinetta, Charly… sin embargo tienen un sonido tan definido, que hasta los covers que interpretan suenan a temas propios. Eso que entre ellos se encuentran ni más ni menos que la “Lennon/Mc Cartney” She Said She Said, y “Adela En El Carrusel”, de Charly. El show finalizó con una escena “Jimmi Hindrexca”, con Leandro Troglio (voz y guitarra), arrodillado en el piso, ¡golpeando su guitarra! Situación muy poco frecuente en la escena under nacional, sobre todo en la Argentina post devaluación. Por suerte, a nadie se le ocurrió acercarle un fósforo.

Luego se presentó otro trío, GALÁPAGOS. De entrada, Sepi Antola (guitarra y voz), aclaró que el show iba a constar básicamente de los temas de su último álbum, y, entre sonrisas y miradas cómplices, que la que se estaba viviendo, era una noche muy especial para Tata Wiemeyer (baterista). Y no mintió, Galápagos (el nuevo disco de la banda, editado este mismo año por Venenos Discos), sonó casi entero. Cuando subió invitado Alejo Urbani (ex bajista del grupo), se aclaró por qué era tan especial la noche para el Tata. Con un muy emotivo discurso anunció que ese sería su último show con la banda, luego de casi diez años de permanencia. Juntos interpretaron, “El Rompehielos”, de “1979”, su disco debut. Cerraron la noche con “La Lincenciada Esencial”, último tema de Galápagos. Se nota que los tres muchachos la pasan muy bien arriba del escenario, y que saben brindar un muy buen espectáculo, plagado de bonitas (y bastante elaboradas) melodías, y excelentes riffs de guitarra.

Luego de perder una dura batalla contra una bandera que se resistía a ser colgada, subió al escenario FÚTBOL, una de las bandas más llamativas del momento. Extrañamente, el baterista más carismático del rock nacional, salió al escenario sin sus característicos anteojos, y con una cinta en sus bigotes: “Se me salió la barba”, aclaró. Y después: “Me voy a poner los anteojos para ver un poco”. Cuando uno escucha a Futbol, tiene esa extraña sensación de que sería la banda de sonido ideal para un cuento de Kafka: melodías disonantes que parecen no cerrar nunca; letras que recrean pesadillas con el padre; o Gauchos perdidos, que no pueden regresar a sus pagos. El Gamba (guitarra) fue homenajeado con el correspondiente “Feliz Cumpleaños”, en el trigésimo aniversario de su natalicio. Luego de una furiosísima versión de su clásico: “Madre”, cerraron la noche con “Elio Rossi,” otro número fijo en cada presentación del grupo.
Larga vida a los power tríos. Salú.

Fotos: Maitén Rinaldi



Mail del fotografo: maiten.rinaldi@hotmail.com