El domingo la leyenda thrash metal SLAYER se despide del público argentino en el Luna Park - THE OFFSPRING y BAD RELIGION desafían la Macrisis y hacen un show a duo en el LUNA PARK el viernes 25 de Octubre - El sábado 12 de octubre los inoxidables IRON MAIDEN volverán a Velez - El show de BLACK FLAG finalmente fue reprogramado para el sábado 7 de Marzo de 2020 - THE HELLACOPTERS llegará al Teatro Flores el viernes 13 de Marzo de 2020 contacto
ROSARIO BURNING
17/11/2007 - Club Italiano, Rosario, Santa Fe

Por: Magdalena Bonamin - magdalena@recis.com.ar

La cuarta edición se prendió fuego.

Llegamos al club Italiano a las 12.30 de la noche y nos encontramos con un salón antiguo lleno de detalles muy bello y descascarado, casi ideal para la ocasión. Después de pasar por unos pasillos al mejor estilo de antiguo-palacete rosarino, y luego de atravesar la feria de discos y merchandising, entramos al sector donde tocaban las bandas, que tenia un buen escenario de viejo teatro donde en el fondo se proyectaban imágenes acompañando la música. Era la cuarta edición del Rosario Burning y como no se realizaba este año la edición de B.A Stomp en Capital no había con visitas del exterior, pero los organizadores decidieron de igual modo realizar el evento local y convocar un seleccionado nacional de bandas.

Para esa hora ya estaban tocando LOS PRIMITIVOS, banda importante del rockabilly de los 90 de Buenos Aires que estaba presentando su disco “Hasta que caigas muerto” haciendo alusión a sus melodías que eran ideales para comenzar a bailar un poco. Pero la poca circulación de aire cerca del escenario y el hecho de que aun la gente era poca y no estaba en clima hizo que el público se moviera tímidamente. De igual modo los músicos no se mantuvieron quietos y lanzaron una gran dosis de energía, con el cantante montándose al contrabajo por momentos y con un baterista que tocaba parado su instrumento decorado al mejor estilo kistch de cebra y que mantuvo su jopo intacto y en alto hasta la última canción.

Al término de la banda la gente salió disparada a la búsqueda de un poco de aire que parecía no querer entrar por ninguna hendija y que obligaba al consumo en masa de vasotes de cerveza que no tardaban en lograr una consistencia similar a un té. Triste fue la imagen de un piano de cola medio abandonado en una punta del salón, con vasos vacíos encima mostrando cuan lejos estaban sus años de gloria.

Pasados unos minutos y unos buenos temas de fondo, fue el turno de LOS PEYOTES, conocidos por su fusión de nacionalidades peruana-argentina, aunque las malas lenguas dicen que no es cierto y lo hacen para salvar diferencias estéticas. De igual modo ellos prefieren responder, por las dudas, que su ciudadanía peruana quedará en incógnita. La banda invadió el escenario con dientes cavernícolas colgando de sus cuellos, chalecos y algunos miembros hasta se animaron a sweaters rojos, que debieron sacarse con el pasar de los temas, conformado una estética sesentosa-mostruosa. Con mucha presencia sobre el escenario y conformado ya estéticamente todo un show caricaturesco, Los Peyotes nos hicieron pasar de temas garage llenos de gritos y aullidos a otros con reminiscencias psicodélicas con teclados que hacían del baile algo obligado. Estos cinco músicos hicieron que el público atravesara por un cocktail de estilos y que al fin comenzara a encenderse.

El lugar no parecía muy lleno, pero se notaba que la gente estaba muy dispersa por la alta temperatura-ambiente y hay que recordar que la zona del escenario era la más candente. A eso de las tres de la mañana les llegó su momento a THE TORMENTOS, enfundados en camisas negras y rojas arrancaron con el primer tema de su disco "Grab your board" y enseguida colmaron los oídos de los presentes de sonidos marítimos que hacen pensar en fiestas en la playa, películas de Tarantino y autos atravesando la ruta a toda velocidad. Con imágenes de catch y lucha libre de fondo, estos músicos que ya están consagrados en la escena surf nacional repasaron casi todos los temas de su último disco y adelantaron algunos de su próximo larga duración que sobresalieron del resto al ser cantados rompiendo su tradicional modo instrumental. Tormentos que ya estuvo en la ciudad a principios del año con Daddy-O-Grande, uno de los miembros fundacionales del grupo, Los Straitjackets haciendo de banda de acompañamiento, nos dejo muy buenas melodías ideales para mover mucho los brazos y usar de banda sonora en una road-movie .

Finalmente y luego de un sorteo de remeras de la mano de un personaje femenino bastante extraño, subieron al escenario los anfitriones BROKEN TOYS que arrancaron con “Bad Lucy” mientras imágenes de pins ups en plena sesión bondage les pasaban por atrás. Después de estar alejados de los escenarios locales, por estar preparando y ensayando los temas que formaran parte de su nuevo disco, la banda hizo bailar a buena parte de su público que los estaba esperando ansioso. Para cuando tocaron el tema “Así no puedo salir” la gente ya estaba sacudiendo bastante los pies mientras Betty Page nalgueaba con fuerza a su compañera al ritmo del contrabajo.

Finalmente, y pasadas las cinco de la mañana el pesado telón rojo que rodeaba al escenario se cerró sobre los músicos finalizando otra edición del Rosario Burning, que como era la intención, dejó a más de uno en llamas.

Fotos: Lucia Tognarelli



Mail del fotografo: lucia@recis.com.ar