El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
JOSE GONZALEZ
14/06/2007 - La Trastienda

Por: Paula Salevsky - paula@recis.com.ar

(Antes de que a las 22hs subiera José González al “encantado” escenario de La Trastienda, tocaron dos representantes del folk local. Pero a rigor de pecar ostensiblemente de falta de profesionalidad, me permito referirme solo al show del solista europeo, por haber sido el único visto y apreciado en su totalidad)

Casi en acuerdo divino el cielo acompaño la noche de jueves y la primera presentación en vivo en nuestro país de uno de los solistas folk obligados a la hora de mencionar nuevas promesas y ese tipo de listas que abundan en las revistas especializadas. Con nombre de guía telefónica, José González (padres argentos, documento sueco) fue el numero principal en la segunda fecha del ciclo Nuevos Aires Folk, que tiene como cara visible y reconocida para el publico local a Juana Molina, quien supo elegir al mencionado cantautor y a Vetiver entre las amistades cosechadas en los años dedicados al indie internacional.

Como se menciona en la salvedad del comienzo, a las 22hs (es necesario felicitar a los organizadores por la puntualidad de todo el evento) desprovisto de cualquier parafernalia un hombre enrulado, alto y desgarbado, se sienta bajo un árbol de hermosa copa acartonada a conjurar hechizos perfectos con su guitarra. Con un talento inmenso en las cuerdas, pero lejos de cualquier refinamiento, González parece desdoblar el instrumento en varios (dos o tres al mismo tiempo) y de golpe el escenario se llena de melodía y canciones preciosas. La iluminación, el árbol, el ambiente, su figura, remiten a un cuento de voz aflautada con quiebres rústicos entre las cuerdas y finales que dejan ganas de seguir escuchando. Canciones, canciones y canciones, de su primer disco Veneer y algún adelanto de lo que vendrá. Juega a deslumbrar sin intervalos, durante el reconocimiento afina la guitarra que deberá sonar distinto para cada nuevo tema, sin levantar la mirada. Toca cerca de una hora y amenaza con despedirse. El aplauso lo devuelve al relato que venia construyendo con poquísimas palabras (en un español coloquial que simpatiza), y hace tres canciones mas. La ensoñación se reanuda, toda la audiencia vuelve al hipnotismo del hombre taciturno y melancólico, y su guitarra atiborrada de ecos disonantes. Una esperada por todos, por el murmullo que genera y el susurro que acompaña: “Heartbeat”. Otra que anticipa la contratapa en tono de Joy División: “Love Will Tear Us Apart”. Se cierra el telón, el protagonista se despide. “Nos vemos”, promete. Sin armas, sin artilugios, ni excesos. La magia de lo que carece de espirales innecesarios, la esencia de lo realmente fascina. Porque no es necesario nada mas. Simple, como su nombre.

Fotos: Luciana Salevsky



Mail del fotografo: paula@recis.com.ar