El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
ROSARIO BLEFARI
29/06/2007 - La Trastienda

Por: Fernando Stefanelli - fernando@recis.com.ar

Si bien “Misterio Relámpago” había salido en la segunda mitad de 2006 y varias de sus canciones habían sonado escenarios de Capital y alrededores en varias ocasiones, la fecha de la presentación oficial se dio recién este viernes 29 de junio. Se adivinan motivos presupuestarios y de agenda, pero sinceramente poco importan: un show de esta banda en un buen lugar es más que suficiente justificativo para acercarse.

Directo desde el trabajo arribé al local de San Telmo cuando la gente comenzaba a llegar en buen número, y sorprendentemente la puerta se abrió incluso antes del horario estipulado. Unos cuarenta minutos después de las 21 hs se escuchó el primer acorde de “Accidente” y por la próxima hora y monedas la atención se centraría pura y exclusivamente en esa menuda y movediza chica con el mameluco con brillos y los tres chicos (Andrea, Javier y Pablo) que la acompañan.

“Misterio Relámpago” sonó en su totalidad, mechado con esos temas que no pueden faltar de “Estaciones”: “Vidrieras”, “Estaciones”, “Mejillas” (los dos primeros más cercanos a sus versiones del EP “Versiones Relámpago”), más “Tuya”, la ya clásica “Partir y Renunciar” y un par de Suarez (la anterior banda de Rosario, para aquellos que no la conozcan): ”Imán” y “Camión Regador”. Como para remarcar lo que decía en el primer párrafo, incluso hubo lugar para tres temas nuevos, bastante promisorios todos ellos.
Al igual que en el disco, la música del cuarteto con esta última formación tiene un tinte más rocker, adquiriendo en ciertos momentos una velocidad cercana a lo punk. Un sólido trabajo en las bases y una guitarra lo suficientemente creativa como para que la notable voz de Rosario pueda lucirse lograron sacudir a las primeras filas, mientras que los de más atrás lo vivíamos más calmos (pero igual de conformes).

Desde los momentos más tranquilos de “Estaciones”, “Cuaderno” o “Desubicado” hasta los estallidos finales de “Debilidad” o “Mejillas”, la respuesta (en forma de aplausos) de las aproximadamente trescientas personas fue más que cálida. Llegando a la medianoche dejábamos el lugar para arrancar el fin de semana con un humor inmejorable.

Fotos: Victoria Gilles Fernandez



Mail del fotografo: victoria@recis.com.ar