El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
FANTASMAGORIA
14/10/2007 - Black Bird

Por: Cristian Villalba - cristian@recis.com.ar

Domingo previo a un feriado, lo que es igual a un Sábado bis. Y como un sábado más, me aprestaba a salir de mi hogar en busca de estímulos nocturnos. La cita elegida para esta noche sería la presentación de Fantasmagoría, encabezada por Gori, alguna vez a cargo de las 6 cuerdas de Fun People, Minoria Activa entre otro, en tierras temperlianas.

Hoy el muchacho se encuentra alejado de su pasado Hardcore y se muestra volcado, de lleno, en su proyecto rockero con aires setentosos, o sea, Fantasmagoría. Con algunos discos en su haber la banda se hizo de un lugar en el turbio mundo under. A fuerza de bellas canciones, de estribillos pegadizos y guitarras acústicas al frente, el trío devenido en cuarteto, en ocasiones, es número fijo entre los amantes del folk vernáculo.
Hacía bastante tiempo que no los veía en vivo y me pareció una buena oportunidad. Era cerca de casa, lo cual suma varios puntos, y en un bonito lugar. Black Bird, la locación en cuestión. Como decía lindo lugar, tal vez para ir a tomar una bebida espirituosa con una dulce señorita, pero no tanto para ir a ver un show de rock. Las columnas en medio del local dificultan la vista, aunque si llegas temprano podes ubicarte muy cerca del escenario (que en realidad no existe, ya que la banda toca sobre el piso). Mi caso no fue éste. Tan sólo un breve puñado de minutos me separaron del comienzo del show y mi arribo al recinto. Ubicado en las últimas butacas, me apreste a escuchar la performance de Gori and company. Sí a escuchar, y a ver un poco.

Para mi suerte el nivel del sonido era muy bueno. Todo apoyado el la optima ejecución de los instrumentos, por parte de los músicos. “Albina” daría comienzo al show pasadas apenas las 23 horas , intenso y ajustado. Una canción tras otra se fueron sucediendo. No hubo respiro para los presentes. “Creer o reventar” llegó enseguida y ahí no más “La laguna”, unos de los temas que más me agradan, y tal vez uno de sus hits. Y mientras unos palitos salados ,acompañados de una verde botella llegaban a mi mesa “No Detengan Su Motor” se hizo presente. Así a lo largo de casi 45 minutos. No hubo pausas, no hubo palabras de por medio. Un escueto: “Hacemos uno más y nos vamos. Ésto fue Fantasmagoría” fue lo único que salio de los labios del cantor en la noche. Las canciones hablaron por él. Y si bien ,esto puede molestar a algunos, el grueso de los concurrentes no parecía ofendido. Dedicados a disfrutar de la música se dejaron llevar sin más.

“Barrio Bajo” para el final y a otro cosa. No hubo bises, no hubo falsos finales. Dijeron que era el último y así fue. A pesar de que el show terminase la noche gozaba de buena salud. En rumbo a esa hora era incierto. Lo importante había sido cumplido.